‘Los políticos colombianos han forjado un espíritu mafioso’: Valencia

‘Los políticos colombianos han forjado un espíritu mafioso’: Valencia

León Valencia habla de su nueva novela 'La sombra del presidente'.

León Valencia

León Valencia, escritor y analista político de Andes (Antioquia).

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Por: Cultura
14 de septiembre 2020 , 04:10 p. m.

Alguna vez, en su juventud, León Valencia se encontró con un texto de Dumas que rezaba: “Crear personajes que matan a los de los historiadores es privilegio de los novelistas. El motivo es que los historiadores evocan simplemente fantasmas, mientras que los novelistas crean personajes de carne y hueso”.

Esa frase siempre sonaba en la cabeza de Valencia cuando hacía investigaciones académicas sobre políticos y mafiosos en Colombia: “algún día –se decía– tendré que convertir a estas personas en personajes de ficción, quizá así pueda entenderlos mejor y hacerlos perdurar en el tiempo”.

Así nació la novela La sombra del presidente, que el autor antioqueño está poniendo en las librerías del país y desde el mismo título ya le permite al lector inferir por dónde va su trama.

(Lea también: 'Los chicos creen que la sabiduría está en el celular': Helena Iriarte)

¿Por qué escribir una novela en clave sobre el poder en Colombia?

Yo creo que la literatura es la única capaz de llegar adonde nadie puede llegar. Imaginar es un ejercicio de libertad: el lenguaje construye posibilidades que quizá se concreten en la realidad y quizá no, lo cual no importa, pues al final se trata de una novela. Y las novelas son artefactos que deben funcionar en sí mismos, haciéndole creer al lector que la verosimilitud es equivalente a la verdad.

En realidad me divertí mucho explorando las motivaciones, las convicciones, los cargos de conciencia, los amores, los conflictos familiares, las ambiciones de estas personas. Entendí que los políticos colombianos han forjado durante varias décadas un espíritu mafioso y los mafiosos, un espíritu político, y esa combinación ha tutelado la política colombiana en los últimos cincuenta años. El espíritu es algo profundo, no un disfraz externo, no es una pose. Ese descubrimiento solo lo permite la literatura.

Usted sitúa a su personaje, Echeverri, como expresidente, a los ochenta y tantos años, en el año 2030 y pico, ¿cómo hizo para imaginar el destino de un personaje que se parece tanto a Álvaro Uribe?

En la literatura hay misterios, extraños misterios, que ni siquiera los autores logramos descifrar. Yo le entregué la novela a la editorial Planeta en enero de 2020 y la había terminado de escribir a finales de 2019. La temporalidad de la novela es larga. Desde los años treinta del siglo pasado. Gregorio Echeverri y Carlo Ferraro nacen a principios de los años cincuenta y mueren en 2035. Pero Echeverri, expresidente, está entrando a prisión domiciliaria a mediados del 2020. Al expresidente Uribe le ocurre lo mismo. Eso francamente no lo sé explicar. Ahora bien, de 2020 en adelante, a Echeverri le ocurren muchas cosas en la novela, es muy difícil que a Uribe le ocurran esas mismas cosas. Si viviera cosas parecidas, sería algo maravilloso y empezaría a sospechar que tengo unas dotes especiales que nunca fui capaz de explotar.

León Valencia

El libro es publicado por Planeta.

Foto:

Archivo particular

El antagonista es un italocolombiano de apellido Ferraro. Es evidente el parecido con Salvatore Mancuso...

La traición y la venganza son el punto límite de la mafia. Son algo así como el centro del espíritu mafioso. Se puede perdonar todo, menos la traición. Michael Corleone, en El Padrino III, manda a matar a su hermano Fredo para cobrarle una traición. En la vida real, Al Capone, ya enfermo y retirado, convirtió en una obsesión la idea de acabar con la vida de Edward J. O’Hare, que le había servido de asesor en los negocios y luego empezó a trabajar con los encargados de juzgarlo por evasión de impuestos. Lo mató en 1939. Fue, quizá, una de la últimas acciones del más nombrado de los mafiosos antes de Pablo Escobar. Carlo Ferraro traicionado por Echeverri también cifra su vida en la venganza, pero su modo es absolutamente distinto al de Michael Corleone y el de Al Capone. Ferraro es un personaje que reúne jirones del espíritu italiano con tradiciones profundas del Caribe colombiano.

La novela en clave es un género en sí mismo. ¿Revisó otras obras de este género?

A mí me marcó mucho la admiración de Borges por la novela del siglo XIX. Es, quizá, el autor que más admiro, y sus frases sobre esta época calaron en mi espíritu cuando apenas era un adolescente. De hecho, el epígrafe de La sombra del presidente es una cita de una novela inglesa de esa época. Pero, claro, la novela francesa de ese siglo es espectacular y una de sus derivas es la novela en clave. Víctor Hugo, Alejandro Dumas son autores que leí con fruición y también con cierta frustración porque su escritura fue torrencial y solo pude acercarme a cinco o seis de sus obras, dada mi propensión al activismo social y político en mi juventud.

¿Cree que es imposible en la realidad hacer política sin tener lazos con los malos del paseo, como la mafia, en este país?

Esa así de triste, es así de trágico. Tal vez algún día rompamos el hechizo. Pero esa ha sido la marca en los últimos cuarenta años.

(Le puede interesar: El poema que le dedicó Mario Benedetti a Maradona)

Los nietos tanto de Ferraro como de Echeverri cargan con el peso de la historia. ¿Cómo se le ocurrieron esos dos personajes?

Es mi esperanza que Daniel Echeverri y Adriana Ferraro puedan fugarse hacia adelante, puedan dejar atrás el pasado, puedan liberarse de sus abuelos.

(Además: Del capítulo 24 al 64 de la novela 'Ni tu ni aquella gente', de Fernando Quiroz)

Se nota el cuidado por los detalles y los diálogos. ¿Cómo fue el proceso de escritura?

Los diálogos han sido, para mí, el hueso más duro de roer. Si dicen que los hice bien, me da la felicidad más grande. Sufro con los diálogos. Esa fue la crítica más importante que Luis Fernando Afanador le hizo a mi primera novela, Con el pucho de la vida, y me golpeó tanto que dejé de publicar por mucho tiempo. Ahora me siento un poco más cómodo con ellos.

A propósito, ¿por qué regresó a este género luego de tantos años?

Para intentar superar la investigación académica y periodística que he hecho.

CULTURA
EL TIEMPO

Otras noticias de interés literario:

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.