Secciones
Síguenos en:
Juan Guillermo Ríos: un ‘anchorman’ vanguardista
Juan Guillermo Ríos

Juan Guillermo Ríos, con algunos de los integrantes de su familia.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Juan Guillermo Ríos: un ‘anchorman’ vanguardista

Juan Guillermo Ríos, con algunos de los integrantes de su familia.

Julio Sánchez Cristo prologa las memorias 'Paz, amor y buen genio', de su amigo y colega periodista.

Este es un viaje maravilloso de ida y vuelta. De la fama y poder a su más sencillo origen. De la nada a tenerlo todo y de regreso a su punto de partida. Estuvo en la otra dimensión y retornó. Y todo a sus 73 años, sin saber montar en bicicleta, ya que nunca tuvo una.

Este reportero de nacimiento, como bien escribió su madre, tiene una tarea aún por hacer y no se puede ir sin terminarla. Creció en un barrio pobre de Medellín, rodeado de once hermanos y sus padres, y nada más. Solo tenía ilusiones, y su tenacidad y persistencia lo llevaron a ser el periodista más influyente de su generación. Pasó por todos los medios y siempre dejó estela. La más luminosa fue, indiscutiblemente, en el Noticiero de las 7, donde se hace más grande al tener más del ochenta por ciento del share de sintonía, así el “establecimiento” haya pedido su cabeza y sus socios la hayan entregado.

(Lea además: Perfil/Adiós a Antonio Caballero: el gran rebelde del periodismo colombiano)

Tuve el honor de trabajar con él en 6 A. M. de Caracol Radio, pero no éramos simplemente compañeros de oficio, teníamos una deliciosa complicidad; nos divertíamos trabajando y también trasnochando. Juan Guillermo tenía el olfato de ese reportero curtido, siendo para entonces muy joven. Conectaba con la gente a una velocidad impresionante. En nuestras madrugadas, con Yamid Amat a la cabeza, se planeaba la agenda informativa del día en Colombia.

El libro es publicado por Intermedio Editores.

Foto:

Archivo particular

De él aprendí muchas cosas, pero una en especial que aún cultivo, porque también la vi en mi padre, y es que todo lo que uno se propone es posible. Imaginen los lectores el atrevimiento de este muchachito de su época, de irse a hablar con Dan Rather y Walter Cronkite a los Estados Unidos. Así era Juan Guillermo para todo.

El recorrido de su vida es ejemplar por la sinceridad del autor que, teniendo como copiloto a su hijo Andrés, identifican la luz y la sombra de la vida de un famoso que sin nada lo tuvo todo, hasta una segunda oportunidad para contarlo.

Me emocionan muchos episodios. El narrado por su hermana cuando regresa a una sencilla habitación y se abraza a su maleta, solo comparable a su llegada a Bogotá con la ropa envuelta en una toalla.

(Le puede interesar: Alí Humar: tres historias imperdibles en su propia voz)

Del BMW, del Cartier, del sastre en Londres queda el recuerdo, pero su esencia de la vida intacta, la misma que le permitió cerrar los ojos, solo temporalmente, y ahora disfrutar de otra etapa muy académica y, sobre todo, deliciosamente familiar.

Le creo cuando dice querer regresar a su Medellín y, mijito, con el cariño de siempre, me gustaría acompañarlo, ir a buscar esa fachada, la más linda de ese modesto barrio, la casa de los Ríos, y así vivir la emoción de los recuerdos de esta historia que nace de un pintor de brocha gorda y nos confirma que siempre es mejor comprar el pasaje de ida y regreso.

Otras noticias de los libros:

Murió el periodista Javier Ayala

Frases famosas de Gabriel García Márquez

¿A los 98 años cómo mantiene uno la mente casi perfecta?

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.