La cuarentena en vivo / Opinión

La cuarentena en vivo / Opinión

Óscar Acevedo habla sobre el momento que vive la industria musical debido al confinamiento.

Conciertos

Todos los eventos de masas, como conciertos y presentaciones artísticas, fueron cancelados ante la pandemia. 

Foto:

Juan Diego Buitrago. EL TIEMPO

Por: Óscar Acevedo
24 de abril 2020 , 04:50 p.m.

Me imagino a los dueños de Spotify, Facebook y otras plataformas frotándose las manos por el inusitado tráfico virtual de millones de usuarios en busca de contenidos que acompañen sus largas horas de encierro y apaguen sus angustias.

Esa gran satisfacción la deben de estar sintiendo las empresas que facturan mensualmente servicios de conexión al ver cómo sus clientes buscan afanosamente información sobre la epidemia.

Al otro extremo veo a una gran cantidad de profesionales que comparten desinteresadamente información útil para los internautas, sean estos periodistas o científicos hablando sobre lo que nos ocurre.

Veo a músicos como Yo Yo Ma o Chick Corea que ‘regalan’ sus bellas y tranquilizantes interpretaciones en redes. Veo cantantes como Cecile McLorin haciendo conmovedores conciertos sin más tecnología que un simple celular y un modesto cuarto de su casa.

Otras, como Paulina Rubio, muestran su verdadera faceta cuando quedan a solas, sin el maquillaje ni los reflectores que les escondan su verdadera e inmadura personalidad.

Veo, con mucha tristeza, a infinidad de artistas sin trabajo por el aislamiento social, porque sus presentaciones habituales se acabaron y no volverán hasta que desaparezca el peligro, para lo que aún faltan largos meses.

Aparte de los planes de ayuda nacionales y municipales, me reconforta ver la solidaridad de colectivos como Mussico y agremiaciones como Sayco y Acinpro, que ya están atendiendo los casos de muchos compositores e intérpretes que súbitamente dejaron de recibir ingresos.

Lo grave es que la escasez seguirá, los ahorros públicos y privados se acabarán y la crisis no da espera.

Veo, con mucha tristeza, a infinidad de artistas sin trabajo por el aislamiento social, porque sus presentaciones habituales se acabaron y no volverán hasta que desaparezca el peligro

Por otra parte, veo que montones de intérpretes publican videos con sus interpretaciones sin recibir nada a cambio. Eso me lleva a pensar que ya no trabajan para el establecimiento donde tocaban antes, ahora trabajan para Facebook.

Esa y otras empresas son las nuevas beneficiarias de esta oleada de publicaciones. Siendo las redes el único medio que les queda a tantos trabajadores de la cultura para presentar sus creaciones.

¿No les parece lógico que estos emporios digitales destinen parte de sus ingresos para retribuir a los generadores de contenido? Por lo visto durante esta cuarentena en vivo, la propiedad intelectual está beneficiando solo a unos pocos mientras otros sufren.

ÓSCAR ACEVEDO
Músico y crítico musical
acevemus@yahoo.com

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.