Vivir en la Sierra Nevada le cambió el sonido a Naty Botero

Vivir en la Sierra Nevada le cambió el sonido a Naty Botero

Sentirse empoderada le inspiró a Naty Botero dos álbumes distintos: ‘In Dios’ e ‘In Love’.

Naty Botero, cantante colombiana

Naty Botero, cantante colombiana, presentó este año dos álbumes con una nueva sonoridad.

Foto:

Ramsés Larrota

Por: LILIANA MARTÍNEZ POLO
21 de agosto 2018 , 04:32 p.m.

El amor llevó a Naty Botero a vivir entre el mar y la Sierra Nevada de Santa Marta. La ruptura la llevó de cabeza a los estudios musicales a componer y a grabar.

El resultado se puede apreciar en dos álbumes a los que bautizó 'In Dios e In Love'. “Son diferentes en sonidos y en temáticas –explica la cantante–. Así que decidí que fueran dos. Venía de la Sierra cargada de ritmos más tropicales, con temas más sociales y más fuertes, esos eran de In Dios. Los de In Love son más pop y electrónica, en el que está Rompe, una champeta reguetón siempre alternativa, a dúo con Cata Pirata”.

Justamente, el video de esta canción es su lanzamiento más reciente, en él la cantante se acompaña de diferentes figuras de la comunidad LGTB. 

También está el video de Llore de felicidad, canción que hizo a dúo con Charles King...

Ese está en In Dios. Tiene una exploración de sonidos de la Costa Atlántica y ambiente del carnaval y de lo vivido allá en estos ocho años, desde que me fui.

¿Por qué se fue?

Tenía un amor de mi vida... Terminamos y saqué el disco, porque cuando uno termina está empoderado. Los amores inspiran, terminar también.

Estaba la sensación de no encajar en nada de lo que el otro quería y la necesidad de responderme ¿qué quiero yo? Porque llevaba una relación de ocho años, tratando de convencerlo de que yo era la mujer de su vida y que tuviéramos un hijo y él no quería.

Al final, no tuve el hijo, pero sigo siendo música. No digo que un hijo me lo vaya a impedir, pero resultó un disco de mucha libertad. Las canciones son de fuerza, de baile, no de estar triste…

Pudo irse por letras y sonidos más tristes....

Hay algunas canciones que sí: está la balada Se va, sobre algo que no funcionó. Pero la mayoría de canciones son alegres, porque me daba fuerza a mí misma mientras volvía a conectarme con el canto.

Para componer necesito estar empoderada o no me sale. Por ejemplo, en Llore de felicidad, Charles King tenía la pista hecha, la oí y le pregunté: “¿Puedo meterme?”. Me puse a escribir, a los diez minutos le dije: “Pon play”. Me salió la canción de la rabia que tenía, pero era una rabia feliz porque todo había terminado.

Entonces, no se considera depresiva...

Lo soy, por eso tengo que hacer música alegre. En mi adolescencia sí me sentí así, ahora no. Encontré el antídoto en buscar cosas que me inspiren, por eso necesito hacer música. Se me volvió un arma para curarme. De eso se tratan In Dios e In Love: de estar con Dios y estar con amor, pero después de despertar y saber que no tienes que convencer a nadie de que te quiera, de que solo te debes convencer tú y si lo estás, esa es tu medicina. Es un álbum de amor propio.

¿Cómo es lanzar dos álbumes al tiempo?

Lanzamos una canción de In Dios y otra de In Love. Dos al tiempo. La de In Dios es la de Charles King; In love va con Rompe. Todo el disco se grabó en Minca (población de la Sierra Nevada), donde un amigo, el productor Christian Castagno tiene un estudio llamado La Caja, donde grabaron Bomba Estéreo y Systema Solar. Lo busqué para grabar una sola canción y me dijo: ‘Hago un álbum o no hago nada”. Él cree en los discos. Así que trabajamos cuatro meses. Fue perfecto, pues no tenía nada más que hacer que enfocarme en la música.

¿Cómo iba su carrera antes de mudarse a la Sierra?

Sony me firmó en Bogotá con Te quiero mucho (2006). Yo era una rumbera en Nueva York, así que no he parado de hacer música bailable. Sony dijo que haríamos solo un disco, que fue Adicta (2010), en el que hice un dúo con Joe Arroyo. Después me fui para México a guerrear. Allá me dijeron que lo lanzarían, pero no pasó nada.

Entonces, me reconecté con un amigo de toda la vida, nos conocíamos desde los 12 años, y dijo que se iba a vivir a Palomino y le dije: “Me voy contigo”. Ahí nos enamoramos...

¿Pensó en dejar la música?

No la dejé, pero, imagínate: irte de la ciudad al campo donde se va la luz tres días seguidos. Pero también lo necesitaba, porque estaba perdida en México: la industria es difícil, necesitas dinero, tienes que sonar en radio y no sabes cómo, pero lo que quieres es cantar y no sucede.

Entonces, me fui para encontrar lo que de verdad me gusta, saber quién soy, conectarme con la tierra y ver que no todo es dinero e industria. Había otras cosas: hacer una casa, tener huerta, conocer a los indígenas, hacer trabajo espiritual con ellos. Hicimos brigadas de salud, donamos libros a colegios, hacemos ‘sembratones’ de árboles.

Y por eso, por cada álbum vendido sembrará un árbol...

Por cada venta en iTunes o directamente conmigo (info@natybotero.com), mandamos el álbum a domicilio firmado y sembramos un árbol. Son árboles nativos. Elegimos entre los que dan comida: mangos, guanábanos… o los que guardan agua, como los higuerones, robles, caracolís y guayabos.

Después de toda esta nueva experiencia, ¿en qué cambió su sonido?

Si no hubiera vivido en la sierra, no habría hecho nunca una cumbia como Cucurucumbia. También hay boleros que llegan de influencia cubana, con reggae, dance hall, hip hop. El bolero Diferente es un himno a ser tu mismo. Salió al dejar el intento de encajar en la industria. La música no tiene que ser solo un producto, puede ser sanación o una expresión del alma.

LILIANA MARTÍNEZ POLO
CULTURA EL TIEMPO@Lilangmartin

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.