Secciones
Síguenos en:
El noruego y el acordeonero que 'tradujeron' a Bob Dylan al vallenato
Vallenato con canciones de Bob Dylan

Øystein Schjetne, con el micrófono, se encargó de poner la voz en el tributo. El el acordeón, Manuel Vega, rey vallenato 2020.

Foto:

Cortesía Centro Cultural La Provincia

El noruego y el acordeonero que 'tradujeron' a Bob Dylan al vallenato

Un noruego enamorado de nuestra música invitó al rey vallenato Manuel Vega a interpretar a Dylan.

Son pocos los vallentatos grabados en inglés y son menos –quizás solo dos– los que llevan la firma del estadounidense Bob Dylan como autor de sus letras.

No es que el músico estadounidense, Premio Nobel de Literatura 2016, se haya puesto a componer vallenatos, sino que un noruego –Øystein Schjetne– que divide sus pasiones musicales entre la música de Dylan y nuestra música de acordeón decidió emprender un proyecto que transformó dos clásicos de Dylan en un merengue y un paseo.

Bob Dylan durante una presentación en Los Ángeles en el 2009. A la derecha, el rey vallenato 2020, Manuel Vega.

Foto:

AFP / Archivo particular

Por el momento, apenas se conocen algunos fragmentos de estas canciones, cantadas en inglés por el mismo Schjetne, con el acordeón del actual rey vallenato, Manuel Vega Vásquez, convertido, gracias a este proyecto, en el acordeonero que tradujo a Dylan a este género musical. En alguno se oye un saludo al estilo más clásico de nuestros ritmos que reza: “Maestro Bob Dylan, un cariño para ti, desde mi tierra vallenata”.

Detrás de estas canciones está la historia de alguien cuya vida dio un vuelco con solo escuchar nuestra música al llegar al país. Así le ocurrió a Schjetne, un ingeniero y administrador devoto de Bob Dylan desde los 13 años, cuando escuchó por primera vez el álbum Slow Train Coming. Al llegar al país, en 1999, para hacer una maestría en sociología en la Universidad Nacional, Schejne se encontró con el vallenato y eso le revolucionó su concepto musical.

Se convirtió en un investigador del folclor, un estudioso de las letras de los compositores clásicos, un vallenatólogo más. Tanto que ahora, con toda seriedad, afirma: “Los dos artistas más importantes de mi vida son Bob Dylan y Leandro Díaz”.

Alcanzó a conocer a Leandro, el compositor de La diosa coronada. También a Lorenzo Morales, a Rafael Escalona y muchos más. Los buscó, se les acercó, intentó descifrar sus letras y su cultura. Su deseo de compartir con los suyos esta pasión vallenata lo llevó a organizar, en el 2009, una gira en la que se llevó a Leandro Díaz, a su hijo Ivo y al acordeonero y rey vallenato Almes Granados por diferentes ciudades de Noruega y Suecia.

(Puede leer: 'Aunque lo fue, Leandro Díaz nunca se sintió marginado', entrevista con Alfonso Sánchez Baute sobre el compositor vallenato).

Tantos años inmerso en la cultura vallenata lo llevaron a fundar, hace cuatro años, el Centro Cultural La Provincia, en Cartagena, donde está radicado, en apoyo al vallenato clásico.

Pero jamás podría dejar de lado al autor de Blowin’ in The Wind. “Dylan cumple 80 años el 24 de mayo –dice Schjetne–. Es un evento de magnitud mundial. Tiene millones de seguidores que no son cualquiera, sino personas para quienes su música es el soundtrack de su vida”.

El noruego podría dar cátedra sobre el músico que publicó su primer disco en 1962. “Sus grandes canciones eran de los 60 y 70. Pero el año pasado lanzó una canción que llegó al número uno en Billboard, es una canción sobre John F. Kennedy y tiene 17 minutos. Es decir, todavía, al borde de los 80, está innovando en la música popular, en el rock y en la poesía que ha hecho toda su vida”.

Schjetne resume que Dylan empezó con canciones de protesta en guitarra acústica y describe en detalle sus saltos a otros géneros: el paso al rock eléctrico en el 65, con letras surrealistas y versos influidos por poetas franceses como Rimbaud y Verlaine. “Con estos versos revolucionó la música popular –cuenta–, pero después pasó al folk, donde también dejó huella grabando country en una época en la que este género y el rock no parecían tener públicos compatibles. De ahí pasó a cantar sobre la vida de un hombre casado y con hijos. Más adelante, en Desire, habla sobre su divorcio. Incluso llegó al góspel”.

Así que Schjetne, vallenatólogo y ‘bobdylantólgo’ por igual, no podía hacer otra cosa, al acercarse el cumpleaños número 80 de su ídolo musical, que unir estas dos pasiones.

En honor al músico y nobel, ese saludo vallenato cobra una dimensión nueva.

“Creo que por primera vez grabamos música de Bob Dylan en ritmo vallenato –dice Schejne–. Para mí es una forma de dar a conocer el género en el exterior. Una de las razones por las que en el 2009 llevé a Leandro Díaz, Ivo y Almes a Noruega, aparte de tener la experiencia única de compartir con Leandro, fue ver cómo reaccionaba el público en Escandinavia frente a esta música desconocida. Fue una locura total. Gente que nunca había escuchado el género y no conocía las canciones se puso a bailar, a saltar y hasta a llorar”.

Leandro Díaz y Øystein Schjetne durante la gira de conciertos que hicieron por Noruega y Suecia en el 2009.

Foto:

Cortesía Øystein Schjetne

Así se convenció de que “el vallenato es un género musical que puede pegar en todo el mundo”, aun en tiempos del reguetón.

“Tiene todo el potencial para ser un éxito mundial –sostiene–. Y me atrevo a decir que lo que está limitando su éxito es que no tenemos la calidad de composiciones que sí teníamos hace 30, 50 o 70 años. Tal vez tenemos los autores, pero no los dejan sonar con esas letras. Faltan buenas composiciones, porque los intérpretes y músicos son excelentes”.

Por lo pronto, el noruego pone su granito de arena: convirtió The Times They Are A-Changing, de Bob Dylan, en un merengue vallenato. Mientras que Just Like Thumb’s Blues se transformó en un paseo.

También admirador de la lucha de Manuel Vega, en pos de la corona de rey vallenato (el acordeonero contaba con 21 intentos fallidos, en los que muchas veces fue segundo o tercer lugar), le hizo un homenaje cuando por fin se coronó el año pasado. De paso, lo invitó a participar en su tributo a Dylan. Ya Schjetne tenía grabaciones suyas en guitarra, en un intento de llevar a Dylan al vallenato.

Ahora, el trabajo de Vega con la música del nobel está hecho. Dos días antes del célebre cumpleaños, las canciones subirán “a Spotify, iTunes y otras 20 plataformas más”, dice, y si les va bien, de pronto se animan a grabar otras cuantas y a completar un disco.

¿Dónde y cuándo?

‘Un saludo vallenato de Colombia al maestro Bob Dylan’ será lanzado el 22 de mayo, en diferentes plataformas musicales. El proyecto se puede consultar en www.laprovincia.org/dylan80

LILIANA MARTÍNEZ POLO
REDACCIÓN CULTURA
@Lilangmartin

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.