Adiós a Aldo Buenaventura, un devoto de la Santamaría

Adiós a Aldo Buenaventura, un devoto de la Santamaría

A los 91 años murió en Bogotá el abogado tolimense que por 25 años fue asesor de la Plaza de toros.

Aldo Buenaventura

Aldo Buenaventura (izquierda) y Alfonso Gómez Méndez (derecha), exfiscal General de la Nación, juntos durante corrida de toros en la Santamaría.

Foto:

Abel Cárdenas. EL TIEMPO

Por: EL TIEMPO
23 de abril 2019 , 10:42 p.m.

La plaza de toros de Santamaría, en Bogotá, se quedó sin uno de sus más devotos visitantes.

Una infección pulmonar fue la causante de que esta semana, a la edad de 91 años, falleciera en la capital Aldo Buenaventura Acevedo, un personaje de Chaparral, Tolima, que logró despertar aplausos y protestas entre los asistentes a las corridas en las que oficiaba como presidente, debido a las decisiones que tomaba a la hora de otorgar o no los trofeos para los toreros.

Fuera de la plaza, el bogado, egresado de la Universidad Libre, era reconocido además por sus 18 años de ejercicio como notario 23 del Círculo de Bogotá.

Durante su trayectoria profesional, Buenaventura Acevedo también fue secretario de Hacienda del Tolima en la gobernación del ‘Cofrade’ Alfonso Palacio Rudas. Trabajó como juez de paz durante la presidencia de Alberto Lleras Camargo; fue director del posgrado en Notariado de la Universidad del Rosario y ejerció como profesor de Derecho Canónico. Tuvo tres hijos: Aldo José, Ana Melina y María Claudia.

Su entusiasmo por los toros lo consolidó como una de las autoridades nacionales más respetadas en tauromaquia, una pasión que le nació desde joven. Su hijo Aldo recuerda: “Cuando yo era niño tenía que sacarlo de sus largas lecturas de los tomos de José María de Cossío”.

Fue tal su conocimiento de ese arte que durante 25 años ejerció como asesor de la plaza de toros de Santamaría. Y dejó una marca. Desde la presidencia de la plaza, una tarde indultó tres toros de la ganadería Vistahermosa. Fue un domingo memorable. Toreros y apoderados, españoles y colombianos, reconocían la seriedad de sus decisiones desde el palco.

Aldo Buenaventura, con un señorío particular, fue amigo de grandes personalidades de la vida nacional como su coterráneo Darío Echandía, Alberto Lleras y Hernando Santos. “Siendo de origen chaparraluno, criado en una finca arriando mulas, se vistió y tuvo comportamientos de lord inglés”, dice su hijo.

Eso lo confirma el exfiscal Alfonso Gómez Méndez, otro de sus grandes amigos, quien lo acompañó hasta la última temporada taurina en su barrera de la Santamaría. “Fue un chaparraluno bogotanizado, un hombre culto, de buenos modales, un ser honesto y conocedor como nadie de los toros de lidia”, cuenta Gómez Méndez.

Este viernes a las 12:30 p. m., familiares y amigos se reunirán para despedirlo en la iglesia de la Inmaculada Concepción (cra. 11A n.° 88-12), norte de Bogotá.

EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.