El testamento de Astor Piazzolla sonará en Colombia

El testamento de Astor Piazzolla sonará en Colombia

Laura Escalada, viuda del bandoneonista, creó un quinteto que se presentará en Bogotá y en Medellín.

Quinteto Astor Piazzolla

Los integrantes del Quinteto: Sergio Rivas (contrabajo), Lautaro Greco (bandoneón), Sebastián Pruzak (violín), Germán Martínez (guitarra) y Cristian Zarate (piano). Cortesía Teatro Colón

Foto:

Cortesía Teatro Colón

Por: Yhonatan Loaiza Grisales
30 de marzo 2019 , 09:34 p.m.

Astor Piazzolla se levantaba todos los días a las 7 de la mañana. Una hora más tarde ya estaba sentado en su piano, en el que se quedaba hasta las 5 de la tarde y solo se levantaba unos minutos para almorzar. Aquel era su espacio y su tiempo para la composición, y a pesar de que es difícil separar la imagen de este legendario músico argentino del bandoneón, Piazzolla nunca interpretaba ese instrumento en casa.

“Solo lo tocó para desearme feliz cumpleaños”, recuerda su viuda, la cantante lírica Laura Escalada Piazzolla, quien estuvo casada con él desde 1976 hasta su muerte, en 1992.

Para Escalada, presenciar a diario esas diez horas de creación era un privilegio. Ella se sentaba en esa primera fila metafórica mientras su marido, el hombre que revolucionó el tango popular y que recibió la furia de los amantes más acérrimos del género, iba tocando en su mente. “Era impresionante verlo trabajar. Él se sentaba en el piano, escribía, escribía, escribía, escribía, escribía, escribía...”, dice Escalada, mientras garabatea en el aire varias notas musicales imaginarias con su mano izquierda –Astor era zurdo–.

A sus 85 años, Escalada ha transformado su vida en una gira permanente por el mundo irrigando la vasta obra de su marido con el trabajo de la Fundación Astor Piazzolla. El pasado jueves, aquella gira interminable la llevó al Teatro Colón, como antesala de los conciertos que el Quinteto Astor Piazzolla realizará en Bogotá y en Medellín (ver recuadro).

En uno de los salones de este escenario bogotano, en el que Piazzolla se presentó en 1982, Escalada sigue recordando cómo eran de veloces los métodos de composición de su esposo. “Yo a veces lo retaba un poco porque le decía: ‘No lo hagas tan rápido porque van a creer que lo hacés muy fácil’. Y evidentemente lo hacía fácil, porque ya tenía toda la información, que no sé quién se la enviaba”, asegura.

De su esposo, Escalada dice que comparte esa actitud temeraria que le hacía romper cualquier barrera cuando escuchaba un ‘No’. Esa fue una de las razones por las que creó la fundación, pues después del fallecimiento de Piazzolla, se negó a quedarse con los brazos cruzados. El objetivo siempre ha sido lograr que se sigan conociendo las obras del músico, que según Escalada compuso más de 3.000 piezas, de las que solo se conocen unas 2.000.

“Yo creo que detrás de un genio siempre tiene que haber gente que lo siga, que lo dé a conocer en otros países, que la gente que esté muy lejos sepa que hay un nombre musicalmente muy importante en la Argentina, que ha roto todas las leyes posibles del tango; para que de esta manera pueda hacerse en obras chicas, en sinfónicas, en ballet, en cine, en todo lo que se pueda ocurrir...”, añade.

El corazón que bombea la sangre de la fundación es el Quinteto, que era la formación musical que mejor se acomoda a las partituras de Piazzolla, quien en vida lideró tres variaciones del grupo: la primera en la década de los 60, la segunda en 1978 y la último en 1988.

“Él amaba el quinteto –apunta Escalada–. Y amaba tanto a sus músicos que es el único quinteto que vas a ver que tiene solos para cada uno de ellos. Astor fue muy generoso y no le tenía miedo a nada, al contrario, tenía un violinista, escribía que se luciera; para un pianista, también, y así sucesivamente”.

Laura Escalada

Laura Escalada, cantante lírica, se casó con Ástor Piazzolla en 1976. Creó la fundación tras la muerte del músico.

Foto:

Mauricio Moreno. EL TIEMPO

El actual quinteto, que llega a Colombia en medio de su gira Revolucionario, está conformado por Sergio Rivas, en el contrabajo; Sebastián Pruzak (violín), Germán Martínez (guitarra), Cristian Zarate (piano) y Lautaro Greco, quien tiene la tarea de interpretar el mítico instrumento del bandoneón. Según Escalada, de todos los bandoneonistas que ha escuchado, Greco es el que más se acerca a la textura que lograba Piazzolla.

“Él tiene una responsabilidad que tomó muy bien. Yo se lo dije: ‘Vos tenés que tocar según tus sentimientos. Nunca hay que imitar a nadie’. Van a escuchar que pone lo que siente”, dice Escalada sobre Greco, que curiosamente nació un 11 de marzo, el mismo día que Piazzolla (aunque el fallecido compositor nació 66 años antes).

La batuta de estos cinco músicos es Julián Vat, un prestigioso director musical que logró a conocer a Piazzolla en curiosas circunstancias. Darío Vaccaro, manager del Quinteto, cuenta que Vat iba caminando por las calles de Buenos Aires cuando vio pasar en un carro a Astor y a Laura. Emocionado, cogió un casete en el que había grabado algunos temas de su grupo de entonces, anotó su teléfono y se animó a lanzarlo al carro, acompañando el regalo con un saludo de admiración y pidiéndole al maestro que escuchara su música.

La respuesta de Piazzolla fue invitar al grupo de Vat a su casa y además pedirles que lo acompañarán a tocar en la ceremonia en la que la ciudad de Buenos Aires lo nombraría ‘Ciudadano Ilustre’.

Escalada decidió prolongar esa relación convocando a Vat para que dirigiera la nueva formación del Quinteto. “(Vat) Nos ha aportado un gran prestigio, que es lo principal, y nos ha aportado el hecho de que a Astor se lo conoce mucho más y se lo discute menos, y menos en Buenos Aires, que es el lugar en donde más le dieron con un hacha”, agrega.

***

Astor Piazzolla

Astor Piazzolla revolucionó el tango, lo que en su época le causó sufrir la furia de los defensores más acérrimos del género.

Foto:

Archivo particular

Piazzolla nació en Buenos Aires, pero muy niño su familia emigró a Nueva York ante la crisis social y económica que atravesaba su país. Allí, el pequeño se interesaba por géneros como jazz y las composiciones clásicas de Bach, mientras su padre, que le regaló su primer acordeón, escuchaba con nostalgias los tangos de su hogar. Así se fue formando el cromosoma musical que determinaría la vida de Astor, que empezó a imprimirle a sus tangos los elementos de otros estilos musicales.

“Por eso hay mucho ritmo en sus obras; la gente del jazz lo sigue mucho, porque hay mucho mezclado, pero siempre está el tango, a muerte. Es un tango más evolucionado también, pero siempre está”, explica Escalada.

De esa revolución tanguera de Piazzolla nacieron verdaderos clásicos como 'Adiós Nonino', que le dedicó a su padre; 'Las cuatro estaciones porteñas', inspirada en la serie de conciertos de Vivaldi, y 'Lo que vendrá', que fue el primer tema del músico que escuchó Escalada, quien asegura que recoge la esencia más pura del músico.

“ 'Lo que vendrá' es como un signo premonitorio de todo lo que está ocurriendo ahora en torno a su figura. Él sabía que estaba fuera de tiempo, sabía que el tango podía evolucionar, pero en ese momento era como tocar a la madre, o tocar a la familia, o a la patria. El tango era intocable”, dice enfática.

Por eso, por atreverse a tocar el género más emblemático de su país, le generó más de una experiencia agria. En Argentina lo llegaron a llamar el ‘Asesino del tango’, lo criticaban porque sus temas supuestamente no se podían bailar, los taxistas se negaban a llevarlo y en la radio lo prohibían, esgrimiendo la excusa de que sus canciones eran demasiado largas (podían llegar a durar 7 minutos). A esta última barrera, Piazzolla respondiendo componiendo un tango corto y con una duración explícita en el título: 'Tres minutos con la realidad'.

Hay mucho ritmo en sus obras; la gente del jazz lo sigue mucho, pero siempre está el tango

Según Escalada, el músico respondió a todo ese rechazo como cualquier racional. “Le importaba un pito porque él sabía muy bien lo que estaba haciendo. A él le fastidiaba y le dolía que fuera su propio país el primero en rechazarlo; pero no pasó de ahí, él siguió su camino”, añade.

Pese a esa difícil retroalimentación, tuvo una relación cercana con otros ídolos del tango como Carlos Gardel, rostro universal de este género, y Aníbal ‘Pichuco’ Troilo, otro ilustre bandoneonista. A este último, le hizo los arreglos de varios tangos –tangos que paradójicamente, y según cuenta Escalada, todo el mundo bailaba–.

Con Gardel la relación fue más temprana, pues Piazzolla lo conoció de niño, cuando el ‘Zorzal Criollo’ grababa sus películas en Estados Unidos. De alguna manera, cuenta Escalada, Gardel se enamoró de ese chico que hablaba un castellano medio raro, y al que le pedía que le enseñara frases en inglés para decirles piropos a las chicas que lo esperaban a las salidas de sus grabaciones. Incluso le dio un papel en su película 'El día que me quieras', nombrada igual que uno de sus tangos inmortales; lo llevó a su casa en donde su madre le cocinó los platos predilectos de Gardel, y le pidió a los padres del joven bandoneonista que lo dejará ir a la gira que iba a emprender a Colombia, en donde la estrella del tango quedó sepultado en las llamas de un accidente aéreo en Medellín.

“Como no era su destino, (los padres de Astor) le dijeron a Gardel que no porque era muy chico. Y ahí fue donde perdimos al grande de los grandes, que fue Carlos Gardel, y que seguirá siendo por milenios”, dice Escalada, que añade que la presentación del Quinteto Astor Piazzolla en Medellín es muy significativa, pues se convierte en una especie de devolución que su esposo le hace a Gardel por no haberlo podido acompañar en esa gira.

Conciertos en Colombia

El Quinteto Astor Piazzolla se presentará en Bogotá el 6 de abril, a las 7:30 p. m., y el 7 de abril, a las 5 p. m., en el Teatro Colón. Calle 10 n.° 5-32. Boletas desde 35.000 hasta 95.000 pesos. También estará en Medellín, el 9 de abril, a las 8 p. m., en el Teatro Metropolitano. Calle 41 n.° 57-30. Boletas desde 55.000 hasta 95.000 pesos.

YHONATAN LOAIZA GRISALES
EL TIEMPO
En Twitter: @YhoLoaiza

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.