'En guerra y paz', un viaje desde la oscuridad hacia la luz

'En guerra y paz', un viaje desde la oscuridad hacia la luz

La cantante lírica Joyce DiDonato llega a Colombia por primera vez con su gira de mensaje profundo.

Cantante lírica Joyce DiDonato

 Joyce DiDonato llega a Colombia por primera vez con la gira de su más reciente álbum.

Foto:

Teatro Mayor

Por: CULTURA
06 de octubre 2019 , 01:10 a.m.

Para Joyce DiDonato llevar a Colombia un espectáculo sobre la paz, la guerra y la música es particularmente significativo. Las cuerdas de la mezzosoprano vibran con las arias de óperas compuestas por Händel, Leo, De Cavalieri, Purcell, Gesualdo y Pärt en In War & Peace: Harmony Through Music (En guerra y paz: armonía a través de la música), que pasa de ser un recital lírico más a un encuentro con el público, cargado de un mensaje profundo.

“Esa ha sido mi prioridad. Ahora mismo siento que todo el planeta está herido y hemos presentado este espectáculo en lugares que han sido impactados directamente. Cuando estuvimos en Barcelona fue el día después de un ataque terrorista en Reino Unido (una explosión durante el concierto de Ariana Grande en Manchester). En todas partes pareciera que se necesita escuchar este mensaje, ciertamente en Colombia, pero también lo llevaremos a Sao Paulo, en Brasil, o Buenos Aires, en Argentina”, explica la cantante en una charla con EL TIEMPO.

A sus 50 años, DiDonato atraviesa por uno de los mejores momentos de su carrera en la ópera. Heredera del legado musical de sus compatriotas, las estadounidenses Frederica von Stade y Susan Graham, actualmente protagoniza Agripina, la ópera barroca de Händel, que se presenta en la Royal Opera House de Londres hasta el 11 de octubre.

Ganadora de dos premios Grammy (en 2012 y 2016), participó recientemente en La Cenicienta y Norma, montajes de la Metropolitan Opera de Nueva York. A Bogotá, al teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo, traerá su espectáculo En guerra y paz, el miércoles 16 de octubre, al lado del ensamble Il Pomo D’Oro.

¿Llegó a pensar en el impacto que este montaje podría tener en países como Colombia, que pasa por un proceso de paz luego de un conflicto armado de medio siglo?

Es un mensaje urgente, y es un mensaje de esperanza, no de pánico… Cuando nos sentamos en una sala de conciertos y escuchamos esta hermosa y provocadora música estamos al lado de extraños, personas que necesariamente no tienen las mismas creencias que nosotros o las mismas afiliaciones políticas, y aun así todos experimentamos en esas dos horas una sensación de calma y armonía.
Veo eso como una clave para pensar cómo podemos continuar con esa sensación de armonía afuera de la sala, y creo que podemos, creemos que es posible, y tenemos que tomar acción para hacer que suceda.

Esta será la última gira de ‘En guerra y paz: armonía a través de la música’, ¿qué ha significado este proyecto en su carrera?

Ni siquiera lo pienso en términos de mi carrera, porque siento que ha sido mucho más personal. Ha sido una experiencia extraordinaria y positiva para mí, porque mi esperanza en la humanidad se restauró al viajar por cinco continentes y cantar para la gente de más de 25 países. Este mensaje de paz ha resonado muy fuerte en cada público, y hay audiencias de las que el mundo en general dice que deben estar desconectadas y en conflicto: pienso en Oriente Medio, en Rusia, en China, en mi ciudad natal de Kansas y, ahora, en Sudamérica, y siento que son audiencias que están hambrientas de soluciones, de esta sensación de paz en su corazón; este proyecto es un hilo que ha ido conectando todos estos continentes con ese mensaje. Creo que tendrá un impacto duradero, ciertamente, para mí lo tiene.

Este mensaje de paz ha resonado muy fuerte en cada público, y hay audiencias de las que el mundo en general dice que deben estar desconectadas y en conflicto

La pregunta fundamental del espectáculo es ¿cómo se encuentra la paz en medio del caos? ¿Cree que es posible encontrarla?

Hago la suposición de que se puede, de que es posible para cualquier persona encontrarla, pero no siempre sabemos cómo. Y esta pregunta que incluí en el disco, y que cada persona que venga a ver el espectáculo podrá responder en una manera concreta, es el tema fundamental, porque no estoy segura de que alguno de nosotros pueda hacer que se dé la paz mundial, pero me gusta la idea de retar a los espectadores, decirles cómo pueden construir la paz en sus propias vidas. Y una vez resolvamos eso podemos hacer algo por el resto del mundo.

Yendo al principio de todo, ¿por qué quiso trabajar con Il Pomo D’Oro y con Maxim Emelyanychev, su director?

Esta orquesta ha sido un componente muy importante de mi repertorio para conciertos en los últimos 20 años, si voy a Il Complesso Barocco y a las grabaciones que hice con Alan Curtis, la orquesta nació a partir de ahí. Tengo amigos en ese ensamble con los que hecho música durante dos décadas. Ellos capturan la pasión del repertorio barroco, que es tan vibrante y lleno de vida.

También son compañeros muy dinámicos en términos de experimentar e intentar nuevas cosas, por ejemplo este proyecto En guerra y paz: armonía a través de la música es un verdadera experiencia de concierto, no es un típico recital, y ellos son intérpretes activos y protagonistas. Han sido grandiosos compañeros en el sentido de experimentar sobre qué podemos hacer para empujar hacia adelante esta idea de cómo se puede ver distinto un concierto de música clásica.

En la obra también participa el coreógrafo argentino Manuel Pelazzo. ¿Qué opina de su trabajo?

Es hermoso. Se entrenó en el Teatro Colón, de Buenos Aires, en ballet clásico y ahora está metido en el mundo de la danza contemporánea, así que tiene una manera de conectar la música clásica con esta presentación teatral contemporánea que hacemos. Ha sido un bello elemento de este proyecto, porque sirve como una especie de guía para el público en este viaje emocional que vamos a tener de la oscuridad hacia la luz, del caos a la paz.

¿Cómo fue el proceso de la selección musical?

Fue muy fácil, porque sabíamos que iba a ser en el mundo barroco, y hay muchos repertorios que subrayan esta idea de aislamiento, conflicto, guerra y oscuridad, y también hay una gran cantidad que va hacia la naturaleza, a esa sensación de paz y tranquilidad. Así que eso nos abrió el camino para hacer este maridaje entre la oscuridad y la luz.

Empezamos con Händel, con Scenes of Horror, Scenes of Woe, que es una pieza muy vibrante y agresiva, es como arrancar el concierto con el estallido de una bomba y como si quedáramos en medio del caos. Y vamos pasando por una lucha interna, hasta que nos abrimos camino, al final de la primera parte, para llegar a Lascia ch'io pianga, tal vez el aria barroca más famosa, en la que decidimos que es demasiado cargar con este peso de la guerra y lo dejamos ir… Llegamos a ese punto en donde no se abren las puertas para encontrar la paz y la calma, algo que sí se da en la segunda parte del espectáculo.

No estoy segura de que alguno de nosotros pueda hacer que se dé la paz mundial, pero me gusta la idea de retar a los espectadores, decirles cómo pueden construir la paz en sus propias vidas

¿Por qué escogió la música barroca?

Creo que es la forma más expresiva para mi voz, por su pureza; hay una simplicidad que da lugar a una inmensa emoción. Y al final es muy moderna, se siente contemporánea. Esa idea de quedarse en un solo pensamiento durante seis o siete minutos, la duración de cada aria, realmente explorarla en profundidad, eso me permite como artista adentrarme en el contenido emocional.

Su relación con Händel ha sido muy importante en su carrera; de hecho, hay varias de sus composiciones en el espectáculo…

Sí, es cierto, he sido muy afortunada de encontrarlo como cantante; a veces la gente me pregunta cuál es mi compositor preferido, y pareciera que si digo que es Händel no sería Mozart, y no sé cómo podría decir eso… Pero sí diré que Händel me ha enseñado más que cualquier otro compositor sobre cómo manejar el contexto emocional y musical, que en el papel parece muy simple, pero al final es muy profundo. Y como la escritura vocal es tan sutil, la libertad para ornamentarla y hacerla mía puede parecer que hice parte del proceso de composición, y eso significa que es muy individual, tengo un profundo sentido de pertenencia cuando canto su música.

Está viviendo un momento muy especial en su carrera: Opus Klassik la acaba de nombrar la cantante femenina del año y tiene programados conciertos en varias salas del mundo. ¿Qué significa para usted?

Lo estoy saboreando, y soy consciente de que este momento se da por todo el trabajo que he hecho en los últimos 21 años de mi carrera profesional. Siento que he llegado al punto en el que puedo personalizar los trabajos que hago y enviarle un mensaje al mundo, que espero logre algo positivo y esté lleno de esperanza. Es un momento que todos esperamos, todos buscamos maneras de hacer que salga el sol de nuevo en un mundo que ha estado en la oscuridad en los últimos años. Y me hace sentir muy humilde tener una voz ahora mismo en algunos de los escenarios más importantes del mundo para llevar ese mensaje de paz. Es un buen momento.

Cuándo y dónde

‘En guerra y paz: armonía a través de la música’ se presenta en el teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo, el miércoles 16 de octubre, a las 8 p. m . Boletas, entre 400.000 y 20.000 pesos, disponibles en www.teatromayor.org

CULTURA@CulturaET

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.