Ética laboral / Opinión

Ética laboral / Opinión

Si se educara a los estudiantes de música en esta materia, habría un gremio respetuoso de su arte.

Foto:
17 de agosto 2018 , 10:03 p.m.

En el medio musical se oye hablar recurrentemente de la falta de ética laboral, asunto complejo de lidiar se forma un colectivo sin que haya cosa distinta a un acuerdo verbal de trabajo entre colegas. Las peleas son comunes tanto en las bandas juveniles que recién empiezan como en los grupos consagrados que llevan años en la actividad.

Muchas relaciones laborales valiosas se acaban por la falta de una ética laboral que gobierne las relaciones entre artistas, que muchas veces no saben cómo superar malentendidos u otros asuntos fácilmente subsanables. Sin embargo, las características del negocio como el cumplimiento de los tiempos de tarima y de ensayos, la preparación del repertorio, la calidad y otros factores hacen que los músicos conozcan bien las líneas que no se pueden transgredir.

En el medio colombiano pesa adicionalmente la falta de intérpretes que estén en condiciones de sustituir un titular cuando este se retira. En muchas de sus alocuciones, Winton Marsalis ha dicho que los miembros de un grupo viven en una transacción constante para ponerse de acuerdo en tempos, matices, secciones de solos y otros aspectos por resolver.

Ese roce debería convertirnos en seres más tolerantes y gregarios, pero la tendencia que reina entre músicos hoy es a grabar videos en solitario con su instrumento para subirlos a redes.

Un lindo ejemplo de ética laboral lo recibí de una alumna que siempre llegaba a clase diez minutos antes para arreglar los atriles y los amplificadores del salón con el fin de no perder tiempo de ensayo. Esto ocurría mientras algunos de sus colegas llegaban tarde, sin preparar el repertorio y con actitud perezosa hacia el trabajo de grupo.

Esa enseñanza me convenció qué educando a los estudiantes de música en ética laboral, se puede construir un gremio más respetuoso de su arte y de su público.

La invitación es para que los profesores no solo enseñen música, que también les transmitan a sus pupilos un profundo compromiso con su instrumento, con el repertorio y con las relaciones laborales entre colegas, sin olvidarse de su objetivo central: El oyente.

ÓSCAR ACEVEDO
Músico y crítico musical
acevemus@yahoo.com

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.