Secciones
Síguenos en:
Junior Jein: una estrella del Pacífico que apagó la violencia
AUTOPLAY
Extorsión por $ 300 millones la hipótesis de la muerte de Junior JeinExtorsión por $ 300 millones la hipótesis de la muerte de Junior Jein.
Junior Jein

Tomada de Instagram

Junior Jein: una estrella del Pacífico que apagó la violencia

Alcanzó la fama y trabajó por su tierra: el músico, pionero de la salsa choke, fue baleado en Cali.

En noviembre del año pasado, Junior Jein unía su voz a la de otros artistas del Pacífico para clamar justicia: el asesinato de cinco menores en un cañaduzal de Llano Verde en Cali fue el origen de una canción que se convirtió en un himno, incluso en los días pasados cuando se vivieron las violentas protestas del paro nacional. ¿Quién los mató?, se preguntaba Jein junto a Nidia Góngora, Hendrix y Alexis Play, autores de la canción que se refería directamente a la masacre, pero también al racismo, la violencia y la desigualdad que han impactado por años a esa región del país.

“ ‘¡El pueblo no se rinde, carajo!’ es un grito que ha identificado a mucha gente. Hablemos específicamente del Pacífico conformado por cuatro departamentos. Cuando la gente dice eso identifica a todo los pueblos que lo habitan: Buenaventura, Quibdó, Cali... Es un grito que representa esa unidad, esa lucha que no es solo de ahora sino de siglos. Y chévere poder, desde la música, hacer eco de ese grito de lucha y de esperanza. Es un código que significa mucho. Ha calado y ha llegado a la mente de las personas e invita a reflexionar”, decía Jein en una entrevista con este diario. Su voz siempre fue solidaria, vinculada a causas comunitarias y sociales en Cali o en su natal Buenaventura.

En la noche del domingo 13 de junio, Harold Angulo Vencé –como se llamaba Junior Jein– iba a presentar su show en la discoteca A otro Nivel, en el sur de Cali. Estaba ansioso por interpretar en vivo su más reciente lanzamiento, La recompensa. Sin embargo, en hechos que aún no se han esclarecido por completo, fue baleado cuando ingresaba al establecimiento. Luego del ataque sicarial, sus amigos lo llevaron a un centro médico, a donde llegó sin signos vitales.

(Siga leyendo: Asesinan a cantante Junior Jein en Cali; sicarios estarían tras crimen)

El comandante de la Policía Metropolitana de Cali, brigadier general Juan Carlos León, reveló que los presuntos sicarios –que fueron detenidos en la zona luego del ataque– portaban un fusil calibre 5.56 y una pistola.

El oficial admitió la posibilidad de que el ataque sicarial pudo estar dirigido en contra de otras personas y no contra el cantante. En la balacera, una mujer, que no fue identificada, resultó herida en una pierna.

Jein tenía 38 años. Se había instalado en Cali en la década de 1990 con la intención de estudiar en la universidad: su padre quería que fuera abogado, pero él soñaba con cursar Music Business (carrera que no existía en esa época). Se inscribió en Publicidad. Pero la música corría por sus venas; desde su infancia y adolescencia había integrado varias agrupaciones, una de ellas La Family Rap, donde obtuvo notoriedad. Después de intentar con varios grupos, fundó su sello discográfico, Metiendo Mano Récords, con el que produjo en el 2004 su primer álbum solista, titulado Pegando duro.

(Además: ¿Qué se sabe del crimen del cantante Junior Jein?)

Autoridades y artistas del país lamentaron la muerte de ‘el Caballo’ y ‘el Señor del Pacífico’, como lo apodaban.

“Mataron a Jein porque en Colombia el talento no alcanza, ni es suficiente. La vida de los negros no vale. La juventud en Buenaventura siempre estuvo sola. Fortaleza a su familia. Estamos llorando, carajo”, escribió en su cuenta de Twitter Goyo, integrante de ChocQuibTown.

La ministra de Cultura, Angélica Mayolo, también oriunda del puerto vallecaucano, escribió: “Hoy el Pacífico está de luto y con profunda tristeza por el fallecimiento de Junior Jein. Fue una voz representativa de Buenaventura y el Pacífico. Su aporte a la música urbana en el país fue enorme”.

Junior Jein vivió en carne propia la necesidad: desde que corría por las calles bonaverenses hasta cuando no tuvo un peso para coger un bus en Cali. En el 2005 saboreó el éxito con Puro vacilón. Fue el primero de muchos que sonaron en la radio a la par de canciones de ídolos del género urbano, como Don Ómar. Le siguieron Lo que no sirve se vota, Diciembre (canción para la Fería de Cali), Puro soye, Turin Turán y Bam Bam Bilan. A Jein se le considera uno de los precursores de la salsa choke, que se popularizó en el 2014.

A la par de su carrera artística, incursionó en la venta de ropa y accesorios con una línea propia, y era el gerente de la empresa El señor del Pacífico, que comercializa licores artesanales de esta zona del país: viche, tumbacatre, tomaseca y arrechón.
Aunque los presuntos sicarios fueron detenidos, las autoridades anunciaron una recompensa de 250 millones de pesos para hallar a los autores intelectuales del crimen.

(Si nos lee desde la app de EL TIEMPO, vea aquí el contenido)

Seguidores de Jein llegaron hasta la avenida Roosevelt con carrera 37, en Cali, para rendirle un homenaje con flores. En su natal Buenaventura caravanas de motos recorrieron las calles, con banderas y bombas blancas –y, claro, su música a todo volumen– para despedirlo. ‘El Caballo’ era un símbolo de la cultura afro, un trabajador incansable y un hombre que jamás dejó de mirar a su pueblo y sus necesidades.

CULTURA
En Twitter: @CulturaET

Le recomendamos también
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.