Kenny Rogers, la voz que elevó la fama de la música ‘country’

Kenny Rogers, la voz que elevó la fama de la música ‘country’

Por causas naturales falleció, a los 81 años, el ícono de este género musical estadounidense.

Kenny Rogers

Kenny Rogers, un ícono de la música country estadounidense, falleció el viernes 20 de marzo.

Foto:

Suzzane Cordeiro. AFP

Por: Daniel Casas
23 de marzo 2020 , 03:37 p.m.

Kenny Rogers está inscrito en el pedestal de los artistas más grandes que ha tenido la música country y, por qué no, la música popular.

Con 30 canciones número uno entre listas de pop, country y adulto contemporáneo, fue inducido en el Hall de la Fama de la Música Country, recibió siete galardones en los Country Music Awards, incluido el Premio a Toda Una Vida en 2013, tres premios Grammy y elegido como el ‘cantante favorito de todos los tiempos’ en encuestas realizadas por la revista People y el periódico USA Today, se suma a las estadísticas que lo sitúan entre los artistas con mayores ventas en la historia discográfica, con 65 álbumes publicados y más de 165 millones de unidades vendidas.

Con su muerte, el pasado viernes 20 de marzo a los 81 años de edad, se cerró un capítulo que tuvo su mejor momento en la primera mitad de los años ochenta cuando sus canciones, con ese particular estilo vocal, ronco, grueso, pero igualmente terso y envolvente, competían codo a codo con las de los grandes de la época como Michael Jackson, Prince o Bruce Springsteen.

Nacido en Houston, Texas, en agosto de 1938, Kenny Rogers inició su carrera a finales de los años 50 en el ámbito del jazz y luego pasó al folk cantando y tocando el bajo y el contrabajo para el grupo New Christy Minstrels.

Hacia 1967 conformó The First Edition, un grupo polifacético, bastante sicodélico, del cual se convirtió en su líder, hasta 1975, cuando se disolvió y Rogers inició su carrera como solista.

Fue en 1977 cuando sus canciones se hicieron éxitos importantes, primero con Lucille, luego con The Gambler, que lo posicionaron en el tope de las listas country.
Para 1979, el divertido Coward of the County, la preciosa balada She Believes in Me y la no menos emotiva You Decorated My Life lo consagraron también en las listas de música pop. 

En 1980 hizo éxito una de las mejores alianzas de voces roncas con la preciosa balada Don’t Fall in Love with a Dreamer, al lado de Kim Carnes.De manera particular, la música country se ganó un espacio en el movimiento musical pop norteamericano durante la primera mitad de los años ochenta, con varios artistas que conquistaron el top 10, algunos con números uno, como Dolly Parton y Eddie Rabbitt.

Kenny Rogers fue el pilar de ese boom. Su nuevo éxito, Love The World Away, hizo parte de la banda sonora de la película Urban Cowboy, uno de los mejores ejemplos de esa invasión country.

En 1980 se alzó con su primer número uno pop con Lady, escrita por Lionel Richie Jr., y siguiendo la línea de lo que este último había hecho con su grupo Commodores en esas baladas inmensas y exitosas como Three Times a Lady Still. 

El tema se ajustó en su medida a la voz de Kenny Rogers y se convirtió en una de las baladas más memorables y recordadas de ese tiempo.

La experiencia con Lionel Richie hizo que este produjera su siguiente álbum, Share Your Love, publicado en 1982, y en el que se conjugó algo de soul y country, y en el que Richie demostró ser un talentoso productor.

I Don’t Need You, Through the Years, el tono country de Blaze of Glory, y su tema titular, versión de una canción soul de los sesenta, fueron los éxitos de ese álbum.

Su popularidad no se detuvo. En ese mismo año vino Love Will Turn You Around y en 1983 un hermoso dueto con la escocesa Sheena Easton, interpretando la composición de Bob Seger, We’ve Got Tonight.

A finales de 1982 Rogers se alió con Barry Gibb, de los Bee Gees, quien venía de producir el álbum Heartbreaker, de Dionne Warwick, para hacer un nuevo disco.
Eyes That See in The Dark, el álbum de Kenny Rogers producido en 1983, conjugó ese estilo tan definido de producción de Gibb y sus socios Alby Galuthen y Karl Richardson, como ya lo habían hecho para los propios Bee Gees, su hermano Andy Gibb, Barbra Streissand y la mencionada Dionne Warwick. 

Fue un poco extraño para Rogers, cierto es, pero funcional, con baladas, piezas rítmicas, y en algunos casos explorando en ámbitos country.

Del mismo, Islands in The Stream, con Dolly Parton, fue el summun de esa su época de oro y sería por dos semanas su último número uno en listas de música pop.
Las últimas figuraciones de Kenny Rogers fueron en 1984: de nuevo con Kim Carnes sumado al cantante de soul James Ingram para What About Me y finalmente con la balada Crazy.

Desde entonces su carrera en el country siguió muy activa, publicaba casi un álbum por año, pero sin éxitos en listas pop, hasta 2015, cuando anunció su retiro de la actividad musical, aunque hizo una gira de despedida que se extendió hasta 2017. 

Pero Rogers no solo se destacó como cantante en discos y conciertos. Fue reconocido como actor de cine, hizo parte de una docena de especiales de televisión, fue empresario de restaurantes, filántropo, escritor y aficionado a la fotografía, arte del que publicó dos libros.

En el mundo del entretenimiento, Kenny Rogers será recordado como uno de sus personajes más carismáticos, destacados, y como el cantante que llevó la música country, como nunca, a las altas esferas de la música pop.

Daniel Casas
Especial para EL TIEMPO
​@DanielCasasC

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.