¿Cómo explicarle una balada rock a un ‘millennial’?

¿Cómo explicarle una balada rock a un ‘millennial’?

Scorpions, que vuelve a Colombia, sigue con sus clásicos conmoviendo al mundo. ¿Cómo lo logra?

Scorpions

Scorpions (de izq. a der.): Pawel Maciwoda-Jastrzebski, Matthias Jabs, Klaus Meine, Rudolf Schenker y Mikkey Dee.

Foto:

Cortesía Move Concerts

Por: Carlos Solano
07 de septiembre 2019 , 09:32 p.m.

¿Qué es una balada rock? La sola idea puede parecer arte rupestre hoy, cuando las letras de ahora apuntan a “dale don dale / contra la pared / me paga pa’ que se lo hunda”. ¿A quién le puede interesar el amor idílico que habla de “tumbar muros” o algo así como “llévame a la magia del momento, en una noche de gloria, cuando los niños del mañana sueñen con un viento de cambio”? ¿De dónde sale eso?

Básicamente, de la mente de Klaus Meine, el cantante de la banda alemana Scorpions, detrás de baladas rock como ‘Still Loving You’ o ‘Wind of Change’ (y de otros clásicos del rock más fuertes). La fuente está, posiblemente, en esto: cantarle a la libertad porque conoció un mundo sin ese privilegio.

“¡Es una buena pregunta! –dice con una carcajada el cantante, que sigue roqueando a sus 71 años– ¿qué es una balada rock? Un ‘picotazo’ de emoción. Canciones que alcanzan tu corazón, que se meten profundo en tus emociones, es algo que no puedes explicar realmente, pero cuando escuchas una balada rock lo sabes porque levantas las manos y sientes la piel de gallina”.

“¡Y tenemos unas cuantas de ellas!”, agrega Meine.

Scorpions vuelve a Bogotá para un concierto en el Movistar Arena, el próximo 10 de octubre, después de nueve años de aquella primera vez (en el parque Simón Bolívar), en una gira que supuestamente se llamaba ‘Farewell’ (despedida). La actual lleva un nombre más acorde: ‘Crazy’ (loco).

“Un gran ‘riff’ de guitarra, o incluso una canción de rap o de otro género, te llega a través del ritmo –explica Meine–, pero una balada se pone realmente emocional. Si tienes la melodía por encima de todo, una composición fuerte, esa canción durará por siempre en el sentimiento colectivo, es lo que te hace sentir bien, es lo que recuerdas del momento en el que besaste por primera vez a tu primera novia, trae todos estos recuerdos sobre la mesa en un sentimiento cálido acerca de la vida. Si tienes la composición, al final tendrás a alguien que la cante”.

Recuerdos que están ligados a una historia de 55 años: “Crecimos a la sombra del Muro de Berlín, a nueve kilómetros estaba el primer puesto de control hacia Alemania Oriental, lo veías cuando querías dar un concierto en Alemania Occidental, éramos una banda joven. Crecimos con la Guerra Fría”.

‘Wind of Change’, uno de sus himnos, está cumpliendo 30 años exactos. Así es su historia:

“Nuestra experiencia yendo a la Unión Soviética –cuando tocamos en Leningrado en 1988 y, al año siguiente, apenas unos meses antes de que cayera el Muro de Berlín, tocamos en el legendario Moscú Music Peace Festival, que viéndolo ahora fue como un Woodstock ruso–, siendo una banda alemana, junto a todas las que tocaron ese 13 de agosto –como Bon Jovi, Ozzy Osbourne, Skid Row, Mötley Crüe–, cuando volvieron a casa para ellos fue como ‘¡wow, roqueamos la Unión Soviética!’, pero para nosotros involucraba sentimientos mucho más profundos”, recuerda Meine.

“Fue cuando escribí ‘Wind of Change’ –explica–, exactamente en septiembre de 1989. Unos meses después cayó el muro. Esa canción refleja el momento histórico en el tiempo: el futuro estaba abierto tras la Guerra Fría”.

Pero los vientos de cambio siguieron: “Fíjate, un 11 de septiembre el mundo volvió a cambiar y hoy es totalmente diferente, con el ‘brexit’ y tantas cosas, es decir, los políticos están intentando mantener a Europa unida, algo que es muy importante”.

“Como músicos, usualmente vemos todo a través de los ojos del arte, lo hacemos al tocar en todos esos países. Cuando las emociones están exaltadas con la música y las palabras, todas las personas nos unimos más, es bello. Pero en la realidad, sabemos que es mucho más complicado”, sostiene.

Si tienes la melodía por encima de todo, esa canción durará por siempre en el sentimiento colectivo. Si tienes la composición,
al final tendrás quién la cante

Entre metaleros

Si bien la balada rock es una marca de Scorpions (prueba de eso, su compilación ‘Born to Touch Your Feelings’, 2017), lo son también los solos de guitarra de Rudolf Schenker y Matthias Jabs, que no son solos sino partes orgánicas propias de las canciones. Y su prestigio le permite alternar con bandas de metal sin ningún problema.

Así ocurrió en el reciente festival Bloodstock 2019, en Reino Unido, en el que fueron cabeza de cartel sobre Anthrax, Children of Bodom, Dimmu Borgir, Hypocrisy, Soulfly, Death Angel, entre otras bandas muy pesadas.

“Fue genial (...). Todo el día (los espectadores) estaban con bandas muy duras del metal, pero al final de la noche llegó este ‘headliner’, cantó las baladas rock y el público estalló... ¡Algo nos dice eso! Usualmente tocamos en la gira latinoamericana con Megadeth como invitada especial (...). Ahora, para Bogotá vamos con Whitesnake, con David Coverdale”.

En la ecuación entra también el ‘implante de pulmón’ que tiene Scorpions desde 2016: el baterista Mikkey Dee, otrora integrante de Motörhead, que se extinguió con la muerte de Lemmy Kilmister: “Con él, es un ‘show’ muy potente”, añade Meine.

También es una banda que no depende ni de la pirotecnia ni de los efectos: “Tenemos una bonita producción en el escenario, las pantallas led y todo esto, pero es cierto, no necesitamos la pirotecnia ni los efectos, tenemos las canciones que todo el mundo puede cantar con nosotros. Son himnos de paz y es la energía de la banda la que sostiene la locura”, sostiene.

Por eso los planes de retiro que mencionaron en entrevista con EL TIEMPO en 2010 quedaron en el pasado: “Hay una nueva generación interesada, eso se siente muy bien, demasiado. No puedes negarlo. Estamos muy agradecidos”.

CARLOS SOLANO
EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.