Reymar, de cantar en el bus a grabar su canción con Sony

Reymar, de cantar en el bus a grabar su canción con Sony

El tema que la hizo célebre ahora es interpretada por 16 artistas latinos.

Reymar Perdomo ahora vive en Colombia y da clases de canto.

Reymar Perdomo ahora vive en Colombia y da clases de canto.

Foto:

FOTO: CORTESÍA SONY MUSIC

Por: Liliana Martínez Polo
20 de octubre 2019 , 08:00 p.m.

Dice que su carrera se basa en 'Me fui', canción que al hacerse viral la llevó a la fama. Reymar Perdomo, profesora de música venezolana que migró primero al Perú, habló de la fuerza de esa composición nacida de una catarsis suya volcada sobre un papel sacado de un bote basura en las calles de Lima. Allí se ganaba la vida cantando en buses o en los parques.

El tema se convirtió en himno de los migrantes venezolanos y le dio nuevo aire a su vida. “Ahora hay una maravillosa versión, en la que cantan 16 artistas –cuenta–. Se hizo con Sony Music. Es como un abrazo de todos ellos para que el venezolano sienta el apoyo latinoamericano”.

Lo dijo en su primera gira de medios, tal como hacen los artistas. Algo que ni soñaba un año atrás.

Ahora vive en Colombia. La venezolana, de San Juan de los Morros (estado de Guárico), lleva aquí seis meses. De su país, donde se formó como licenciada en educación integral, especializada en música, salió hace año y medio. “Di clases por 12 años en escuelas rurales para niños de mucha necesidad”, recuerda.

Tiene presente la despedida. “Salí con 200 dólares y el corazón partido. Los estudiantes fueron mi dolor y mi fuerza. No tenía cómo cambiar su realidad. Me quedaba mostrar que si luchas por lo que quieres, en algún momento todo cambia. Me despedí diciéndoles: ‘No sé si volvamos a vernos, pero quiero que sepan lo que intentaré’. Traté de empoderarlos para que sintieran el techo un poquito más alto”.

Me cargué de sentimientos negativos que necesitaba drenar. Encontré ese pedazo de papel y escribí lo que pensaba de todo aquel que creía culpable de mi desgracia


Le dijeron que con los 200 dólares le alcanzaba para ir a Perú. “A Colombia podía llegar caminando, pero se supone que trabajar en Lima es más fácil”.

En el camino, en la frontera con Cúcuta, le robaron la maleta y la mitad de los dólares. A Lima llegó sin ropa ni dinero, a cantar en los buses. Conseguía al día 30 soles (unos 9 dólares) de# los que sacaba para ella y para enviar a su familia. La guitarra se rompió...

“Me cargué de sentimientos negativos que necesitaba drenar –relata–. Encontré ese pedazo de papel y escribí lo que pensaba de todo aquel que creía culpable de mi desgracia. Los insulté a todos: desde mi mamá hasta el presidente. Con el tiempo llegó el ukelele, para el que me alcanzó después de que se partió la guitarra”.

Y le puso música al texto. Lo redujo a ocho versos y un coro. “Me parecía que me burlaba de mí misma –añade–. Le dejé el insulto al presidente y lo canté”.

Pronto hubo conexión entre la gente y su letra. “No solo era mi historia, sino la de muchos que dejan su casa: unos lloran, otros van con rabia. Ninguno quiere irse. Se parece a la condición de refugiado, pues se sale a buscar ayuda, una opción que no sea quedarse a ver morir a los tuyos. Ese fue mi impulso”.

La gente empezó a conocerla. “Me decían: ‘¿Eres la chama que insulta al presidente?’ La canción se hizo viral, el resto es historia...”.

Ser profesora de canto me permitió encontrar a otros colegas venezolanos. No tenemos sede, pero hay 20 alumnos. Haremos un concierto en diciembre

El video llamó la atención del periodista Daniel Samper Ospina. En entrevista, ella le comentó que sus artistas favoritos eran Andrés Cepeda, Carlos Vives y Santiago Cruz. Un día, el periodista la invitó al país. “Me dijo: ‘Vamos a que hagas lo mismo en los buses, para que la gente se sensibilice’. Pero me tenía una sorpresa”. Sus ídolos estaban allí para recibirla.

Regresó a Perú tras una semana en Bogotá. Volvió para el Live Aid Venezuela, en Cúcuta, al comenzar el 2019. Y decidió vivir en Colombia. “Es lo más parecido a mi casa. La gente es más receptiva. Creo que por lo del bus”.

Hoy da clases particulares y forma una academia de música, Rubato Music. “Ser profesora de canto me permitió encontrar a otros colegas venezolanos. No tenemos sede, pero hay 20 alumnos. Haremos un concierto en diciembre”.

Pero había una sorpresa más: “Cuando vine, me dijo Daniel (Samper Ospina) que había una posibilidad de grabar con algunos artistas. Toda la vida había soñado con Sony. Oyes ese nombre en televisión y crees que Sony es una persona con una varita mágica que te hace famosa. Entonces, me llevaron al estudio de grabación y me pusieron a oír la canción. Y empecé a reconocer voces, solo faltaba la mía”.

En la grabación de Me fui, Reymar iba reconociendo a Sebastián Yatra, Silvestre Dangond, Andrés Cepeda, Fonseca, Santiago Cruz, Juan Fernando Velasco, Ventino y más. “Descubrí que no es una canción de venezolanos, sino de inmigrantes”, afirma.

Hoy se ve como una cantautora en cuyas letras, aún por salir a la luz, defiende su verdad. “Escribo para los que, como yo, buscan explicaciones, porque vivimos siempre en aprendizaje. También busco componer para otros artistas, pues entendí que hay inspiraciones que no son para mí, sino para otros”.

LILIANA MARTÍNEZ POLO 
CULTURA​@Lilangmartin

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.