Después de este ‘Akelarre’, Mario Mendoza descansará

Después de este ‘Akelarre’, Mario Mendoza descansará

El escritor presenta este sábado a la 1 p. m., en la Feria del Libro de Bogotá, su nuevo libro. 

Mario Mendoza, escritor bogotano, nacido en 1964.

Mario Mendoza, escritor bogotano, nacido en 1964.

Foto:

Claudia Rubio. EL TIEMPO

Por: Olga Lucía Martínez
26 de abril 2019 , 10:14 p.m.

Es imposible entender cómo alguien puede acostarse y quedarse dormido de inmediato luego de comer unos huevos revueltos ‘bajados’ con un té de jengibre. Pero Frank Molina lo logra, hasta que lo despierta el sonido del teléfono que lo devuelve a su trabajo de investigador.

A estas alturas de 'Akelarre', el libro de Mario Mendoza que el autor presenta este 27 de abril en la Feria del Libro, ya quedó muy claro que uno de sus personajes más importantes a lo largo de su bibliografía, Frank Molina, ha vuelto y pasará por muchas de las 415 páginas de este texto narrado en Ciudad Gótica como escenario.

Ciudad Gótica es Bogotá, por supuesto, el centro neurálgico de la obra de Mendoza, donde nació el 10 de enero de 1964. El autor, estudioso de las ciudades, de sus movimientos, de sus definiciones internas, dice que Bogotá es un arquetipo, tal como son Bombay o Río.

“Estas ciudades son la vanguardia hoy, porque si nos ponemos a ver las del primer mundo, pues la glamurosa París tiene un metro lleno de inmigrantes; en Nueva York, muy cerca de Times Square, uno de sus símbolos de la opulencia, hay ventas ambulantes, como acá... Es que cada vez hay más tercer mundo en el primer mundo”.

Entonces, Frank era perfecto para llegar a 'Akelarre'. Viene con su sabiduría a buscar a un asesino que ya olió, que tiene una firma y que anda dejando su mal legado por las calles desvencijadas de la Bogotá que Mendoza muestra, conoce y les deja ver a sus habitantes, sean de aquí o de allá.

“Frank es como un ángel caído; la voz más fuerte es la segunda persona del singular y es la suya en 'Akelarre': tú abres, tú llegas, es cercana, próxima, poderosa”, cuenta Mendoza.

Es el primer personaje con poder que aparece en este libro, que además tiene otros dos de la misma magnitud: un sacerdote y una artista que un día descubre que su arte viene del pasado, pero que lo que este realmente le dice es que ella es una hechicera, capaz de buscar en ese mundo de magia y espíritus atormentados llegar a la verdad.

“Fue un libro en el que trabajé tres años largos y lo más difícil fue su estructura, que es arquitectónica. Sus tres personajes son tres voces narrativas, y debí hallar la forma como sus relatos fluyeran en línea, que encajaran”, dice el escritor. Incluso, cuenta, hizo un mapa en una cartulina para lograr su objetivo.

Pero sus puntos, sus sensaciones, sus silencios, sus bondades y las historias de sus personajes le llegaron de su propio pasado.

Mendoza ha sido un observador y un lector del mundo y de su historia. Por ejemplo, con Leticia la hechicera volvió al mundo de los oráculos griegos.

“A lo largo de la historia, la mujer ha tenido mucha información. Desde la antigüedad conoce de plantas y sanaciones, y de la importancia y el valor de la religión; y esto, al llegar la Edad Media, fue mucho para el patriarcado. Entonces, los hombres deciden tomar el control y por eso hubo tantas mujeres quemadas, ahorcadas, descuartizadas en la inquisición, quitándoles el poder”.

Poner a un religioso en su libro le trajo los recuerdos de sus estudios en la Universidad Javeriana cuando tuvo compañeros que hacían parte de la Compañía de Jesús.

“Tuve grandes amigos. Yo iba a visitarlos a la residencia en la que vivían, en la carrera 5 con calle 42, y siempre sentí fascinación por esas personas que toman la decisión de seguir a Dios, de su voto de castidad”, afirma.

De ellos, tal vez, aprendió Mendoza esa disciplina no solo con la escritura sino con su deber como escritor. Es un placer verlo en la Feria del Libro de Bogotá cada año, tenga o no lanzamiento, en la firma de libros. Amable y dispuesto, a todos les pone algo positivo y puede pasar hasta ocho horas seguidas en esta labor sin parar.

Además, ha conseguido un público fiel de adultos que lo siguen y uno aún mayor de jóvenes que lo admiran.

Pero ahora, dice, se tomará un tiempo. Este libro lo dejó agotado. “He sido muy creativo y disciplinado, pero desde que murió mi papá tomé real conciencia de la muerte, y eso cambia todo, cambia el origen de la disciplina porque ratifica que uno es finito, que tiene un cronómetro”.

Mendoza necesita un tiempo de silencio, y sus seguidores lo entenderán. Sin embargo, no estará tan lejos; encontró en Planeta cómics una forma de hacer cómics propios (ya se publicó Satanás) y “hacer novela gráfica; con el gran equipo que me acompaña, es maravilloso”.

¿Dónde y cuándo?

Hoy, presentación del libro ‘Akelarre’. 1 p. m. Auditorio José Asunción Silva. Feria del Libro de Bogotá. Corferias. Carrera 37 n.° 24-67. Informes de boletería en feriadellibro.com

OLGA LUCÍA MARTÍNEZ

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.