Leo Dan en sus nuevos quince minutos de fama

Leo Dan en sus nuevos quince minutos de fama

El cantante argentino recuerda grandes anécdotas con motivo del estreno de su álbum de duetos.

Leo Dan y Pedrito Fernández

El cantante argentino Leo Dan y el mexicano Pedro Fernández, uno de los duetos del álbum que reactivó la carrera de Dan.

Foto:

Tony Francois / Sony Music México

06 de agosto 2018 , 04:05 p.m.

Poco antes de hablar por teléfono con EL TIEMPO, Leo Dan (1942) sacó a pasear el perro y en ese camino compuso una canción. Después, se sentó un rato a ver televisión en su casa de Miami. Viendo programas cristianos católicos le llegó la inspiración de una más. No sabe si el mundo llegará a apreciar estas nuevas letras tal como aplaudió a Celia (su primer éxito), Fanny o Te he prometido. El argentino vive la paradoja del artista leyenda al que su público no le deja estrenar, pero también vive la alegría de saborear un nuevo cuarto de hora de fama, aunque nunca se haya ido de los escenarios.

Este año, Dan, con su voz intacta, demostró que conserva la capacidad de volver a encabezar listados. Parecían lejanos los días en los que Leopoldo Dante Tévez, nacido en Atismiqui (Santiago del Estero, Argentina), se disputaba con Elvis Presley los primeros lugares en América Latina, pero ha vuelto al número uno en México (lleva 16 semanas en el top de ventas mexicano y 130 millones de reproducciones de su álbum Celebrando una leyenda, en YouTube).

Todo vino de la mano de una nueva grabación de sus clásicos a dúo. Volvió a grabar Como te extraño, Celia y Toquen mariachis, canten en un show en vivo, en el que Leo Dan aparece como anfitrión de artistas como Andrés Cepeda (cantan juntos Mary es mi amor), Ricardo Montaner (Te he prometido), la agrupación Kinky (Fanny) o la orquesta Cañaveral que convierte en pegajosa cumbia la canción Por un caminito.

La charla comienza por el álbum y se remonta a sus inicios. Dan rompe el hielo contando que se tardó dos años buscando a los artistas que podrían aceptar la invitación. Cada uno escogió qué cantar en un show de dos días grabado en los estudios de TV Azteca. “Se preparó el escenario, trajimos a los invitados desde donde estaban –dice–, se les pagó el pasaje. Los más caros fueron Los Auténticos Decadentes, porque los llevamos desde Ecuador. Por suerte estaban cerca. Fue una producción tremenda. Me tocó de animador, locutor y cantante. Tenemos ya dos discos de platino y uno de oro. ¿Qué más se le puede pedir a la vida si tenemos un campo en el cielo sembrado de estrellas?”.

Dan celebra que no solo a él le fue bien con el álbum: “Están los del grupo Cañaveral, colombianos en México, que en este momento están en primer lugar en Costa Rica con Por un caminito y se presentarán el 10 de agosto ante 10.000 personas en México y me invitaron. Así que a todos nos fue bien”.

¿Cómo le fue con el público? En el video se ve mucha emoción...
Eran amigos nuestros o de la gente de Sony o parientes de los chicos que cantaron. Era bastante gente que tenía que aplaudir sí o sí porque eran de los nuestros. Se portaron bien, porque asistieron a un show de dos días.

Vieron a muchas estrellas en un ‘show’ irrepetible...
Lo interesante sería poder hacer eso. Pensamos en el estadio Azteca para una cosa importante. De todos modos, en octubre tengo un mes de shows en México y posiblemente invite a algunos de los del disco. Fue interesante porque las canciones prácticamente nacieron hace 50 años y no han dejado de rodar. Hoy se han renovado con los jóvenes que participaron en el disco. Muchos no sabían quién era Leo Dan y ahora lo saben.

¿Cuál es la más joven de las canciones del disco?
La más joven sería… Iba a decir Te he prometido, pero esa también tiene 50 años.

El argentino vive la paradoja del artista leyenda al que su público no le deja estrenar, pero también vive la alegría de saborear un nuevo cuarto de hora de fama

¿Por qué cree que sus canciones son tan longevas?
Me lo he preguntado. Alguna vez quise apartarme de la música popular y cantar solo canciones para nuestro Señor Jesucristo. Y estando en Ecuador recibí un mensaje en el que Jesús me decía: “Eres uno de mis elegidos y quiero que utilices tus canciones para conquistar almas para el señor”. Y es lo que hago, convoco gente con las canciones que han sido famosas. A su vez, hablo un poquito de la palabra, aunque la gente sabe que no soy pastor. Pero les cuento una pequeña historia. Así que es obra de mi padre celestial, así como el trabajo de grabarlas otra vez.

¿Este álbum reactivó su agenda?
El 20 de julio estuve en Atlanta. Había 3.500 personas sentaditas. El sábado estuve en Carolina del Norte, en un teatro para 2.800 personas. Lleno. Dios ha metido la mano ahí, realmente no se explica cómo.

¿Es verdad que fue el primer extranjero en presentarse en México con mariachis?
No fui el primer extranjero, sino el primer baladista que grabó con mariachis y abrió una puerta importante. Esa pared –canción vuelta a grabar con Vicente Fernández, el único invitado que no estuvo en el show– duró como dos años en el primer lugar. Después lo hicieron Juan Gabriel, Julio Iglesias, Luis Miguel, Rocío Durcal, infinidad.

Lo que compone ahora ¿a dónde va?
Es el grave problema que tengo. La disquera ya quiere otro disco de canciones famosas porque este dio buen resultado. Pero, es mediodía y ya compuse dos canciones: una, cuando fui a pasear al perrito y otra cuando veía televisión. No paro de componer. Al lado tengo grabador y guitarra para cuando llega la idea o la melodía. Estaba pensando en una letra para Pedrito Fernández, que se la prometí. Hasta el momento hay 1.800 cantantes que han grabado canciones mías, en inglés, francés, italiano, portugués. Pensaba que nadie me grabaría en mandarín y me grabaron Cómo te extraño, mi amor, aunque para un comercial de comidas rápidas.

¿La primera que grabó fue ‘Celia’?
Fue la primera en abrirme puertas. Yo cantaba los fines de semana en la confitería de un casino con una orquesta, justo era domingo, y Celia fue. Entonces: “La conocí un domingo…”.

¿Cómo pasó de la orquesta a ser solista?
Me recibí de agrónomo y me fui a estudiar veterinaria a Buenos Aires. Fui a anotarme en la facultad, pero tenía que hacer algo para pagarme los estudios. Lo único que sé es cantar, así que me fui a una grabadora (casa disquera) y ahí me tomaron una prueba, me aceptaron. A los 15 días ya era famoso. Esto, para el bien de los animalitos, pues abandoné la veterinaria.

Leo Dan y Andrés Cepeda, cantan a dúo

Leo Dan y Andrés Cepeda cantaron a dúo la canción 'Mary es mi amor', en este álbum de duetos del cantante argentino.

Foto:

Tony Francois / Sony Music México

La fama lo debió tomar por sopresa…
Imagínate, yo venía de gente humilde, pobre de dinero pero no de espíritu. Lo más impresionante fue el primer sueldo. Cuando cantaba en mi pueblo en Santiago del Estero, lo hacía como folclorista, rockanrolero y con canciones americanas, en tres agrupaciones diferentes. Así que tenía entrenamiento. Cuando grabé por primera vez, a la semana me preguntaron si quería hacer un programa en que había poca plata: 7.500 pesos. Yo que estaba en un hotel barato, como de 10 dólares al día o la semana, me pasé a otro que valía 100 y empecé a progresar. Llevé a mi familia de Santiago del Estero a Buenos Aires, les compré una casa que hoy sigue siendo hermosa. Ahí vivimos todo este tiempo. Hay un dicho: ‘Al que cree, Dios le es fiel’.

¿Qué lo llevó a la política? (perdió las elecciones para gobernador de Santiago del Estero en 1995)
Hubo una época en la que fui candidato a gobernador. Lo bueno fue que el gobernador, no el que siguió sino el que llegó después, era amigo mío y lo ayudamos. Le levanté la mano para que la gente lo votara. Hasta el día de hoy es gobernador, lo ha sido por cuatro periodos e hizo lo que yo pensaba hacer.

Hablo un poquito de la palabra, aunque la gente sabe que no soy pastor. Pero les cuento una pequeña historia. Así que es obra de mi padre celestial, así como el trabajo de grabarlas otra vez

Pero, ¿por qué se lanzó?
Había mucha corrupción y el pueblo reaccionó. Menem estaba de presidente y yo era más o menos su amigo. Me dijo que me metiera en política, que él me iba a ayudar. Por suerte no gané, porque estaría más viejito. A los políticos en seguida se les blanquea el pelo. Mira a Iván Duque, envejeció por lo menos 10 años después de la entrevista con Jaime Bayly. Obama se fue con el pelo blanco.

¿Cuándo viene a Colombia?
Cuando me lleven. Pero hasta diciembre no hay fechas libres. El año entrante me llevan a España, Francia, Londres, no recuerdo. No me quiero ni enterar, porque me da dolor de panza. Me pone nervioso viajar de un lado a otro, el retraso del avión, los cambios de horario. Pero cuando piso el escenario, Dios empieza a actuar en mí y la gente me empieza a dar su cariño y me hace sentir cómodo y al final no quiero irme del escenario, pero como siempre actúo solo, únicamente puedo hacer una hora u hora y media de show.

Escoja un recuerdo del país...
Me acababa de casar (1966) y me tocó ir a cantar a Colombia. Cuando vi Medellín, con el cielo estrellado sobre las montañas y la ciudad preciosa que es, compuse: “¡Qué hermosa noche, qué hermoso cielo. Y estoy tan lejos del amor que tanto quiero...”.

Leo Dan y Rubén Albarrán

Rubén Albarrán (derecha) fue otro de los invitados de Leo Dan a su álbum de duetos.

Foto:

Tony Francois / Sony Music México

¿Alguna canción fue un éxito inesperado?
Cuando grabé Te he prometido, un día antes de viajar a España, me decía: “Ojalá que no sea éxito porque no la quiero cantar nunca más”. Ahora, la grabo y la canto a cada rato. No quería cantarla más porque cuando conocí a esa chica (la primera composición fue para ella), me invitó a sus 15 años. Me conseguí la chaqueta prestada y fui a verla pensando que era mi novia. Al llegar, me dijo: “Te presento a mi novio”. Respondí: “Pero si tu novio soy yo”. Y ella: “Tú eres mi mejor amigo”. Así que le dije: “Te prometo que voy a olvidarte”. Cuatro o cinco años después, estaba en el estudio y me faltaba una canción. No me llegaba ninguna idea y la letra salió cuando recordé ese momento. Parece que Dios quiere que la cante siempre. Así es esto.

LILIANA MARTÍNEZ POLO  
EL TIEMPO
Twitter: @Lilangmartin

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.