Secciones
Síguenos en:
Nacho hace música con talentos jóvenes venezolanos
Nacho, cantante venezolano

Nacho, cantante venezolano, recordado por la canción Bailame, presenta su tema Low, con dos jóvenes artistas.

Foto:

Prensa Nacho

Nacho hace música con talentos jóvenes venezolanos

'Tengo la bendición de tener la nacionalidad del sitio que me adoptó: Colombia', dice el artista.

Cuando le cancelaron el pasaporte, en febrero de 2016, Nacho ya era una estrella de la música latina. Años atrás, en el 2010, su éxito Mi niña bonita, al lado del también cantante Chino, con su mensaje positivo y alegre, había generado una poderosa recordación a la que le siguieron otros hits.

Pero sus opiniones críticas ante el gobierno de su país generaron una represalia inesperada: cuando llegaba a Maiquetía, en un vuelo desde Miami, descubrió que le habían cancelado el pasaporte.

Pero su agenda de viajes no se canceló. En el 2019 recibió la nacionalidad y el pasaporte colombianos.

La pandemia lo sorprendió en Venezuela, pudo estar en casa y, de paso, encontró otras formas de apoyar a la gente, hacer más música y descubrir nuevos talentos.
Parte de esto es la canción Low, que grabó junto con dos jóvenes promesas musicales: Neel y Marval.

“Estoy en Maracay -explicó al comenzar esta charla con EL TIEMPO-. En el último año ha pasado de todo: hice mucha música con noveles talentos de Venezuela, que me han traído un nuevo frescor, como los que me acompañan en Low. También soy papá de una niña. Tenía cuatro varones, ahora tengo la princesa de estos hombres”.

¿Y en su faceta como activista...?

Siempre he sido apasionado con el tema de Venezuela. Ahora, más allá de ser vocero, pasé a hacer parte de los que actúan en favor de las personas. Vine a visitar a mi esposa, a compartir con ella, y en ese tiempo justamente declararon el estado de emergencia y la imposibilidad de viajar...

Viajaba con pasaporte colombiano...

Expresar tus ideales no es delito en ningún lado. Pero recibí represalias de políticos que se han visto afectados por mi posición y declaraciones. Pero me condicionan con temas como ese, de momento no puedo tener pasaporte del sitio donde nací, pero tengo la bendición de tener la nacionalidad del sitio que me adoptó, que es Colombia. Aunque me siento muy venezolano, también estoy orgulloso de ser ciudadano colombiano y como tal viajo por el mundo y tengo la posibilidad de seguir entrando a mi país porque no he cometido ningún delito.

¿Por qué el interés por fomentar carreras de jóvenes talentos?

Me motivó mucho convertirme en productor ejecutivo. Busco artistas para formar parte de mi firma con la disquera. Pero esta vez, simplemente quería escuchar a los nuevos talentos y darles la oportunidad de compartir, crear juntos y darme la oportunidad de contagiarme de esa frescura que tienen. En campamentos de creación empecé a recibir gente que tenía entre sus anhelos trabajar en la música. Y fui descubriendo, en cerca de un año, a muchos compositores e intérpretes que le sumaron mucho a lo que será mi nuevo repertorio. Entre ellos están Neel y Marval, que compusieron Low conmigo, y pensé: ‘Si en algún momento saco esta canción, quisiera hacerlo con ellos porque son parte de la esencia del tema’.

El 2020 fue positivo para usted en la música, ¿qué aprendizaje le dejó?

Celebro el aprendizaje, que Dios nos haya puesto a prueba y haya sacado lo mejor de cada uno en momentos difíciles. Nos ha permitido reinventarnos y entender la fragilidad de la vida, desde los momentos alegres, nuestras destrezas e, incluso, aquello que creemos que podemos controlar.

Es importante poner en práctica la empatía, la humildad y saber que no somos todopoderosos. Por mi parte, celebro la oportunidad de reconectarme con mi país, acercarme a gente que está emprendiendo, gente talentosa que no se decidió por el exilio y decidió ser valiente y brillar desde su país, pese a la adversidad.

¿Qué canciones marcaron más su carrera?

Mi niña bonita fue la transición entre ser un artista nacional e internacional.

Andas en mi cabeza, en colaboración con Daddy Yankee, tuvo un toque muy personal para mí, porque tuvo millones de fanáticos. Me dio la posibilidad de saltar a otro nivel como intérprete del género urbano y compositor.

Báilame fue mi primer éxito como solista, me dio la oportunidad de desarrollar mi carrera solo.

¿Alguna vez pensó que pudo ser solista antes?

Todo pasa en el tiempo que tiene que suceder. Fue perfecta la decisión (Chino y Nacho se separaron en el 2017). No podría quejarme. Lo que ha pasado en mi carrera ha dependido de las veces que he estado dispuesto a esforzarme más o menos. Cada vez que trabajo intensamente noto los resultados. No es solo ser número uno, sino mantenerse querido y reconocido por un público que es fiel.

¿Qué viene ahora, aparte de Low?

Seguir haciendo música que perdure. Esa ha sido mi premisa siempre. No hacer canciones para el momento y que den un estallido de popularidad, sino que sean parte de la playlist de la vida.

¿Hay algún tema al que quiera cantarle?

Quisiera hablar de Dios en una canción que pegara tanto como los temas comerciales. Así como lo hace Juan Luis Guerra, hablar un poquito de Dios y que la gente se conecte y pueda bailarla.

Liliana Martínez Polo
REDACCIÓN DE CULTURA
@Lilangmartin

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.