Julio Reyes Copello: 'Quiero encontrar el talento en el que creo'

Julio Reyes Copello: 'Quiero encontrar el talento en el que creo'

El productor brilla en las nominaciones al Grammy Latino. Artistas que apoyó también triunfan.

Julio Reyes Copello

El productor colombiano radicado en Estados Unidos ya perdió la cuenta de las nominaciones que ha recibido en ambos Grammy.

Foto:

AR Solutions

Por: Liliana Martínez Polo
03 de octubre 2019 , 11:11 a.m.

El jueves pasado, cuando los reguetoneros manifestaban su descontento con las nominaciones al Grammy Latino dadas a conocer un día antes, el productor cucuteño Julio Reyes Copello celebrababa sus seis postulaciones.

Pero el trabajo seguía: Jennifer López, quien lo llama “Docky”, pues es como su “doctor musical”, estaba en su estudio de Miami trabajando en uno de sus proyectos hasta la madrugada.

Por el mismo estudio pasaron Will Smith, Alejandro Sanz, Ximena Sariñana, Fonseca y más artistas. Este año, Reyes Copello comparte nominaciones con algunos y es candidato al título de productor del año. Entre sus rivales por ese galardón, que le ha sido esquivo, está Juan Pablo Vega, artista y productor que años atrás fue de los talentos promovidos por Reyes Copello.

Paula Arenas, también colombiana, fue otra de sus apuestas. Ahora, esta pupila suya aspira a ganar tres premios, uno de ellos, álbum del año. El sello de Reyes Copello es ya una escuela musical. Sobre esto, los retos de su oficio y su opinión sobre la polémica de los reguetoneros, el productor habló con EL TIEMPO.

Uno crea el universo que quiere vivir, con lo que dice y lo que hace. La mayoría de las veces llega a mi equipo gente en la misma sintonía. Llevo años trabajando con personas afines a la idea de que nuestro trabajo es generar felicidad”.

Muchos talentos comenzaron con su apoyo. Otros productores hicieron escuela con usted...

De las cosas que más me alegran es estar en la misma categoría con Juan Pablo Vega, mi primer experimento con un artista que comenzaba. Después, lo invité a producir y a trabajar conmigo. Mira dónde va. 

Usted tiene un equipo de producción sólido que han crecido y siguen a su lado...

Están Ricardo López Lalinde y Nicolás de la Espriella (con ellos comparte algunas nominaciones). La intención siempre fue que aprendieran a proteger y a darle dignidad al trabajo de productor, una palabra que se ha barateado con tanto acceso a programas que hacen música. Muchos se llaman productores, pero no tienen el rigor ni la mística para hacer cosas artísticas.

Quiero plantar buenas semillas, crearles a los artistas una dirección para que tengan  poder de negociación y luego encontrarles el socio correcto que los lleve lejos.

¿Que fortalecería a la figura del productor?

Tantas cosas cambiaron en estos años. Primero, el concepto de entretenimiento. La fuente de entretenimiento de niños desde los 5 años y jóvenes es YouTube. Surgieron muchos entertainers y sin darnos cuenta se ha perdido la escala de valoración de lo que es bueno.

El público no está siendo tan exigente porque el entretenimiento se masificó. A la vez ha sido positivo tener una plataforma para ver cosas maravillosas.

Para mí, el productor es una persona capacitada para traducir las experiencias de un artista y llevarlas a su máximo potencial. Debe tener la capacidad de hacerte soñar despierto, de entretenerte, de dejarte algo en el espíritu, y para eso hay que entrenarse.

Valoro la intuición. Hoy recurro a ella más y trato de descartar procesos racionales en espacios creativos. Pero es importante tener una mística, una disciplina y respeto por lo que se hace. Es el mensaje que quiero sembrar. 

¿Cómo fue el proceso con Paula Arenas?

Lo de Paula es alucinante. Llegar a estas categorías como disquera independiente no tiene precedente. No hicimos más que poner la música afuera. No hubo maquinaria ni dinero. Ella se lo ganó con música y constancia. ArtHouse Records es su disquera, pero distribuimos con Sony porque somos como un kínder.

No quiero competir sino encontrar el talento en el que creo, plantar buenas semillas, crearles a los artistas una dirección para que tengan poder de negociación y, luego, encontrarles el socio correcto que los lleve muy lejos.

Hay diez o cincuenta millones de personas tratando de decir: ‘Aquí estoy’. Hay artistas nuevos que imitan. Otros tienen la capacidad de encontrar su propia voz. Eso me llamó la atención en Paula.

¿Cuántas nominaciones suma en su carrera?

Perdí la cuenta. La hacíamos ayer. Llegamos a 38 y 40 sumando el Grammy (anglo) y el latino. No puedo dar un número exacto.

Siempre a punto de ser productor del año...

No se me ha dado. Esta sería la cuarta nominación. Sería cheverísimo ganar. Pero ya me importa un carajo, porque ya es bonito estar nominado.

Esta sería la cuarta nominación a productor del año. Sería cheverísimo ganar. Pero ya me importa un carajo, porque ya es bonito estar nominado.

¿Qué opina de la polémica reguetón vs. Grammy Latino?

Me he tenido que morder la lengua con lo de la academia y los reguetoneros. Pero quiero decir que la academia es la única instancia que les brinda oportunidad a artistas y géneros que no tienen apoyo. Quisiera que los artistas recuerden cuando comenzaron y nadie creía en ellos.

La academia tiene la misión de encontrar y premiar el talento aun cuando no tenga respaldo. Entonces, si alguien está triunfando y tiene las cifras tan altas, debería estar feliz por lo que ya logró. No se puede sentir “irrespetado” por no tener gratificación inmediata.

Hay que tener empatía. El Grammy Latino es la única oportunidad para mucha gente y géneros. No se trata de discriminación, están ahí todos. Otros premios sí reconocen resultados de ventas y números, para eso están los Billboard. Pero el Grammy tiene la misión de darle espacio y reconocer el proceso artístico.

LILIANA MARTÍNEZ POLO
Cultura y Entretenimiento
Lilang@eltiempo.com

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.