Jona Camacho: la música del futuro

Jona Camacho: la música del futuro

El productor, multinstrumentalista y cantante ibaguereño entra en la escena del pop alternativo.

Jona Camacho

Jona Camacho tiene una de las propuestas más potentes de la escena ‘indie’ en Colombia. ‘Memento’ es su nuevo proyecto, fresco y “futurista”.

Foto:

Cortesía OneRPM

Por: Mateo Arias Ortiz
13 de junio 2020 , 11:40 p.m.

Antes de oír 'Memento', el nuevo disco del ibaguereño Jona Camacho, quizá sea difícil entender el concepto de ‘escena auditiva’. Él lo usa para referirse a un audio de 19 segundos con el que comienza el álbum. Sonido ambiente, el rechinar de una silla y siete acordes de piano

Se podría decir que John Alejandro Camacho Calderón lleva preparándose toda su vida para salir con este disco. Estudió desde niño en el Conservatorio de Tolima y hace parte de un largo linaje de músicos de Ibagué. Su cercanía con los bambucos se mezcló con su formación de música clásica y su exploración del jazz. Luego condensó todo ese bagaje con los sonidos del pop de hoy, el R&B y el rock.

Sus EP y sencillos han tenido un éxito ascendente en la escena 'indie' en Colombia y México, pero 'Memento' es su primer proyecto largo. Él mismo acepta que soltarlo, finalmente, le ha representado un descanso: “Poder presentar este disco es como sacarse un peso de encima. Se llega a convertir en una obsesión”.

Antes de esto, movió su carrera de otras formas. Pasó por 'A otro nivel', el concurso musical de Caracol Televisión, en 2016, y dejó una huella poderosa con sus arreglos de jazz y rock a las músicas populares. Luego, varios de sus videos en YouTube, como las sesiones en las que cantó sus temas con artistas como Juan Pablo Vega, Mabiland o Rap Bang Club, acumularon millones de reproducciones.

“Lo que marca una época, más que los ritmos, son las formas de producción musical”, explica. Y añade que su intención es anticiparse en ese sentido. Podría sonar ambicioso, pero después de oír su música queda la sensación de que no es remoto que así suenen las canciones del futuro.

¿Cómo ha evolucionado el proyecto de Jona desde que subió a las redes el ‘cover’ de ‘El día que me quieras’, en 2014, hasta hoy?

La gente me tiene más definido en un espectro. Pero más que eso, lo que ha cambiado y me ha ayudado es la gente que ha pasado por mi vida. Gente que viene y dice cosas; que está conmigo o no. Eso marca el camino. Lo que me interviene es la interacción con los demás, porque respecto a lo musical, la verdad es que me gustaría volver a hacer cosas como el 'cover' de 'El día que me quieras'. Hace poco subí una versión del tema Kiss, de Prince, por ejemplo. Sigo teniendo en el radar el jazz. Ahí está en mi música.

Un artista tiene que hablar de su propia era y participar en la construcción de lo que viene. Hay que oír cosas nuevas, no hay que tener miedo de oír diferentes propuestas

¿Qué significó para usted su paso por el ‘reality’?

Cuando estás en el gremio de la música clásica en Colombia, o en el del jazz, te das cuenta de que hay una resistencia grande a lo que suena en la radio. Yo siempre estuve un poco en contra de esas posiciones. Y cuando tuve la oportunidad de estar en ese concurso me terminé de despojar de los prejuicios.

(También puede leer: La nueva propuesta de Feid, el raro del reguetón)

Entré sin entender muy bien lo que implicaba, simplemente como un impulso marcado por las ganas de dejarme sorprender. Y fue muy positivo ver que mis arreglos con jazz y rock les gustaban mucho a las personas, porque la industria musical y los canales de televisión no les apostarían a esos géneros. Lo comercial tampoco es lo que se piensa. Las buenas propuestas se imponen.

Usted se ha hecho un lugar en la escena ‘indie’ de Colombia, junto a Juan Pablo Vega o Mabiland.

Siempre he sido 'fan' de Juan Pablo Vega, en su faceta como productor y en su proyecto solista. Muy rápido se convirtió en una referencia completa para mí. Teníamos amigos en común. Cuando lo conocí sentí que nos parecíamos: somos callados, un poco tímidos. Esa conexión nos sirvió cuando hicimos la versión de 'Está Bn'. Con Mabiland me hablaba por Instagram y coincidíamos en que queríamos trabajar juntos. En ambos casos se dio de forma natural, no fue una estrategia para entrar en ese mercado.

¿Sus referentes han cambiado?

Creo que es muy importante ir cambiando de referentes, ir ondulando entre diferentes horizontes creativos. Si te enfrascas en una sola época de la historia de la música, estás condenado a replicar. Un artista tiene que hablar de su propia era y participar en la construcción de lo que viene. Hay que oír cosas nuevas, no hay que tener miedo de oír diferentes propuestas.

¿Por qué se consume tanta música colombiana de la escena alternativa en México?

Lo que he analizado al comparar el público colombiano y el público mexicano es que hay una diferencia en la visión del propio territorio. Históricamente ellos han constituido una autoestima fuerte como país. Eso hace que las personas se apropien más del arte. Es una cuestión política. Nuestro país tiene muchos problemas y eso también afecta la manera en la que comprendemos nuestros procesos creativos.

Una suerte de déficit identitario…

Sí. Parece que preferimos cualquier cosa que venga de afuera. Si en un lugar hay varios colombianos y un extranjero, preferimos acercarnos al extranjero. Eso también es lindo, porque tiene que ver con nuestra inquietud por saber lo que pasa en el mundo. Pero a la hora de apreciar el arte puede ser problemático. Cuando sales del país te das cuenta de que ese rasgo de tu identidad al que no le das tanto valor es precisamente el que los demás aprecian. Así yo esté haciendo R&B, que no es un género propiamente colombiano, el folclor se me sale. Eso está ahí, así no sea completamente evidente.

Parece que preferimos cualquier cosa que venga de afuera. Si en un lugar hay varios colombianos y un extranjero, preferimos acercarnos al extranjero.

Hablemos de ‘Memento’, el álbum. ¿Qué significa esa introducción de 19 segundos antes de la primera canción?

Quise hacer una escena auditiva que representara esa sensación de volver a casa después de un día frío. El calor del hogar, sentarse en el piano a componer.

Parece que en este disco se consuman varias de sus búsquedas musicales, ¿se siente cerca de conseguir una estética?

Ahora que lo mencionas, tal vez sí. De hecho, algo que al principio me criticaban mucho era que yo me dispersaba en muchos géneros y estilos. Yo veía esto como algo positivo. Pero ahora intenté centrarme en una propuesta concreta para que la gente y la industria me clasifiquen en algún lugar, para que me entiendan. Pero me sigue encantando toda la música. Creo que no hay géneros malos, sino compositores malos.

(Le puede interesar: ‘El régimen cubano nos ha tratado como terroristas musicales’: Orishas).

Todo el disco está marcado por el R&B, en todas las canciones están los melismas en la voz. 'Memento' es certero en cuanto al estilo. Mi pretensión con este disco es adelantarme a cómo va a sonar la producción musical en América Latina. Creo que es fresco, que está metido en lo que suena en el mundo del jazz y también en el del pop.

¿Por qué pone pasajes en inglés en algunas de sus canciones?

Cuando escribo, no lo hago pensando en la letra y ni en el idioma. Primero hago la melodía y hago una cosa que llamo ‘wachucantar’, que significa balbucear la canción repitiendo sonidos como ‘wachu, wachu, wachu’. Luego lo voy perfilando y le cuadro las palabras, y varias veces me parece que quedan mejor algunos versos en inglés. Probablemente si supiera francés, me pasaría lo mismo.

La portada del álbum parece una imagen de una película futurista.

Es una obsesión que yo tengo con digitalizarme. Es algo de lo que no hablo tanto porque siento que incluso los de mi equipo no me van a entender. Creo que siempre voy a tener una cabeza joven, pero a mi cuerpo no le va a pasar lo mismo. En algún momento de mi carrera quisiera lograr desprenderme de lo físico trascender al plano virtual. El diseño de portada es un 'render', un modelado 3D. Contratamos a un man egipcio que sigo hace rato y que hace ese tipo de arte digital. Esa imagen muestra un desastre futurista, y el mensaje de 'Memento' es: “Recuerda, recuerda, recuerda”.

MATEO ARIAS ORTIZ
Redacción Domingo
EL TIEMPO
En Twitter e Instagram: @mateoariasortiz

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.