‘La gente real es más agradable que la de las redes’: James Blunt

‘La gente real es más agradable que la de las redes’: James Blunt

El cantante habla de su último álbum, de sus polémicos tuits y de su pasado en el ejército.

James Blunt, cantautor inglés

‘The Afterlove’ es el quinto álbum de estudio del cantautor inglés James Blunt, que el 22 de febrero celebró su cumpleaños número 44 en la capital uruguaya.

Foto:

Larry French / AFP

22 de septiembre 2018 , 11:45 p.m.

James Blunt no teme asumir que es una especie de ‘one hit wonder’ y que sus nuevos temas no son conocidos. En su bio de Twitter, red social en la que responde con ironías a las críticas de sus seguidores, escribió: “Soy la prueba de que todo lo que necesitas es una canción”.

Aunque tiene otros temas que se ubicaron en los charts luego del batacazo de ‘You’re beautiful’ (‘Goodbye my lover’, por ejemplo), su nuevo disco no provocó que las miradas giraran hacia él nuevamente. Nada de eso parece perturbarlo. Su relación con las redes sociales es un claro ejemplo de cómo se toma la mirada ajena: Blunt lee todos los mensajes y luego responde con una ironía. “No soy un fan tuyo, pero estuve escuchando tu álbum y ‘wow’ ”, le escribe alguien. Él contesta: “Tú tampoco me gustas, pero qué suerte que te gustó el álbum”.

Entre sus credenciales, además de músico y autor, se encuentran las de sociólogo, ingeniero y piloto. Lejos del estereotipo de ‘nerd’, ama ir de fiesta. Practica esquí en un nivel profesional y ‘surf’. Sirvió seis años al Ejército británico, hasta que decidió dedicarse a la música. Ahora vende millones de discos, colabora con causas benéficas y esgrime argumentos con fuerte contenido político.

Blunt habla español, pero reglas son reglas. Aunque todas las fórmulas de cortesía serán en el idioma local, en esta charla deberá expresarse en inglés, con un acento suavizado quizás por su vida nómada: mucho antes de ser músico y protagonizar ‘tours’ por todo el globo, Blunt ya viajaba constantemente por el trabajo de su padre, coronel del Ejército británico. Chipre y Alemania fueron algunos de sus destinos de la infancia. Luego vendrían los que debería emprender él mismo como soldado: una de sus últimas misiones fue la guerra de Kosovo.

Cuando no está de gira, Blunt vive en una mansión en la isla de Ibiza. El artista inglés, conocido por su éxito ‘You’re beautiful’, publicó el año pasado su último trabajo discográfico. El álbum se llama ‘The Afterlove’.

¿Qué significa el nombre de su nuevo álbum?

Creo que todas las canciones tienen que ver con ese nombre, de maneras distintas: después de perder el amor, o después de la muerte de alguien –que implica que el amor se fue–, después de que las adicciones se van, o cuando la fama nos quema...

Se tomó unos años para volver a lanzar un disco...

No quería repetirme, sino hacer algo especial. Musicalmente busqué lugares donde sentirme cómodo, aunque las letras no dejan de ser el tipo de letras que siempre escribí. Ahora mi estilo es más diverso, quizá más cargado. Tengo más experiencia y escribo canciones más fuertes.

¿Busca hacer otro ‘hit’ como ‘You’re beautiful’?

Creo que si estás pensando en cómo es un ‘hit’ cuando lo estás escribiendo, la cagas. Porque componer canciones no tiene que ver con eso, tiene que ver con expresarte. Si escribo sobre adicciones, no pienso en lo que tú piensas sobre eso ni pienso en vender. Escribo sobre algo que rompe el alma, que rompe hogares. No estoy tratando de ser honesto con nadie más que conmigo mismo, y lo que pasa después con esas canciones es problema de las discográficas.

¿Cómo fue trabajar con Ed Sheeran en una canción?

Fue increíble. Somos amigos y estábamos esquiando, y ahí surgió ‘Make me better’ (dedicada a su esposa y su hijo). Es una canción muy personal sobre lo que estaba ocurriendo en mi vida y sabía que estaba en buenas manos haciéndola con él.

Hay una canción, ‘Someone singing alone’, que apunta contra Trump. ¿Qué opina de la situación política de EE. UU.?

Creo que los políticos tratan de dividirnos, de que tengamos miedo del otro, que sospechemos, y lo hacen por una razón: si nos dividen, pueden gobernarnos. Incluso las conversaciones sobre si somos de derecha o de izquierda son estúpidas, porque la mayoría somos moderados, estamos en el medio, tenemos sentido común para tener una mirada sobre todo.

Mi canción apunta a que, antes de tener miedo del otro, de ver nuestras diferencias, veamos nuestras similitudes y abracemos nuestras diferencias, no les tengamos miedo, porque todos los humanos somos lo mismo. Tú eres una chica y yo un chico, pero todos queremos lo mismo: ser felices, conocer a alguien especial y vivir una vida feliz. Tú eres argentina y yo, británico, vengo de otra atmósfera, pero podemos conectar en una conversación, en un nivel humano, en la música. Si escribo una canción no pienso de qué color es mi audiencia. Los políticos están equivocados.

¿Qué le dejó la experiencia de ser soldado en la guerra de Kosovo?

Conocí a serbios y a albanos. Individualmente, son muy especiales, inspiradores, compasivos y amables. Pero cuando se agrupan se ponen agresivos, inhumanos, racistas, violentos. Fue muy triste ver cómo los humanos podemos actuar contra otros cuando estamos en masa.

Pero fue soldado...

Como exsoldado, entiendo la naturaleza de la guerra, pero también por haberlo sido sé que un soldado es mucho menos agresivo que un político. Un político quiere tener fuerza para ostentar, pero el soldado trata de que se termine la violencia, porque si no se termina no volverá a casa. En ese sentido, somos más diplomáticos.

¿Por qué dejó el Ejército?

Para hacerme músico. Aprecio mi experiencia ahí porque entendí los dos lados de la historia. Si tienes un conflicto con alguien, probablemente sea por algo. El otro tiene cerebro y seguramente hay una razón para su enojo. El Ejército me enseñó a ver el otro punto de vista.

¿Lee lo que se escribe sobre usted?

Cuando alguien escribe una ‘review’, está pensando en sí mismo, en cómo va a ser percibido por sus lectores. Yo no. Como músico, me cago en eso, porque lo hago desde mi corazón, me expongo, estoy en el escenario, desnudo, diciendo: “Soy un pequeño ser humano, y estos son mis atributos”, y eso exige un coraje enorme. El crítico puede decir que algo es bueno o malo, pero lo hará en función de su ego. Yo me paro frente a miles, sin ropa, y la única crítica que me importa es la de esos miles, la de los 20 millones de personas que compraron mi álbum y que lo disfrutan. Eso me emociona.

SILVINA AJMAT
LA NACIÓN (Argentina) - GDA
En Twitter: @silajmat

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.