Se dice Anduviste y anduvieron, no andaste ni andaron

Se dice Anduviste y anduvieron, no andaste ni andaron

El experto en lenguaje Fernándo Ávila resuelve dudas sobre este que es un error tan común.

En defensa del idioma

En Colombia, los medios informativos suelen usar con corrección las formas irregulares del verbo andar.

Foto:

123RF

Por: Fernando Ávila
02 de julio 2019 , 11:05 p.m.

El crucigrama del fin de semana da como pista “pasaste”, y sale como respuesta “andaste”. El verbo andar, irregular como el que más, se conjuga en pasado “anduviste”, no “andaste”. Esta forma de conjugarlo tomó fuerza en el siglo XIV, pues hasta esa época convivían “andaste” y “anduviste”, sin mayor problema. En portugués, lengua que tiene el mismo origen latino que el español, sí es correcto “andaste”.

El autor del crucigrama pudo haber agregado a la pista “en portugués”, para que la respuesta correcta fuera “andaste”. La irregularidad de este verbo se da también en los subjuntivos “anduviera” o “anduviese” (pasado) y “anduviere” (futuro). En todos los demás casos es regular, “él anda” y “que él ande” (presente), “andaba” (copretérito), “andará” (futuro), “andaría” (condicional).

Otro verbo que tiene la misma pauta de conjugación es desandar, “él desanduvo", “si él desanduviera”, “si ella desanduviese”, “si se desanduviere el camino”. Cristian Vásquez anota en ‘Letras Libres’ que en alguna edición de Los miserables se lee “El astrólogo Schultze y Adán Buenosayres (…) desandaron el trecho…” y también “Así andó Cossette por el laberinto de calles…”. Las formas correctas son “desanduvieron” y “anduvo”.

Este error de conjugación se repite con cierta frecuencia en periódicos extranjeros, “Manchester United y Barcelona andaron a la greña…” (As), “Andaron los 8.961 kilómetros que separan Loja de España y Ecuador” (Idea Digital). La forma correcta en los dos casos es “anduvieron”.

En Colombia, los medios informativos suelen usar con corrección las formas irregulares del verbo andar, “Cuando el juego no anduvo bien aparecieron las figuras de Colombia” (FutbolRed), “No así Willington Ortiz, que anduvo cancherando un poco” (Gol Caracol), “Sevilla atacó desde lejos, anduvo detrás de la fuga y en último ascenso lideró la etapa” (La Patria). “Dos referentes no anduvieron bien” (EL TIEMPO).

Canchero y otras voces

En Argentina, canchero es alguien ‘que quiere mostrarse’. Posiblemente, el periodista creó a partir de ese adjetivo el verbo cancherar, para significar ‘ufanarse’ o ‘alardear’. Citas de Bocas: “Se le ve calmo”, “La gente estaba fúrica”, “Especialmente cuando uno pisa cayos de los líderes”. El DLE, 2014, registra calmo como sinónimo de ‘calmado’, y fúrico, como alternativa a ‘furioso’. Dos coloquialismos válidos.

En cambio, cayos son ‘islas’, y lo que se pisa son los callos, ‘durezas de la piel’, cuando se quiere significar que ‘se molesta’ o ‘fastidia’ a alguien. Cita de Vea: “Cuán grande sería su sorpresa”. La forma clásica es “Cuán grande no sería su sorpresa”. Así lo usan Cervantes y Valera, como también cronistas actuales, “Cuán grande no sería su sorpresa al agacharse y descubrir que se trataba de una vieja granada de mano” (Las Provincias).

FERNANDO ÁVILA
Experto en redacción y creación literaria
Twitter: @fernandoavila52

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.