Cerrar
Cerrar
Prince estrena álbum cinco años después de partir
Prince

'Welcome 2 America' ya está en todos los formatos.

Foto:

Legacy Recordings

Prince estrena álbum cinco años después de partir

'Welcome 2 America' ya está en todos los formatos.

El viernes se lanzó 'Welcome 2 America', el primer disco póstumo de la leyenda del pop. 

Cuando la revista Rolling Stone le preguntó en 2014 qué quería para su obra después de su muerte, la leyenda estadounidense del pop Prince se mostró característicamente nebuloso. “No pienso en después”, sentenció, aunque su legado y la naturaleza profética de su nuevo álbum, presentado de manera inédita hace dos días, indiquen lo contrario.

De hecho, el New York Times lo anuncia así: “Prince hizo Welcome 2 America en 2010. Habla de 2021”.

Se trata de una grabación nunca antes publicada que permanecía en la bóveda de Paisley Park, el enorme complejo que Prince mandó construir cerca de Mineápolis, Minesota (Estados Unidos), en el que vivía y grababa.

(También puede leer: Billie Eilish incorpora un sonido más adulto en su nuevo álbum).

Welcome 2 America es un álbum de 12 temas terminado en 2010 y archivado por razones desconocidas en la bóveda del complejo.

Según The Guardian este es “El mejor álbum que Prince hizo en las dos últimas décadas de su vida”.

Este nuevo álbum es atractivo no solo por el hecho de ser material completamente desconocido por el público cinco años después de la muerte de Prince, sino porque ofrece una visión profética de las luchas sociales, el racismo, la fractura política, la tecnología y la desinformación que impera en estos días en Estados Unidos.

Él quería, creo, un país que realmente represente lo que dijo querer representar: libertad y justicia para todos

Según Legacy Recordings, el sello que publica el trabajo, a lo largo de la canción que le da nombre al álbum, “Prince pronuncia un mordaz soliloquio de palabras habladas sobre los paracaídas dorados, la naturaleza superficial de las redes sociales, la cultura de la celebridad alimentada por la telerrealidad y los monopolios corporativos en la industria musical”. Fusionando lirismo con un funk suave, Prince describe a EE. UU. como “land of the free / home of the slave” (tierra de los libres / hogar del esclavo).

Activismo hacia el futuro

Murió el 21 de abril de 2016, a los 57 años, así que no alcanzó a saber que en Mineápolis, su amada ciudad natal, estallaría en un furor de protestas tras el asesinato del ciudadano negro George Floyd a manos de un policía blanco.

Pero Prince era un activista de carrera que abogaba por el empoderamiento de los afroestadounidenses, no solo en la industria discográfica.

“You go to school just to learn / about what never existed” (Vas a la escuela solo para aprender / sobre lo que nunca existió), canta Prince en el tema de cierre One Day We Will All B Free (Un día todos seremos libres).

En el álbum, Prince lanza “un ataque como enfocado con un láser a la condición de Estados Unidos”, dice Morris Hayes, quien durante largo tiempo fue tecladista y director musical de Prince y quien coprodujo el álbum después de más de una década.

(Le puede interesar: Kogiman: ‘En la ducha cantamos canciones de Bob Marley’).

“Realmente me gustó el material crudo, y en lo que respecta a mi producción, solo quise mantenerlo en bruto y no interponerme en lo que trata de decir”, adelanta Hayes.

Para él, el ‘Principe’ del pop “era un adelantado, un sabio sentado en algún lugar del Himalaya.

El lugar se convirtió en sitio de peregrinación aun antes de la muerte del artista, a los 57 años, y hoy tiene vida nueva como museo. Seis días a la semana sus fans pueden visitarlo

“Él quería, creo, un país que realmente represente lo que dijo querer representar: libertad y justicia para todos”, analiza Hayes en una entrevista con la AFP. “Y sabemos, dolorosamente, que ese no es el caso”, agregó.

Hayes explica que Prince, que no cargaba celular y memorizaba los números de teléfono necesarios, también habló sobre la libertad en lo que respecta a la tecnología y los dispositivos, los cuales consideró como algo que “ató de manos a la gente”.

El álbum aborda temas decididamente importantes: Running Game (Son of a Slave Master) se centra en el racismo, mientras que Same Page, Different Book toca temas religiosos. Sin embargo, también incluye una mezcla de música bailable y lenta.

Más de 8.000 canciones, según la sabiduría popular ‘princiana’, están almacenadas en la bóveda debajo de Paisley Park, aunque parte de su contenido fue trasladado a Iron Mountain, un depósito con clima controlado en Los Ángeles, California.

Hayes recuerda que a mediados de la década de 1990, Prince le comentó que se había tomado un descanso por primera vez. “Dijo que nunca en su carrera se había tomado una semana en la que no escribiera una canción y tomara su guitarra”.

Cuidar su memoria

La divulgación del vasto tesoro musical de Prince es un tema delicado; la superestrella controlaba su trabajo, su imagen y su enigmático personaje cuidadosamente construido. Hacer lo correcto no es un desafío menor.

(Le recomendamos: Falleció Dusty Hill, el bajista de la mítica banda ZZ Top).

Anteriormente se relanzaron versiones ampliadas de álbumes emblemáticos de Prince, como 1999 y Sign O’ The Times, junto con demos de canciones que él escribió y que eventualmente se convirtieron en éxitos de otros artistas.

Prince, que manejó su patrimonio, ahora en manos de su hermana y cinco medio hermanos, nunca fue claro acerca de sus intenciones de qué hacer con su trabajo no editado, aunque tomó medidas para preservar sus cintas, películas, guiones y música, junto con su complejo de Paisley Park, dando a entender que quería que fuera compartido.

Paisley Park, el santuario de Prince

Para el ojo desinformado, Paisley Park, casa y estudio de Prince en los suburbios de Minesota, podría ser cualquier otra cosa: un centro comercial abandonado, un lugar gubernamental o un edificio de oficinas al uso.

Solo una estatua púrpura de unos 3 metros, símbolo del amor por el que el artista tuvo una disputa con su sello, revela que el complejo, de 6.000 metros cuadrados, pertenecía a Prince. Paisley Park fue hogar y fuente creativa de la estrella del pop, un santuario donde pasó casi tres décadas.

Con cuatro estudios de grabación, uno de sonido y un club, Paisley Park acogió durante años a artistas como Madonna, Miles Davis y Patti LaBelle.

(Además: ¡Felices 78 años para su majestad Mick Jagger!).

Fue en su bóveda donde se encontraron grandes cantidades de material inédito, como el álbum nuevo.

El lugar se convirtió en sitio de peregrinación aun antes de la muerte del artista, a los 57 años, y hoy tiene vida nueva como museo. Seis días a la semana sus fans pueden visitarlo a precios de entre 45 y 160 dólares, según el recorrido que elijan.

-MAGGY DONALDSON*
AFP - Nueva York
* Con datos de otras fuentes

Mis Portales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.