Secciones
Síguenos en:
Así fue la muerte del cantante Rafael Orozco hace 29 años
Rafael Orozco

Rafael Orozco Maestre (1954-1992), cantante del Binomio de Oro.

Foto:

Codiscos

Así fue la muerte del cantante Rafael Orozco hace 29 años

FOTO:

Codiscos

El cantante del Binomio de Oro fue asesinado el 11 de junio de 1992.

Pocos cantantes tienen un carisma como el que tuvo Rafael Orozco. Era una cara tan familiar para los colombianos, como lo eran sus múltiples éxitos vallenatos. Por eso muchos alimentaban la idea de una rivalidad con Diomedes Díaz, otro de los grandes del canto en este folclor. 

Orozco, descubierto por el acordeonero y productor Emilio Oviedo, había conformado con el acordeonero Israel Romero una agrupación que fue un éxito desde su primera canción, La Creciente, en 1976. Su grupo había empezado a darle una estética diferente a las agrupaciones vallenatas, para ponerlos a la par de otras músicas. 

(Puede leer: La leyenda del Pollo Irra, entrevista con Israel Romero acerca de su trayectoria con el Binomio de Oro). 

Y era fácil ver y recordar a Rafael Orozco, con su distintivo lunar, en los eventos importantes y los shows del momento en la televisión colombiana. Además, era demasiado joven para imaginar su temprano final el 11 de junio de 1992.  Este ocurrió después de su regreso a casa, en Barranquilla, tras una larga gira por fuera.

Seguidores y no seguidores de sus canciones mantendrían en su memoria la impactante noticia de la estrella que volvía a casa a compartir con su familia y que justo en una reunión familiar, un festejo, en compañía de sus hijas y su esposa, era baleado y asesinado.

No se necesitaba ser fanático del vallenato para sentirlo, para poner en cualquier dial la radio y oír sus canciones: desde El higuerón hasta Relicario de besos, desde Dime pajarito hasta Sombra perdida y sentirse conmovido ante la tragedia que fue noticia nacional.

Al día siguiente, EL TIEMPO tituló: "Fundador y cantante de El Binomio de Oro fue baleado en Barranquilla" y publicó así la primera noticia acerca del lamentable suceso, del que poco a poco, con el paso de los días, se irían recogiendo más detalles: 

"Un pistolero solitario que se escondía en un edificio en construcción asesinó anoche en un barrio de clase alta de Barranquilla a Rafael Orozco, fundador y cantante de la orquesta El Binomio de Oro".

Agregaba que la Policía informó que el artista llegó sin vida a la Clínica del Caribe "a donde lo trasladó el periodista Favio Poveda Martínez", su vecino. 

Ese texto primero añadió que el artista "salió un momento a la puerta de su casa de la carrera 50 con calle 96A -en Barranquilla-, oportunidad que aprovechó el homicida para descargarle una ráfaga de pistola. La Policía recogió ocho vainillas vacías en el lugar del atentado. Testigos del ataque dijeron que solo una persona cometió el homicidio". 

Agregaba que la fiesta que se realizaba en su casa -que después se diría que era para despedir el año escolar- era en honor a su hija Kelly Johana, a la que le había dedicado varios saludos en los éxitos del Binomio. Y también recordaba los comienzos del cantante al lado de Oviedo y su salto a la fama en el 'Binomio'. También recordó que Orozco había grabado en su último álbum grabado hasta el momento la única cancion de su autoría: Solo para ti, dedicada a su esposa: Clara Cabello (la misma mujer cuyo nombre se menciona en el comienzo de La creciente).

Y recordaba que Orozco era la "segunda gran estrella vallenata asesinada en Barranquilla", pues Octavio Daza Daza, compositor, había muerto de la misma manera años atrás, en 1980. Y días después fue inevitable comparar los adioses de la ciudad a ambos artistas. 

No tardó mucho en hablarse en medios del supuesto triángulo amoroso, al que llegaron a atribuirle la tragedia. Las noticias de los días siguientes empezaron a hablar ya no de "un solo asesino", sino casi de una conspiración. 

"La Policía del Atlántico detuvo a seis personas vinculadas directamente con el asesinato de Rafael Orozco Maestre (...) -decía una noticia del 19 de junio de ese mismo año-. La causa del crimen, aparecer, sería un romance del compositor".

El romance que implicaba a María Angélica Navarro, que en algún momento fue detenida dentro de la investigación, pero fue liberada a los pocos días.  El proceso terminaría acusando a José Reynaldo 'El Nano' Fiallo de ordenarle a su escolta que matara al cantante por estar saliendo con Navarro, su supuesta novia.

(Puede leer: Los archivos judiciales de la muerte de Rafael Orozco).

Fiallo apareció muerto en una calle de Medellín el 18 de noviembre del mismo año, junto con su guardaespaldas: Sergio Alonso González Torres.

(Además: Con la pistola del 'Nano' mataron a Rafael Orozco).

También pasarían a la historia de este crimen los nombres de Alfonso Ariza De la Hoz y Francisco Javier Corena, dos músicos de la agrupación de Diomedes Díaz, que pocos minutos antes del asesinato, fueron a buscar a Orozco con la intención de pedirle prestados unos instrumentos, además de dinero. Se pensó que habían ayudado a sacar al artista de su casa. Aunque la verdad se perdió para siempre pues, el 4 de agosto del 92, después de dar sus declaraciones a las autoridades, fueron sacados a la fuerza de sus casas y desparecieron sin dejar rastro.

Redacción de Cultura
@CulturaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.