Miguel Bosé inaugura para el público el Movistar Arena

Miguel Bosé inaugura para el público el Movistar Arena

El artista habla de su concierto en Bogotá, reencontrarse con Juanes y la industria musical actual.

Miguel Bosé, cantante español

Por el compromiso que ha tenido Miguel Bosé con la paz en Colombia, el Gobierno colombiano le dio la nacionalidad en el 2010.

Foto:

Leonardo Muñoz / EFE

Por: Liliana Martínez Polo
29 de septiembre 2018 , 11:55 p.m.

No hay que buscar mucho para encontrar que en las biografías del célebre diestro español Luis Miguel Dominguín se repite que tomó la alternativa –entiéndase su graduación como torero– en La Coruña (España), en 1944. Sin embargo, es otra la historia que resalta su hijo Miguel Bosé. Él recuerda que el importante comienzo de su padre tuvo lugar años antes –en 1941–, en la Plaza de Santamaría, de Bogotá, aunque esa primera alternativa no fue válida en España y por eso tuvo que volver a tomarla.

Este hito familiar es el recuerdo que Bosé trae a la memoria, cuando se le pregunta por el significado de hacer un concierto en la capital colombiana, donde son infaltables los éxitos de su prolífica carrera. “Recuerdo los conciertos en la Santamaría de Bogotá –escribió Bosé, en entrevista con EL TIEMPO–, sobre todo porque allí tomó la alternativa mi padre”. En ese mismo escenario Bosé también tuvo sus faenas –en su caso, musicales– a lo largo de cuatro décadas de carrera como cantante.

Sin embargo, esta vez, su concierto del 3 de octubre será el que inaugurará el Movistar Arena –el espacio renovado del que antes se llamó coliseo cubierto El Campín–. Lo acompañarán Juanes y Sebastián Yatra.

Con Juanes, Bosé tiene una historia que para ambos tiene un punto histórico en Paz sin Fronteras y al que le siguieron muchos encuentros en diferentes escenarios, quizás el más reciente es el dúo que hicieron para el público del MTV Unplugged del español. Cuenta Juanes que su admiración por Bosé lo llevó a abordarlo en alguna gala en Madrid para decirle que en él tenía a un seguidor más. Dice Bosé que Juanes es el artista con el que más ha alternado en conciertos.

“Juanes es la persona con la que más conciertos he hecho en la vida –afirmó Bosé–. Y es un placer, pues es mi amigo, mi socio, compadre. Siempre es una alegría volver a trabajar con él”.

Bosé, nacido en 1956 en Panamá, pero de nacionalidad española, colombiana y panameña, acaba de mudarse a México. Llevaba algunos años viviendo en el país que lo vio nacer por mantener la privacidad de sus hijos: Diego, Tadeo, Ivo y Telmo, de los que prefiere no hablar ante la prensa, según aclara su equipo. A sus hijos, precisamente, les dedicó la canción ‘Estaré’ que estrenó en el MTV Unplugged, lo que le permitió hablar de sus sentimientos de paternidad el año pasado.

Juanes es la persona con la que más conciertos he hecho en la vida. Y es un placer, pues es mi amigo, mi socio, compadre. Siempre es una alegría volver a trabajar con él

También allí, donde estableció su nueva residencia ha adoptado una causa social (Bosé está vinculado a numerosas fundaciones con objetivos que van desde la protección del medioambiente hasta la paz). En México tiene la fundación Patrimonio Indígena MX, que emprendió a consecuencia de sus viajes por dicho país. “Sobre todo porque viajando por el país, en 1979, empecé a hacer giras y viajando por autobús conocí muy bien el país, sus rincones más apartados, y quedé absolutamente enamorado de su geografía y la variedad de su cultura, pues hay 68 etnias diferentes. Por lo cual dije: ‘Algún día debo hacer algo con esto porque no se puede perder’, pues es patrimonio no solo de un país sino de la humanidad”.

Pasando a su música. Se suele repetir que esta se dividió en antes y después de ‘Bandido’ (1984). Y aunque acepta que hubo otros álbumes icónicos en su carrera, Bosé está de acuerdo. Fue el giro más importante que dio, su reinvención de más impacto: “Creo que la más importante es ‘Bandido’, porque es ahí cuando realmente empiezo a componer música. Es ahí cuando nace el Bosé que está hasta hoy. Antes escribía textos, me pasaba horas en el estudio aprendiendo producción y cosas así, pero no había desarrollado el lenguaje musical. A partir de ‘Bandido’ sí y luego, por supuesto, hay álbumes transgresores como ‘XXX’ (grabado en 1987), ‘Sereno’ (2001) y, sobre todo, ‘Bajo el signo de Caín’ (1993) y, desde luego, ‘Velvetina’ (2005).

Es otro de los artistas que han visto cambiar la industria musical hacia, quizás, la extinción del álbum. Si se le pregunta por los retos que le plantean estos cambios, dice: “No son retos, simplemente, hace años la industria de la música fue tocada por el pirateo a través de redes y tuvimos que adaptarnos a esos medios para producir y distribuir y también para comprar y consumir. Pero de eso ya ha pasado tanto tiempo y lo tenemos tan incorporado que ya prácticamente ni me acuerdo cómo fue la etapa anterior”.

-Sin embargo tendrá alguna respuesta para los artistas que comienzan y lo ven como un modelo a seguir…

“Siempre evito dar consejos a la gente que empieza. Porque cuando yo empecé, éramos muchos, pero obviamente muchos menos. Fui elegido por la gente, a lo mejor, entre mil. Pero ahora, los que son elegidos lo son por una canción que hacen y no por una carrera entera de artista y si luego se mantienen, pues entonces pasan ya a otro nivel. Solo que ahora la probabilidad de sobresalir es de uno entre un millón”.

LILIANA MARTÍNEZ POLO
EL TIEMPO
En Twitter: @Lilangmartin

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.