Instantáneas de Estéreo Pícnic / Opinión

Instantáneas de Estéreo Pícnic / Opinión

El festival, con 30.000 personas y hasta 20 bandas por jornada, es toda una orgía musical.

Gorillaz

Gorillaz, banda liderada por Damon Albarn, se destacó en el segundo día del festival.

Foto:

Juan Diego Buitrago / EL TIEMPO

Por: Óscar Acevedo
30 de marzo 2018 , 10:00 p.m.

En un terreno que abarca 20 canchas de fútbol se organiza el festival Estéreo Pícnic, una parafernalia que incluye puestos de comidas y bebidas, ‘stands’ de las marcas patrocinadoras, zona VIP, juegos, mercadillo ‘hippie’ y tres tarimas sonando simultánea y poderosamente amplificadas. El público puede llegar a 30.000 personas en cada uno de los tres días, con la participación de hasta 20 bandas por jornada, toda una orgía musical.

En las cuatro horas que pasé recorriendo los húmedos prados del montaje, prendí mi cámara mental para registrar dos instantáneas que me llamaron la atención.

A pesar de que se prohíbe el ingreso a menores de 18 años, las caras de algunos asistentes todavía se mantienen en la pubertad, adolescentes que quizás logran flanquear la entrada con cédulas falsas. Algunos de ellos llegan a la carpa de una organización llamada Échele Cabeza, que asesora a los jovencitos en el consumo de drogas, para realizarles una prueba química a la sustancia que compraron en la calle y van a consumir en el evento.

Después de revisar las muestras de éxtasis y otras pepas que los asistentes aportan para el análisis, se les informa con claridad y con responsabilidad cuáles van a ser las reacciones de sus cuerpos a estos narcóticos, pero aun así, muchos los mezclan con trago y otras drogas que los llevan a peligrosos estados de crisis.

Durante mi visita coincidí con Ondatrópica, una banda colombiana liderada por el guitarrista Mario Galeano con el apoyo del baterista Pedro Ojeda, en la que se mezclan dos clases de músicos que tocan sonidos bailables con ingredientes de dos generaciones.

Por una parte están ellos, los más jóvenes, con sabor a ‘ska’ y a rock; por el otro están antiguos miembros de las orquestas de baile de los años 70, como Michi Sarmiento y Wilson Viveros, que le añaden su lenguaje salsero y cumbiambero (aún intacto).

La acogida del público es positiva gracias a un descrestador despliegue de luces y a unas pantallas gigantes que magnifican lo que ocurre en tarima en una explosión iridiscente de lúmenes. Tienen a su favor no usar secuenciadores, cosa que sí hacen la mayor parte de las bandas en este festival, que evoluciona hacia la megamasificación de la música en el siglo XXI.

ÓSCAR ACEVEDO
Músico y crítico musical
acevemus@yahoo.com

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.