Los contrastes de Little Richard entre la sexualidad y la fe

Los contrastes de Little Richard entre la sexualidad y la fe

El artista, quien se autoproclamó como el padre del 'rock and roll', vivió conflictos profundos.

Little Richard 2007

El cantante Little Richard durante una presentación en París en 2007.

Foto:
Por: Carlos Solano
10 de mayo 2020 , 11:50 p.m.

Si hoy nos resulta escandalosa una canción como 'Cuatro babys', de Maluma, es apenas imaginable la tormenta que causó Little Richard en 1955 sobre una sociedad aún conservadora con su primer éxito, la canción 'Tutti Frutti', en la que se refería a dos novias, Daisy y Sue, quienes le daban múltiples sabores a su vida.

Así representaba la lujuria, el atrevimiento, la juventud, pero también protagonizaba un rompimiento cultural el pianista y cantante que ese año creó, en paralelo a Elvis Presley, el concepto de estrella de rock, algo que el mundo no había visto antes.

Richard, quien falleció el pasado sábado, a los 87 años, como consecuencia de un cáncer en los huesos, se caracterizó por la ‘electricidad’ de sus presentaciones y de su 'alter ego'. Era usual que se autoproclamara como el creador del 'rock and roll' (amplia discusión en la que los historiadores del género no se ponen de acuerdo) y se apodara 'the originator' y 'the innovator'.

De aquella supuesta Sue, la canción 'Tutti Frutti' decía (en inglés): “Ella sabe qué hacer, ‘roquea’ al este, ‘roquea’ al oeste, pero es la chica que más amo”, mientras que sobre Daisy: “Ella casi me vuelve loco, sabe cómo amarme, no sabes lo que me haces”.

Little Richard'Tutti Frutti' y 'Long Tall sally', de Little Richard
Little Richard

Little Richard interpreta 'Tutti Frutti'

Pero si eso suena atrevido para la época, lo era muchísimo más la letra original, aún hoy inédita, que fue modificada por la cantautora Dorothy LaBostrie por orden de la discográfica Specialty Records para que el sencillo pudiera sonar en la radio, pues lo que rezaba antes era una clara bomba gay: La segunda parte de la frase “Tutti Frutti, good booty” (buen trasero) fue cambiada por “aw rooty”, un modismo de la época que significaba “¡qué bien!”; mientras que la sentencia “If it don’t fit, don’t force it, you can grease it, make it easy”... Dejemos que la traduzcan los lectores menos pudorosos.

La canción original, que Richard habría escrito años atrás, cuando trabajaba como conserje en una estación de buses, solo se habría escuchado en el estudio de Cosimo Matassa en septiembre de 1955, cuando el artista, al piano, se la presentaba al productor Robert Blackwell, de Specialty. Este dato fue publicado por su biógrafo Charles White, en 1984.

'Tutti Frutti' fue publicada cuatro meses antes de que Elvis Presley lanzara 'Heartbreak Hotel', su debut. Y fueron contemporáneos Bill Haley, Chuck Berry y Jerry Lee Lewis (este es ahora el único que continúa con vida de esa liga de pioneros).

Sin embargo, para calar mejor en el público blanco de los estados menos receptivos entonces a los artistas negros, 'Tutti Frutti' tuvo más éxito –al menos en 1956– en versión del cantante de pop Pat Boone.

Los demás éxitos de Richard sostuvieron el supuesto arquetipo masculino que construyó la estrategia para sonar en la radio: 'Good Golly Miss Molly', 'Lucille' y 'Long Tall Sally', por mencionar algunos.

'Lucille''Lucille', éxito de Little Richard
El legendario músico Little Richard recibió muchos reconocimientos en su vida.

'Lucille', de Little Richard

Entre tanto, los ademanes de Richard en escena –parte de su identidad sexual, que en su juventud le significó ser expulsado de casa por su padre, diácono de una iglesia en Macon, Georgia–, las cejas delineadas y la base en la piel empezaron a ser vistos como la excentricidad de una figura que apenas nacía en la cultura popular: la estrella de rock, un símbolo contracultural que rompía la ortodoxia de la época.

Lidiando con la culpa

Esa exuberancia no era gratuita. Representaba un conflicto personal nada sencillo para Richard Wayne Penniman (el nombre de pila de Little Richard), el hombre de profunda fe cristiana, educado musicalmente en el góspel y quien, en medio de un concierto, presenció una revelación de Dios que lo llevó a tomar la decisión de dejar la música popular y volver a la religiosa. Sin embargo, el intento se vio frustrado porque Richard logró hacer convivir su carrera con la culpa que sentía por su identidad sexual y sus canciones lujuriosas.

En ello ayudó su encuentro con los Beatles, quienes eran sus más grandes admiradores. En 1962, y en medio de su intento por volver a la música litúrgica, Richard accedió a hacer una gira por Europa, en la que coincidió con el cuarteto de Liverpool. Una foto de aquel primer encuentro –compartida el sábado por la cuenta de Twitter oficial de memoria de los Beatles– da cuenta de cómo John, Paul, George y Ringo estaban en éxtasis ante la aparición de quien les marcó la senda.

Le debo mucho de lo que hago a él y a su estilo, y él lo sabía. Él debía decir ‘Yo le enseñé a Paul todo lo que sabía’ (Paul McCartney)

“Little Richard llegó gritando a mi vida cuando era apenas un adolescente –comentó Paul McCartney a través de su cuenta en Twitter–. Le debo mucho de lo que hago a él y a su estilo, y él lo sabía. Él debía decir ‘Yo le enseñé a Paul todo lo que sabía’”.

Y qué diría Jimi Hendrix si estuviera vivo: una de sus primeras oportunidades fue como integrante de la banda de Little Richard (aunque lo despidieron porque siempre llegaba tarde).

En cuanto al maquillaje, que Richard concibió como parte de su imagen y la de los integrantes de su banda, todos de piel negra, dijo en 1984 a la revista JET: “Me lo ponía para que los hombres blancos en el público no pensaran que íbamos por las chicas blancas. Eso me hacía las cosas más fáciles, además era algo colorido”.

Pese a su éxito, las cargas que traía el artista con respecto a su sexualidad no eran poca cosa.

En sus memorias contó que su padre le dijo una vez: “ ‘Mi padre tuvo siete hijos y yo quería siete hijos. Tú lo arruinaste, porque solo eres medio hijo’ (...). Después me pegaba, pero no había nada que yo pudiera hacer, yo era de esa manera”.

También hubo excesos en el consumo de alcohol, a mediados de los 60, y se involucró fuertemente con la marihuana.

El personaje que concibió se incrustó en la cultura popular y fue citado por el cine en los años 80 y 90 en múltiples ocasiones: sus apariciones curiosas en cintas como 'El último gran héroe', la serie 'Guardianes de la bahía' o 'Living Colour', por mencionar algunas, nutrían a nuevas generaciones, mientras su presencia en los premios musicales era parte de la movida de esas décadas.

Little Richard en 'El último gran héroe'Little Richard en 'El último gran héroe'
El último gran héroe

Little Richard en una aparición singular en la película 'El último gran héroe'

Pero lo más notorio es su legado, que impactó tanto la explosión del 'rock and roll' y del rock en los años 60, tanto como lo hizo sobre James Brown, y a partir de allí su camino hacia la cultura del 'hip hop'.

El artista permaneció activo en presentaciones hasta finales de la primera década de este siglo.

En 2017 tuvo eco una entrevista que concedió a un pequeño programa de TV de la cadena cristiana 'Three Angels Broadcasting Network', en la que Richard habló de la homosexualidad como algo no natural y dijo: “Tienes que vivir de la forma en que Dios quiere que vivas... Él puede salvarte”.

CARLOS SOLANO
Editor de Cultura
​En Twitter: @laresonancia

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.