La batuta rusa / Opinión

La batuta rusa / Opinión

Óscar Acevedo habla sobre lo que dejó la Orquesta del Teatro Mariinsky, de San Petersburgo. 

Teatro Mayor Julio Mario

La empresa del Teatro Mariinsky, de Rusia, ofreció un concierto en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo.

Foto:

Archivo Particular

Por: Óscar Acevedo​
13 de marzo 2020 , 04:41 p.m.

Voy a enfocar esta nota en datos prácticos que pueden ser de utilidad para entender lo que ocurrió el pasado lunes 9 de marzo en el Teatro Mayor. Según el programa de mano, la Orquesta del Teatro Mariinsky de San Petersburgo ha sido dirigida y elogiada por personajes como Berlioz, Mahler y Wagner, entre otros músicos históricos que han trabajado con ella.

Ha estrenado obras como Boris Godunov, de Mussorgsky, o la Sinfonía n.° 6 de Tchaikovsky, que ya pertenecen al patrimonio cultural de la humanidad.

Como lo describe la contrabajista bogotana Ángela Contreras, asistente principal de la sección de contrabajos de esta institución, la orquesta tiene un nómina de 400 músicos con el esquema de titulares y suplentes que cubren a los que requieren de una pausa, pues la orquesta toca prácticamente todos los días.

En sus declaraciones a la revista Tempo, esta privilegiada contrabajista cuenta que en las giras solo alcanzan a ensayar en el teatro de turno antes del concierto, puesto que todos los días tienen que hacer maleta para el siguiente compromiso.

Bajo la diminuta batuta y la mano trémula del reconocido director moscovita Valery Gergiev, esta bicentenaria empresa musical ofreció un concierto en el Teatro Mayor de Bogotá el pasado lunes con un programa concentrado en compositores rusos.

Podría describir la exitosa carrera de este carismático músico que le habla al oído a Vladimir Putin, pero quiero referirme a un detalle que me llamó la atención. Entre los músicos invitados que participaron en esa noche de fábula estaban el pianista colombo-ruso Sergei Sichkov y cinco afortunados colombianos: Diana Melo, Santiago Suárez y Juan David Forero en la percusión, Viviana Salcedo en el corno y Sebastián Cifuentes en el trombón, integrantes de las orquestas Sinfónica de Colombia y Filarmónica de Bogotá.

La oportunidad de estar dentro de este sincronizado aparato sonoro es un privilegio para estos intérpretes, para sus estudiantes y para su audiencia local.

Esta bicentenaria empresa musical ofreció un concierto en el Teatro Mayor de Bogotá el pasado lunes con un programa concentrado en compositores rusos

El hecho de que estos músicos colombianos compartan atriles con una orquesta como la Mariinsky funciona como un toque de Midas para sus carreras.

Ojalá que estas grandes orquestas que nos visitan cada vez con mayor frecuencia compartan su experiencia y dejen huella en el país invitando a nuestros ejecutantes.

Aplausos al violinista Kristóf Baráti por su amorosa versión del concierto para violín en mi menor de Mendelsshon.

ÓSCAR ACEVEDO
Músico y crítico musical.
acevemus@yahoo.com

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.