Cerrar
Cerrar
Lo mejor que dejó la música en este año que termina
Harry Styles en Bogotá

Harry Styles durante su concierto en Bogotá.

Foto:

Mauricio Roa. Escuela periodismo multimedia EL TIEMPO.

Lo mejor que dejó la música en este año que termina

Harry Styles durante su concierto en Bogotá.

Un recuento de diez acontecimientos y personajes que definieron el panorama musical del 2022.

Sin duda, el 2022 fue el año de la nostalgia. Canciones como ‘As It Was’ de Harry Styles conectaron con nuevos públicos que eran —curiosamente— adultos, mientras le dieron a la juventud el más poderoso de los coros para Tiktok del año. Con justa razón y partiendo de ese tiempo pasado - que no fue mejor, pero que pareció - Harry tuvo el álbum que mejor se vendió en vinilo —otro formato del    pasado— , y la canción de pop del año, con la que conquistó redes, radio y fandoms por igual. 

Su costura de viejas canciones de New Wave como ‘Take On Me’ de A-Ha y ‘Shake Your Body Down To The Ground’ de los Jackson 5 hicieron un repertorio perfecto, asimilable, fácil de consumir pero impecablemente hecho también. Harry fue además protagonista de un tercer esfuerzo como actor junto a Olivia Wilde en ‘Don’t Worry Darling’, una tenebrosa y mediocre película de ciencia ficción y terror en la que el pasado parece mejor, pero que no lo es. La pésima actuación de Styles y la prensa alrededor de la película —que comenzó y terminó coincidencialmente con la relación del cantante con la directora de la película—, fueron quizá la única mancha en el delantal perfecto y blanco de pop que fue el manejo de su carrera hasta el momento y desde el lanzamiento de su álbum debut, luego de One Direction, en 2018.

(Le puede interesar: Harry Styles: la historia de un intenso fenómeno mundial)

Los clásicos que revivió el cine y la televisión

El personaje de 'Eddie Munson' es interpretado por Joseph Quinn.

Foto:

Stranger Things 4 de Netflix

A esas nostalgias producidas para el consumo de hoy, se sumó la televisión: la cuarta temporada de 'Stranger Things' revivió el espíritu del metal a través de un personaje llamado Eddie Munson, quien puso en el mapa a Metallica de nuevo luego de 36 años de haber lanzado su obra maestra, ‘Master Of Puppets’. Junto a Metallica, la cantante europea Kate Bush, de quien poco se habló en América Latina durante su época de fama (los ochenta), ocupó por primera vez el número 1 de los listados de popularidad de Spotify, Billboard y el Reino Unido con la mística canción ‘Runnin’ Up That Hill (A Deal With God)'.

La conexión al pasado estuvo presente desde el inicio del año, cuando se lanzó una nueva —y cada vez más oscura en términos de factura— entrega de la película 'The Batman', protagonizada por Robert Pattinson y Zoe Kravitz. Musicalizada alrededor de ‘Something In The Way’ de Nirvana, la famosa pista escondida del emblemático álbum de grunge ‘Nevermind’ volvió a hacer sonar el catálogo de rock alternativo de la banda de Kurt Cobain.

La muerte de Taylor Hawkins

Taylor Hawkins en el festival 'Rock im Park' en Nuremberg, Alemania.

Foto:

TIMM SCHAMBERGER. EFE

El fantasma de Cobain, resucitado por razones mercantiles a comienzos del año con ‘The Batman’, pareció despertar la tragedia que durante décadas ha acompañado a Dave Grohl de los Foo Fighters. Tres semanas después del lanzamiento de la película, el baterista del grupo, Taylor Hawkins, fue encontrado muerto en su habitación de hotel horas antes de su presentación en el Estéreo Picnic en Bogotá. El fallecimiento tomó al mundo entero por sorpresa y abrió brevemente las interrogantes sobre la salud de los músicos cuando se van de gira, pero no lo suficiente para evitar mantener aceitada y andando la explosión pospandémica de eventos en el mundo entero. La muerte de Hawkins gestó una serie de sentidos homenajes en Londres y en Los Angeles, y constituyó el deceso más notorio de la música pop en 2022.

(También puede leer: ¿Quién era Taylor Hawkins, el baterista de Foo Fighters que murió?)

El regreso de los conciertos

El fallecimiento de Hawkins opacó la celebración del regreso del festival más importante de Colombia, pero no la detuvo. El retorno del Estéreo Picnic marcó el inicio de una explosión de conciertos como no se había visto nunca en nuestro país, pero fue también representativo del regreso de los espectáculos en vivo en todas partes del mundo. Los grandes festivales como Lollapalooza y Coachella regresaron con números récord de asistencia. En Colombia, la sobreoferta de eventos complicó la situación para promotores y asistentes por igual, debido a la escasez en la prestación de servicios de seguridad y logística. La apertura de un nuevo lugar, el Coliseo Live, a las afueras de Bogotá, causó controversia por sus accesos y por la llegada al lugar, muy afectada ya por las difíciles condiciones de movilidad. El caso del concierto de Dua Lipa fue otro polémico momento, cuando el parqueadero de Salitre Mágico resultó no ser un buen lugar para presentar a una de las artistas de pop más grandes del mundo.

Los ‘fandoms’

La cantante este año ocupó los 10 primeros puestos de la lista Bilboard Hot 100.

Foto:

EFE

La controversia de los conciertos y los servicios no fue solo colombiana. Cuando la cantautora norteamericana Taylor Swift anunció la gira de promoción de su álbum ‘Midnights’, la página de la tiquetera más grande de los Estados Unidos colapsó debido a la fuerte demanda de boletas. La caída del sistema de Ticketmaster, producida por más de 14 millones de solicitudes    —muchas de ellas robotizadas, según dijo el presidente de la empresa a los medios en noviembre—, gestó la primera demanda colectiva en la historia de un club de fans a una corporación de servicios de conciertos. El debate y la pelea contra Ticketmaster no son nuevos, ya que en 1994 el grupo estadounidense Pearl Jam intentó “desbaratar” el potencial monopolio, sin lograr llegar muy lejos.

Los fans fueron claves en el desarrollo, el éxito, la promoción y las carreras en general de los artistas en 2022 mucho más que en cualquier otra época reciente. Los fans de Louis Tomlinson, quien también visitó a Colombia a comienzos de año, lograron poner su más reciente álbum, ‘Faith In The Future’, en el primer lugar de los listados británicos. Los fans de Beyoncé, menos organizados en el frente de las reproducciones y los puestos en listados, abanderaron la causa de relaciones públicas para hacer de ‘Renaissance’ uno de los álbumes escogidos por diferentes medios como el álbum del año. El colectivo de fans de Harry Styles presionó a medios de comunicación tradicionales y digitales a buscarle solución a la presentación del ícono del pop en el Salitre Mágico luego de la mala experiencia sufrida con Dua Lipa y finalmente lograron que OCESA reubicara a Styles en el Coliseo Live.

Desafortunadamente, la histeria colectiva generada por la fanaticada del joven cantante británico borró la buena gestión del fandom a la hora de verlo, pues obligaron a Styles a detener el concierto luego de pedir en numerosas ocasiones a sus fans que se abrieran espacio entre ellos, sin lograr una respuesta positiva. Aunque había espacio suficiente en la platea del Coliseo Live para albergarlos a todos, fueron múltiples los desmayos y el concierto estuvo a punto de cancelarse.

(Siga leyendo: Taylor Swift deja su marca en la historia con ‘Midnights’)

Bad Bunny

Bad Bunny vuela sobre el público durante su show en Bogotá.

Foto:

Andrea Moreno/ EL TIEMPO

Problemas de logística en Bogotá, Medellín y Ciudad de México también hicieron parte de la gira del álbum ‘Un Verano Sin Ti’, de Bad Bunny, quien se coronó como el personaje que más boletas de una gira vendió en el mundo en 2022. Bad Bunny, cuyo álbum mezcló el espíritu de Puerto Rico, el indie neoyorquino y el reggaeton vieja escuela, ocupó durante gran parte del año la atención y los listados de los servicios de reproducción del mundo entero. Bad Bunny - nombre de pila Benito Martínez - fue el símbolo del mundo latino pos pandémico: frenético, sensual y descarriado. La revista TIME escogió a ‘Un Verano Sin Ti’ como el álbum del año y la presencia de Bad Bunny en todos los listados re definió el estatus de la música latina en el negocio global del entretenimiento.

(Siga leyendo: Bad Bunny: el gran igualador del gusto)

Latino Gang

Al igual que Bad Bunny, Karol G representó una nueva invasión latina en diferentes mercados, incluyendo el estadounidense.

Karol G, La cantante medellinense que más sonó en radio en Colombia en 2022, estuvo presente durante los dos fines de semana del festival Coachella en California, y se convirtió así en un selecto puñado de colombianos que han logrado estar en las prestigiosas tarimas del famoso evento. Durante su presentación en el segundo fin de semana presentó a J Balvin y le agradeció por su apoyo, que el público estadounidense aplaudió.

Al igual que Bad Bunny, Karol G representó una nueva invasión latina en diferentes mercados, incluyendo el estadounidense. No solamente el reggaeton fue poderoso en ese mercado, también la avanzada del género regional mexicano fue muy visible en Norte y Suramérica. Acompañando a Karol estuvieron en Coachella el reconocido Grupo FIRME y la joven estrella Natanael Cano, que tuvieron shows a reventar en el campo de polo Empire en Palm Springs, donde se lleva a cabo el festival.

Otro fenómeno importante fue el del rap argentino, que vio una explosión grande gracias a lanzamientos de artistas como Duki, Tiago PZK TRUENO y sus respectivas visitas a Colombia. Se destacó dentro de esta explosión argentina de lo urbano la sesión 52 del productor BZRP junto al músico urbano Quevedo, que ocupó durante un largo tiempo en el año el primer puesto de la tabla global de Spotify y se convirtió en una de las canciones más grandes de fiesta en el regreso a las discotecas en el mundo entero.

El Ferxxo

El cantante antioqueño se presentó en el Movistar Arena este 2 de diciembre.

Foto:

César Melgarejo/CEET. @cesarmelgarejoa

Ningún artista colombiano sorprendió tanto como Feid en 2022. El compositor y productor de Medellín se convirtió en el fenómeno del movimiento urbano durante el año. Con una estrategia meticulosa de redes sociales para lanzar su álbum ‘Feliz Cumpleaños Ferxxo Te pirateamos el álbum’, una exitosa interpretación de sus canciones en el formato ‘Tiny Desk’ de la radio Pública estadounidense y la creación de un “personaje” típico de calle paisa, el hijo de un profesor de Historia del Arte de Medellín y compositor para Nicky Jam y J Balvin se quedó con la atención de una fanaticada febril que le agotó todas las fechas en la Movistar Arena y lo convirtieron en la firma colombiana más cotizada del sello Universal Music a nivel internacional.

(Vea también: Así es el paso a paso para crear un reguetón, según Feid: documental)

La caída de Kanye West

Kanye West ya no hace parte de la lista de Forbes de los más ricos del mundo.

Foto:

Getty Images

El reconocido rapero, productor y diseñador de Chicago comenzó mal el año y lo terminó peor. Una figura venerada por toda una generación se vio cada vez más opacada por sus acosos a su ex esposa, Kim Kardashian y al comediante Pete Davidson, con quien Kardashian sostuvo una breve relación a comienzos de año, luego de su presentación en el programa Saturday Night Live. A pesar de los berrinches y las suspensiones en redes sociales, West produjo alrededor de 40 canciones para distintos artistas en 2022 como Alicia Keys y la mitad del más reciente álbum del rapero Pusha T, ‘It’s Almost Dry’, nominado a un Grammy. La puntilla final de la carrera de West se clavó durante la semana de la moda en París, en que el diseñador presentó una colección para Balenciaga y Adidas en la que utilizó la frase ‘White Lives Matter’ —“Las vidas de los blancos importan”— haciendo eco de múltiples grupos supremacistas de ultra derecha estadounidenses. En la medida en que empeoró su situación mental —West ha sido declarado bipolar y debe estar medicado—, sus comentarios anti semitas y a favor del nazismo le valieron la cancelación de su contrato con Adidas, Balenciaga y su salida de las agencias de representación de talento que hasta el momento lo acompañaban. Fue ver la caída de un genio ante los horrores de la fama y la enfermedad mental, ambas presentes constantemente en la obra de West, premonitorias de un año - y de una época - en que, más allá de likes y plata, la música comercial pareció no significar mucho y durar menos que un post viral en Tiktok.

Escuche el pódcast 

Escuche a Alejandro Marín en el Bilingual Pódcast en Spotify y en Apple Podcasts y en La X, Más Música, y véalo en Canal Trece todos los lunes a las 10 p. m.

Más noticias

Con un espectáculo de colores y luces ‘cósmicas’, Coldplay se tomó Bogotá

“Gracias por no hacerme un artista, sino un hermano de Colombia”: Daddy Yankee

Un ícono del reguetón en el Movistar Arena: así fue concierto de Feid en Bogotá

Así fue el espectacular concierto de Dua Lipa en Bogotá

ALEJANDRO MARÍN
PARA EL TIEMPO
En Twitter: @themusicpimp

Mis Portales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.