Noche histórica

Noche histórica

Óscar Acevedo habla sobre la presentación del violonchelista Santiago Cañón en el Teatro Mayor.

Santiago Cañón

"Cañón transmite el gusto por lo que hace, se le nota la pasión y hace felices a sus oyentes": Óscar Acevedo.

Foto:

Cortesía Teatro Mayor

Por: Óscar Acevedo
05 de julio 2019 , 10:29 p.m.

El jueves pasado la Orquesta Sinfónica Nacional presentó en el Teatro Mayor un concierto dirigido por el americano Carl St. Clair con el violonchelista Santiago Cañón como solista invitado, en su primera presentación después de haber recibido la medalla de plata en el prestigioso concurso internacional Tchaikovsky.

La noche comenzó con la Obertura de Ruslán y Liudmila de Glinka, un inicio contundente y ágil que sirvió de preámbulo a lo que nos esperaba. Desde la aparición de Cañón en escena, el auditorio estalló en aplausos y vivas previsibles para celebrar al primer colombiano en recibir este reconocimiento, pero a medida que fuimos entrando en el Concierto para violonchelo y orquesta en mi bemol mayor del compositor ruso Dimitri Shostakovich, un hechizo se apoderó de toda la concurrencia.

El magnetismo creció con los primeros acordes del segundo movimiento, que se mueven a sitios inesperados generando una incertidumbre tonal muy bien resuelta por la dulzura melódica del chelo de Cañón y por el acompañamiento equilibrado de la sección de cuerdas de la orquesta.

A estas alturas era evidente el dominio de los matices de este joven de 24 años y su lucimiento en los registros extremos del instrumento, donde es difícil expresarse con claridad.

Cañón transmite el gusto por lo que hace, se le nota la pasión y hace felices a sus oyentes.

Pero fue la profunda sincronía lograda entre director, orquesta y solista la que nos convenció del alto nivel de profesionalismo que estábamos presenciando –atónitos– en una noche histórica para la música colombiana.

Esta impecable ejecución ante una Teatro Mayor repleto, no tiene absolutamente nada que envidiarle a las muchas versiones de este concierto grabadas por grandes solistas y grandes orquestas del mundo.

Hay que anotar que Carl St. Clair usa la batuta como una varita mágica que dibuja los giros musicales con gran plasticidad y que los músicos responden al instante. Sus manos vuelan como una mariposa que va cantando con sus alas.

Da gusto oír a la Sinfónica tocar con tanta fuerza y coordinación bajo su conducción. Conciertos memorables como este no se ven todos los días y ameritan la transmisión en directo en redes, en radio y en televisión nacional. La conquista de Santiago Cañón es un triunfo que motiva e ilumina al país.

ÓSCAR ACEVEDO
MÚSICO Y CRÍTICO MUSICAL
acevemus@yahoo.com

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.