Homenaje al son de 'María Teresa y Danilo' en el Carnaval de las Artes

Homenaje al son de 'María Teresa y Danilo' en el Carnaval de las Artes

Este viernes en el Parque Cultural del Caribe, Barranquilla les rendirá un tributo a Hansel y Raul.

Hansel y Raúl

Hansel Martínez y Raúl Alfonso, fundaron primero La Charanga 76 y después, el dúo que lleva sus nombres.

Foto:

Jairo Patiño

Por: Liliana Martínez Polo
04 de febrero 2020 , 08:01 a.m.

Al nombrar a Hansel y Raúl es casi inevitable tararear María Teresa y Danilo, su canción más famosa, entre muchas que llevaron por el mundo a lo largo de más de cuatro décadas.

No obstante ser un dúo, Hansel y Raúl no se ven mucho. Cada uno vive en un extremo de Florida (Estados Unidos), pero coincidirán en el Carnaval de las Artes, en Barranquilla, que comienza el 6 de febrero.

Les harán un homenaje el viernes, a las 8 p. m., en el Parque Cultural del Caribe. Allí compartirán sus historias con el público, en entrevista con la actriz y cantante Aida Bossa.

Poco antes del viaje, Hansel Martínez le habló a EL TIEMPO sobre los hitos de su carrera, abultada de condecoraciones y premios por el famoso dúo que hizo con Raúl Alfonso y, por su agrupación anterior: “Comenzamos con La Charanga 76, en el año 76. Los 40 años de La Charanga los celebramos en el Madison Square Garden, en el 2016”, dice Hansel.

Pero se conocieron antes...

Nacimos en Cuba, pero vinimos de niños. Yo llegué de 5 años y Raúl, de 6. Nos conocimos en Nueva Jersey y formamos un grupo llamado The Jersey Boys, y en un ensayo, el papá del baterista dijo que teníamos que cambiarle el nombre porque unos italianos en Newark se llamaban así (de ahí salió Frankie Valli & The Four Seasons), así que le pusimos The Jersey Cuban Boys.

Pero, solo mucho después con La Charanga 76 empezamos con la música cubana, la típica de charanga, sin trompetas ni trombones, solo violín y flauta. Más adelante, en el 83, cuando nos salimos del grupo, empezó Hansel y Raúl.

¿Por qué formar el dueto?

Quisimos dejar atrás la monotonía de la charanga, que al no tener metales como trompeta o trombón se vuelve rutinaria. Lo primero que hicimos fue añadir estos instrumentos. Seguía siendo charanga, pero podíamos abarcar el repertorio, engrandecerlo con más ritmo. Usamos la campana de mano, instrumento tabú en el género de esa época, y platillo. Sobre todo, hicimos algo más con las voces. Las charangas se cantan al unísono, pero Raúl y yo lo hicimos en armonía.

¿Y el camino a la consolidación?

Lo de La Charanga 76 fue un milagro. Ensayamos por años las mismas canciones para grabar. Pero no teníamos disquera. Uno de los muchachos de la orquesta llevó a la hija de Tito Rodríguez, un cantante puertorriqueño que tenía una compañía. Ella fue a un ensayo y nos dijo que pasáramos a la oficina, y firmamos. El primer LP fue un éxito rotundo con un éxito llamado Soy, que todavía se oye. Grabamos siete discos.

¿Y los primeros éxitos del dúo?

Como Hansel y Raúl empezamos en el 84; el primer disco tenía un tema, María, que se oyó en Nueva York y en las ciudades grandes de Estados Unidos. Pero afuera no pasó mucho. Con el segundo, tampoco, y con el tercero pasamos a RCA, que creó una división latina. El disco tiene el tema María Teresa y Danilo, que nos puso en el mapa.

Un tío mío nació en Barranquilla. Yo tenía que haber nacido allí, pero no, me mandaron a nacer en Cuba, pero sin culpa mía

¿De dónde vino esa historia?

Cosas que se me ocurren. En Estados Unidos había series que eran como telenovelas: Falcon Crest, Dinastía. Dallas me gustaba, pues allí las cosas se complicaban mucho, mucha infidelidad.

Y mi mamá me dice: ‘En los campos de América Latina pasan esas cosas constantemente: los dueños de las fincas tienen relaciones con las empleadas. Tu abuelo decía que los hijos siempre se deberían conocer’. De ahí vino la idea de que una muchacha se fuera a casar y al llevar al novio a casa, el padre dice: ‘No puedes, porque es tu hermano’. Y la madre tercia: ‘Cásate, porque él no es tu papá’. Hoy tiene 48 versiones, en 16 idiomas.

¿Le tuvieron fe desde la composición?

Sí. Desde el primer momento. Salió en un avión de San Francisco a Nueva York. Cuando la vi escrita dije: ‘Esto va a ser un palo, porque no se le ocurre a todo el mundo’. Pero no imaginé la magnitud. Tuvo éxito en Japón, Australia, Finlandia, el mundo. Ganó dos discos doble platino que estoy viendo en la pared. Esos discos ya no los dan, los guardo como reliquias porque ya no existen.

¿Qué éxitos siguieron?

Uno que la compañía no quería hacer: Yo quiero, con Milly Quezada y Jocelyn, de Los Vecinos, en el segundo disco con RCA. Fue un éxito, aunque no más que María Teresa y Danilo. También estuvo la canción con Luis Enrique, Ella.

¿Había presión de superar a María Teresa y Danilo?

La presión que nosotros nos ponemos es mayor de la que puede ponernos una compañía, porque es nuestra vida y no sabemos hacer más nada; por eso, uno trata de superarse para poder trabajar.

Hubo una separación y un regreso, ¿por qué?


En un momento solo era: grabar disco, salir de gira, grabar disco, gira y te cansas. Entonces, ya no es tienes ocho o diez canciones que te gustan y las grabas, sino que te toca. Así no queríamos. No peleamos, fue amistoso el deseo de descansar. Iban como 20 discos, sumando La Charanga 76 y Hansel y Raúl.

Así que fue un respiro para recuperar fuerzas. El regreso lo hicimos con el disco Celebrando (1995). Fueron años sin grabar, pero hacíamos presentaciones privadas. El álbum nos dio otro Grammy, que vino siendo el tercero porque ganamos dos con María Teresa y Danilo.

La presión que nosotros nos ponemos es mayor de la que puede ponernos una compañía, porque es nuestra vida y no sabemos hacer más nada; por eso, uno trata de superarse

Ahora vienen al homenaje en Barranquilla...

Me siento orgullosísimo. Me siento bien en Barranquilla desde la primera vez que fui, y hemos ido unas 50 veces. Tengo familia allá. Mi abuelo paterno era embajador de Cuba en Bogotá. En el año 46 conoció allí a mi abuela, que era barranquillera. Después del matrimonio se fueron a Cuba. Un tío mío nació en Barranquilla. Yo tenía que haber nacido allí, pero no, me mandaron a nacer en Cuba, pero sin culpa mía.

¿Cuál es su grabación más reciente?
Grabamos el disco 33 (2010), con todos los temas nuestros que fueron número uno en distintas épocas, y pusimos cinco nuevos.

¿Qué sigue para ustedes?

Ir a Barranquilla. Raúl vive en Sarasota, Florida, a unas seis horas de mi casa. Entonces, nos vemos en el aeropuerto. Cuando trabajamos en esta área, nos vemos en el baile. Si es algo grande, hacemos un par de ensayos. Pero para Barranquilla no ensayamos. Hace mucho no grabamos. Es porque él vive lejos.

¿Piensa grabar otra vez?


De pronto, cuando me venga la inspiración y haga algún tema, pueda pensarlo. Mientras tanto, con los 33 que tenemos nos vamos y tenemos para seguir dándole a la piñata.

Encuentros imperdibles

El Carnaval de las Artes, del 6 al 9 de febrero, tendrá en sus mañanas programación en la Cinemateca del Caribe. Se proyectarán películas y cortos, entre estos La joven con el arete de perla, del director Peter Webber, otro de los invitados.

En La Cueva habrá charlas a lo largo de cada día. Se destacan, por ejemplo: ‘El Próspero del grupo’ (viernes 7, 9 a. m.), acerca de la obra de Próspero Morales Pradilla, y la de Laura Restrepo, el mismo día, a las 3 p. m.

En la calle La Cueva hay una programación más festiva. El jueves cerrará la noche con la presentación del grupo Kombilesa (hip hop y música de Palenque) y el cierre, el domingo, es con La Mambanegra, de Cali.

En el Parque Cultural del Caribe estarán el centenario de Benny Moré (jueves 6, 8:30
p. m.), Teresita Gómez al piano (sábado 8, 6 p. m.), la parranda con Lisandro Meza (domingo 9, 7:30 p. m.) y Recordando a Esther Forero (9 de febrero; 8:30 p. m.).

Ver programación en: www.fundacionlacueva.org

LILIANA MARTÍNEZ POLO
CULTURA Y ENTRETENIMIENTO
Lilang@eltiempo.com

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.