Secciones
Síguenos en:
‘Las mujeres compran más libros que los hombres’: Isabel Allende
Isabel Allende

Además de nuevo libro, Allende estrena nueva imagen, que sorprendió a más de uno de sus lectores.

Foto:

cortesía Lori Barragán / Penguin Random House

‘Las mujeres compran más libros que los hombres’: Isabel Allende

La 'best seller' chilena habló con EL TIEMPO sobre su nuevo libro, 'Mujeres del alma mía'.

Uno de los momentos más emotivos que la best seller chilena Isabel Allende rememora en su más reciente libro, Mujeres del alma mía, fue lo que significó en su vida la presencia de la inolvidable agente literaria catalana Carmen Balcells.

Se puede decir que Balcells fue la que le manejó el destino literario a uno de los grupos de escritores más destacados del siglo pasado: los miembros del boom latinoamericano, entre los que se encontraba nuestro nobel Gabriel García Márquez.

“El boom fue un fenómeno masculino. Las escritoras de Latinoamérica eran ignoradas por críticos, profesores, estudiantes de literatura y por las editoriales”, anota la autora, a propósito de cuando publicó La casa de los espíritus. “La aceptación que tuvo mi novela fue una sorpresa”.

En eso también tuvo mucho peso Balcells, a la que Allende bautiza como “la madraza” de los grandes escritores. Recuerda que la agente la invitó a su casa en Barcelona, en donde ofreció una gran recepción en su honor.

“Yo no conocía a nadie, iba vestida de hippie y estaba completamente fuera de lugar, pero ella me tranquilizó con una sola frase: ‘Aquí nadie sabe más que tú, todos improvisamos’ ”, relata Allende en su nuevo libro.

(Lea también: Lo que contaron los famosos en el Hay Festival)

En medio de interminables bandejas de caviar y de champaña, la chilena cuenta que cuando Balcells levantó la copa para brindar en su honor se fue la luz. “Los espíritus de esta chilena han venido a brindar con nosotros. ¡Salud!”, atinó a decir la famosa agente literaria.

¿Cómo recuerda a Carmen Balcells?

Era una madraza, inmensa de corazón y visionaria de mente, una guerrera generosa. A ella le debo mi carrera como escritora.

¿Como fue su relación con el boom y cómo ve el protagonismo femenino en la literatura hoy?

Mi primera novela, La casa de los espíritus, se publicó a la cola del boom, que fue un fenómeno puramente masculino. Para las mujeres ha sido mucho más difícil tener reconocimiento en la literatura. Por siglos fueron silenciadas o ignoradas. Ahora sabemos que más mujeres que hombres compran novelas, así es que las casas editoriales se han avivado y publican a las autoras. Pero seguimos luchando con los críticos que nos desprecian, los profesores de literatura que no nos enseñan y la industria del libro, que nos paga menos que a los escritores aunque vendamos más libros.

Isabel Allende

El libro es de editorial Plaza & Janés.

Foto:

Archivo particular

Panchita, su madre, afronta muy joven una separación y queda con unos niños chiquitos. ¿Siente que eso fue definitivo para que usted forjara un temperamento tan rebelde?

Desde muy temprano en mi vida me di cuenta de que mi madre estaba en desventaja con respecto a su padre, mis tíos y los hombres de la familia. En el impulso de protegerla nació mi rebelión contra la autoridad masculina. Lo mismo sucedió más tarde, cuando estaba sometida a la voluntad de su segundo marido. Esto sucedió en un tiempo y en una familia en la que nadie hablaba de feminismo. A lo largo de mi vida he tenido el apoyo incondicional de mi madre (vivió hasta los 98 años), y compartí mis ideas y mi trabajo como feminista con ella, aunque nunca pude sacarla de su papel de mujer tradicional.

¿Por qué se quiso centrar en las mujeres importantes que dejaron huella en su vida?

El título del libro explica cuáles son esas mujeres: las que me forjaron y ayudaron, las que me inspiran y acompañan. Entre las que me inspiran están las mujeres anónimas que conozco a través de mi fundación, verdaderas heroínas que han sobrevivido a traumas terribles y son capaces de ponerse de pie y seguir viviendo con generosidad y hasta con alegría.

Otra de las mujeres homenajeadas en el libro es su hija Paula. ¿Qué significó ella en su vida?

Paula fue mi luz cuando estaba viva y sigue siéndolo en espíritu. En honor a ella hice mi fundación, cuya misión es invertir en las mujeres más vulnerables. Ese era el trabajo que Paula hacía como psicóloga y maestra. A través de la fundación y de mi libro Paula estoy conectada con miles de mujeres en el mundo. Eso le da un propósito a mi existencia. En otras palabras, le debo a mi madre que me formara y le debo a mi hija que me transformara.

(Le puede interesar: ‘No somos nada sin la gente de nuestro pueblo’, dijo Goyo en el Hay)

¿Qué lectura hace de estos tiempos del #Metoo, en los que la mujer levantó su voz?

El feminismo, como toda revolución, se mueve en oleadas, a veces dos pasos adelante y uno atrás, se revisan conceptos. En algunos momentos parece que se estancara, pero bajo la superficie siguen germinando ideas y fuerzas. La fuerza actual del movimiento es el resultado de un siglo de lucha y del hecho de que hay un número crítico de mujeres con educación, informadas y con la capacidad de conectarse entre sí y organizarse.

¿Cómo le pareció el triunfo de la constituyente en su país?

Es un acto de esperanza en el futuro. Chile puede crear una constitución democrática, incluyente, que represente a todos los sectores de la población y sea un mapa hacia el futuro. ¿Qué clase país queremos? Eso es lo que vamos a decidir.

Hablemos de cine. ¿Le han propuesto llevar Largo pétalo del mar al cine?

No he tenido interesados serios en llevar a la pantalla Largo pétalo de mar, pero hay opciones para otros de mis libros. La verdad es que esos proyectos no me pertenecen, son de otros creadores. Lo mío es la escritura. Estoy terminando otra novela.

¿Es aficionada a este boom de las series de las plataformas digitales?

Hay tantas series estupendas que no sabría cuáles mencionar. En estos momentos, mi marido y yo estamos viendo Fargo, Goliath y Una aldea francesa. Debo decir, de paso, que me encantó la serie Inés del alma mía, que vi en la computadora, porque no la han dado todavía en los EE. UU.

¿Qué hace cuando no escribe o lee?

Pasear a los perros, cocinar con mi marido, ver una buena película o una serie de televisión. Antes de la pandemia me gustaba ir a un buen restaurante, visitar a mis amigas...

CARLOS RESTREPO
CULTURA
Twitter: @Restrebooks

Otras noticias de Libros:

-¿Se dice 'el mugre' o 'la mugre'? ¿'Whiskys', 'whiskies' o 'wiskis'?

-Así es Buscalibre, 'el Amazon latinoamericano'

-Memorias de una ladrona de arte de mujeres colombianas

-Hilary Swank y famosos de Hollywood hacen audiolibros para Spotify

-La cultura europea perdió 199 mil millones de euros por la pandemia

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.