Una trompeta para la eternidad

Una trompeta para la eternidad

El columnista Óscar Acevedo habla del documental que se presentará sobre Miles Davis. 

Miles Davis

El trompetista Miles Davis, un personaje que transformó la música.

Foto:

AFP

Por: Óscar Acevedo
31 de enero 2020 , 09:00 p.m.

El 13 y 14 de febrero se proyectará en salas de Cine Colombia el documental El nacimiento de una leyenda, sobre la vida y obra del trompetista Miles Davis, un personaje que transformó la música como pocos lo han conseguido en la historia de la humanidad.

Este audiovisual de impecable factura logra narrar su vida de manera muy precisa acudiendo a varios recursos que le permiten al espectador entender la personalidad de este irrepetible creador.

Un guion limpio y honesto recorre los altibajos de Davis durante sus 65 años de vida, gracias a emotivos testimonios de sus familiares y amigos que describen la intimidad tan compleja de este ser humano fuera del escenario.

A través de los relatos y las anécdotas de sus músicos, también podemos asomarnos a esa faceta creativa pero conflictiva que acompañó a Miles en sus relaciones con el público y con sus colegas.

Otro elemento fundamental lo aportan los conceptos de musicólogos e historiadores como Tamy Kernodle, que han estudiado su carrera y describen con claridad la dimensión de su obra. Ella afirma sin vacilación que la trompeta de Miles solo produce placer y belleza.

El documental incluye abundante material fotográfico y fragmentos de entrevistas que nos permiten oír en su propio tono de voz, ronco y débil, sus apreciaciones sobre el mundo y su visión de la vida.

Pero el hilo conductor que lo amarra todo está en su música, en los videos que se grabaron de sus conciertos y en una extensa discografía que queda como testimonio de las diferentes etapas musicales por las que Miles transcurrió asombrando siempre a sus oyentes.

Canciones como Boplicity, Tune up, Four y muchas otras que surgieron de colaboraciones con talentos como el arreglista Gil Evans, el bajista Ron Carter, el pianista Herbie Hancock y otros grandes protagonistas del jazz en la segunda mitad del siglo XX.

Salta a la vista su inestabilidad ya que pasó por varios matrimonios pero curiosamente fueron sus distintas esposas las que siempre lo sacaron de sus crisis creativas y de drogadicción. Nos cuesta mucho trabajo separar al artista de la persona, pero siempre perdura más la creación artística que la hoja de vida. Queda el sonido de su trompeta, que cada vez que suene cautivará los oídos de las nuevas generaciones y arrullará millones de corazones solitarios.

ÓSCAR ACEVEDO
músico y crítico musical. 
acevemus@yahoo.com

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.