Secciones
Síguenos en:
‘Patria y vida’, la nueva música cubana sin metáforas
Descemer Bueno, Yotuel Romero y Gente de Zona, algunos de los músicos que participaron en la producción.

Descemer Bueno, Yotuel Romero y Gente de Zona, algunos de los músicos que participaron en la producción.

Foto:

FOTO: BASILIO SILVA

‘Patria y vida’, la nueva música cubana sin metáforas

Yotuel Romero, de Orishas, se unió a Gente de Zona, Descemer Bueno, Maykel Osorbo y El Funky.

Yo quiero que cuando mi hijo crezca y aprenda qué es una dictadura y lo mala que es, le pueda decir que desde lo que tengo, que es mi voz, he sido un luchador duro contra el régimen”, dice Yotuel Romero, uno de los integrantes del grupo cubano Orishas.

Profundamente político desde la música, Romero lleva dos canciones en línea pidiendo cambios en la isla: Patria y vida y Ámame como soy, que nace de un tema de Pablo Milanés.

Pero, sin duda, Patria y vida es la que más resonancia ha tenido. Es hora de que aboguemos por tener una patria y una vida”, agrega sobre este rap que interpreta con Gente de Zona, Descemer Bueno, Maykel Osorbo y El Funky.

La canción ya tiene más de tres millones de descargas, está escrita con léxico muy cubano, que acude al dominó (uno de los juegos favoritos en la isla), a sus fichas, y a espacios y terminos muy específicos como los solares o la ‘jama’ (la comida), y ofrece una voz rebelde y directa:

“No más mentiras. / Mi pueblo pide libertad, / no más doctrinas. / Ya no gritemos patria o muerte sino patria y vida. / Y empezar a construir lo que soñamos, / lo que destruyeron con sus manos”, dice uno de los apartes de la canción.

Romero salió hace 20 años de la isla y le preocupa lo que pasa con sus familiares y amigos que viven allí. “Están en mi corazón siempre y es muy difícil saber cómo a ellos los ponen en mi contra con campañas difamatorias, como si fuera yo el mal elemento”, afirma.

El músico dice que no son menores los ataques del régimen en su contra: “Desde decirme que hago parte de la CIA hasta que soy un esbirro”.

En la televisión estatal hicieron un artículo en contra de la canción y lo mismo sucedió en Granma, el periódico oficial de Cuba, donde fue primera plana y en varias páginas descalificaron no solo el tema, sino a los músicos que estuvieron en la grabación. Les han dicho “terroristas musicales”.

Grabada entre Miami y La Habana, Patria y vida es, como dice su creador, un inicio para ratificar “que no nos gusta lo que pasa. Es una dictadura que solo afirma que si no estamos con ella, nos morimos, porque ese es su eslogan: ‘Patria o muerte’. La vida no puede ser un canje con la muerte, hay que respetar el pensamiento diferente. Los grandes gobiernos se construyen con las ideas propias y las contrarias. El lema de esta dictadura es el mismo del hombre que dice que si una mujer no es para él, no es para nadie”. De paso, dice que el régimen degrada a la comunidad afro.

Patria y vida nació primero como Ojalá pase, tomando apartes de Ojalá, de Silvio Rodríguez, “esa de ‘ojalá pase algo que te borre de pronto’ y que generó polémica. A Silvio no le gustó, y menos enterarse de que teníamos los derechos. Solo la podíamos sacar por YouTube y no en todos los países, así que cuando hicimos el remix, le quité la parte de Ojalá para que así se pudiera oír en todo el mundo”.

En su opinión, Silvio Rodríguez “no se comportó. Una de sus canciones más emblemáticas inspiró mi canción, pero no la apoyó”.

De todos modos, Patria y vida se resolvió de la mejor manera. Y resolver es el más importante verbo en Cuba, “donde cada día hay que ‘resolver’ la comida que cada vez es más escasa, donde los jóvenes no tienen futuro”, cuenta el músico.

El antieslogan de la revolución cubana, la contra a ‘Patria o muerte’, que es Patria y vida, resume, según Yotuel Romero, la frase de José Martí, el llamado apóstol de la independencia cubana: “Ser culto es el único modo de ser libre”. El músico también ha apoyado el movimiento artístico San Isidro.

Incluso, en Cuba hubo un movimiento en redes por parte del Gobierno para desvirtuar la canción, promovida por Miguel Díaz-Canel, actual presidente de la isla.

“Pero lo peor fue ver cómo en mi país, el ministro de Cultura, Alpidio Alonso, agredió a varios activistas y artistas independientes en una marcha pacífica, golpeando a un periodista que grababa los hechos. Eso es increíble. La ventaja es que con las redes, todos estamos, todo se ve”, dice.

“Ellos (el Gobierno de la isla) siguen diciendo que su sistema es el mejor, pero hasta ahora nos hemos ido dos millones de cubanos, muchos han muerto en el mar o en la selva buscando una nueva vida. Yo encontré el camino y he podido vivir en democracia, aceptando las diferencias”.

El fin de semana pasado, una caravana en Miami apoyó la canción, mientras en La Habana detenían a Maykel Osorbo, reconocido en la isla no solo como músico, sino como crítico.

“No puedo ver a mi gente sufriendo más. Mi voz tiene que servir para causas positivas. Bienvenidos los premios, el ingreso a las listas Billboard, los conciertos y las giras, pero primero mi gente”.
Incluso, Romero estuvo en el Parlamento Europeo hablando de la necesidad de democracia en Cuba.


Mientras llegan otros momentos para Cuba, cada día, a las 8 de la noche, en muchas casas de esta isla, que está a 90 millas de las costas de la Florida, se oye el mensaje y la música de Patria y vida, a todo volumen o pasito, pero se oye.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.