'Mátalas' y otras canciones incómodas para las mujeres

'Mátalas' y otras canciones incómodas para las mujeres

No solo el reguetón ha hecho letras machistas. Las hay incluso en géneros considerados románticos. 

Alejandro Fernández

Alejandro Fernández, 'El Potrillo', cuenta entre sus éxitos con la canción 'Mátalas'. Dice que seguirá cantándola.

Foto:

Néstor Gómez / Archivo EL TIEMPO

Por: REDACCIÓN DE CULTURA
11 de marzo 2020 , 01:57 p.m.

Contaba recientemente la actriz mexicana Angélica Aragón que se encontraba en un bautizo cuando sonó, en medio del desayuno, interpretado por un grupo de mariachi la canción Matalas. Aquella que reza: "Amigo voy a darte un buen consejo. Si quieres disfrutar de sus placeres. Consigue una pistola si es que quieres. O cómprate una daga si prefieres. Y vuélvete asesino de mujeres".

Si bien, la letra -original del compositor Manuel Toscano- después desarrolla un sentido distinto del término "asesino de mujeres" -y se supone que esa es la gracia de la canción- no a todas les ha parecido halagador este canto. 

"A las diez de la mañana, en un jardín muy bonito, lleno de niños, entra el mariachi y empiezan a cantar una canción: 'Mátalas, a besos, pero mátalas, si si las quieres, mátalas" -declaró ante las cámaras la actriz Aragón-. Yo dije: 'Perdón. Tenemos que parar esta canción'. Y estaba el mariachi a todo lo que da: '¿Usted la va a cantar?'. Le dije: No la va a cantar nadie (...). Este tipo de canciones ya no las deberíamos permitir. Y los compositores no las deberían componer. Está tan 'normativizada' la violencia hacia las mujeres, que ya muchas veces ni siquiera nos damos cuenta de lo que es ofensivo, de lo que habría que evitar".

La noticia trascendió porque se dio en vísperas de la marcha de las mujeres en México, en la que Aragón, por supuesto, iba a participar. Pero no era la primera vez que la letra de Mátalas genera esa molestia, o para algunos incomodidad pese a que su siguiente estrofa dosifica el impacto de la letra citada: 

"Mátalas con una sobredosis de ternura.  Asfíxialas con besos y dulzuras. Contágialas de todas tus locuras. Mátalas con flores con canciones, no les falles, que no hay una mujer en este mundo que pueda resistirse a los detalles"

En la página online Milenio Digital, del 22 de febrero pasado, se registra que la canción chocaba en un momento en que México estaba costernado por dos noticias de feminicidio, y 'El potrillo', intérprete con el que esta letra se hizo famosa, decidió seguir incluyéndola en el repertorio de los conciertos que dio en el Auditorio Nacional de la capital mexicana.

"Incluso dijo, en lo que se supone eran palabras en contra de la violencia de género, que los besos son la única agresión que debería estar permitida hacia las mujeres" citó Milenio. La frase del cantante fue: "Hay que matarlas, pero a besos".

Sin embargo, no debió pensar lo mismo cuando compuso la canción Unas nalgadas, de su álbum Dos mundos Evolución + Tradición, del 2009.  "Unas nalgadas con pencas de nopal, una lección es la que te mereces", reza esta canción de su autoría, que en su momento también tuvo una reacción. Fue acusado de promover la violencia de género a partir de esta canción, a lo que respondió que buscaba recrear la picardía del corrido sin ofender a nadie.

Aunque el reguetón, el más exitoso actualmente entre los ritmos latinos, ha sido asociado fuertemente con letras incómodas u ofensivas. Ha habido en la historia de la industria musical otro tanto de canciones, algunas que fueron éxito internacional, que ostentan ese tipo de mensajes. La lista puede ser interminable, pero a continuación recordamos algunas:

Ingrata, de Café Tacvba

La agrupación también mexicana liderada por Rubén Albarrán tuvo uno de sus éxitos más sonados en 1994. El primer sencillo del álbum Re, todo un clásico era La ingrata (Ingrata, no me digas que me quieres....), una canción de despecho rock, que recordaba el aire de corrido. El despecho vale, pero la letra se complica en el momento en que dice: 

"Tú desprecias mis palabras y mis besos. Pues, si quiero hacerte daño, solo falta que yo quiera lastimarte y humillarte. Ingrata, aunque quieras tú dejarme (...) tú jamás podrás borrarte. Por eso ahora tendré que obsequiarte un par de balazos, pa' que te duela. Y aunque estoy triste por ya no tenerte. Voy a estar contigo en tu funeral". 

Cuatro años atrás, Albarrán -coautor de la letra- había declarado que no volvería a interpretarla después de haber hecho consciencia del mensaje que estaba transmitiendo. Solo volvió a cantarla el año pasado, después de haber convertido la letra en un mensaje "políticamente correcto", en el que colaboró la cantante colombiana Andrea Echeverri. Juntos la estrenaron a dúo en un show. 

'Dame tu mujer, José'

El folclor colombiano también tiene clásicos que a la luz de hoy son ofensivos. Uno de los primeros artistas y estrellas que creó la discografía nacional fue Guillermo Buitrago (1920 -1949), fue de los primeros en llevar los cantos de Escalona a la producción fonográfica, acompañado de una guitarra (también grabó La gota fría, dándole otro título y figurando como autor, aunque era de Emiliano Zuleta Baquero).

Pero una de las canciones que aún tantos años después de su fallecimiento siguen sonando -sobre todo en épocas decembrinas- y que fue relanzada cuando fundaron la agrupación Los 50 de Joselito hace más de dos décadas fue Dame tu mujer, José.  

A ninguna mujer, quizás ni siquiera en la época en que fue compuesta y difundida, le habría gustado ser la musa de una canción que dice. "Dame tu mujer, José, dime cuándo me la darás" o "Ay, Joselito, quiero esa muchacha, ombe, porque tiene la vida muy risueña" y si con esto no basta, hacia el final, añade: "Ay, Joselito, recuerda el dinero que te di. En pago de ese dinero, quiero a tu morena pa' mí". 

Tu reputación

Ricardo Arjona, el artista guatemalteco que en el 94 lanzó el éxito Mujeres ("Nosotros con el machismo, ustedes al feminismo, y al final la historia termina en par...), se ha hecho famoso por los juegos de palabras de sus canciones y las historias que cuenta a través de ellas. Sin embargo,  hay una de este cantautor, que medios y contenidos  -incluso tops de canciones machistas-  han citado como ofensivas contra la mujer: Tu reputación: 

"Tu reputación son las primeras seis letras de esa palabra. Llevarte a la cama era más fácil que respirar. Tu teléfono es de total dominio popular y tu colchón tiene más huellas que una playa en pleno verano. Has hecho el amor más veces que mi abuela
Y aun no acabas ni la escuela". 

Mala mujer

Dos versiones de esta canción han sido muy famosas. La de la Sonora Matancera y la de Joe Arroyo: Habla de una "mala mujer", que no tiene corazón y el pegadizo estribillo es: "Mátala, Mátala, Mátala, Mátala, no tiene corazón, mala mujer". No dice mucho más, un hombre despechado que se da cuenta que no lo querían como él pensaba, saca a relucir este mensaje. 

La muda

Tan solo basta visitar el video de Youtube de esta colaboración musical entre Kevin Roldán y Cali y el Dandee para ver los comentarios del público que tildan su mensaje de machista. "Quiero una mujer bien bonita callada que no me diga naaa
que cuando me vaya a la noche y vuelva en la mañana, no digaa naaa; que aunque no le guste que tome se quede callada y no diga naa. Quiero una mujer qu
e no digaa naa
naaah naaah naah naaaah naaah naaah", así comienza. 

Como la tele

Un mensaje similar al anterior se pudo ver en la canción Como la tele del dúo Pimpinela. Puede ser que los hermanos Lucía y Joaquín Galán también hayan hecho canciones como Cuéntale al mundo, sobre la violencia de género, pero el público y la crítica resaltan que Como la tele tiene en su letra un contenido poco amable con las mujeres: 

"No hay quien entienda a las mujeres, llevo años intentándolo, tendrían que ser como la tele, que trae manual de explicación, prenderlas a control remoto, callarlas tocando un botón", dice la letra de esta composición y es interpretada por la voz masculina. La respuesta de la voz de mujer también ha sido objeto de crítica en redes al responderle al hombre que se puede quedar con la televisión y se va a quedar sin quién le cocine. 

Cultura
@CulturaET

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.