El arte de vivir con lo mínimo, en clave de novela

El arte de vivir con lo mínimo, en clave de novela

En su nuevo libro ‘Ana de Bogotá’, el escritor Enrique Posada Cano da vida a una mujer ejemplar.

Enrique Posada

Portada de la novela 'Ana de Bogotá', de Uniediciones.

Foto:

Archivo particular

Por: Cultura
01 de julio 2019 , 10:00 p.m.

La mujer que inspiró a la protagonista de 'Ana de Bogotá', la novela más reciente del escritor Enrique Posada Cano, se le apareció luego de una caída delicada que él sufrió en una zona rural, que le afectó gravemente uno de sus ojos.

Esta mujer –amiga cercana de su familia– lo ayudó en los días posteriores a su caída, consiguiéndole medicinas, un lazarillo que lo acompañara y citas con destacados oftalmólogos que lo atendieron.

Por su parte Ana, el personaje central del libro, está construida con los rasgos de una mujer de gran generosidad, quien en la mitad de su vida, decide dedicarse a ayudar a pacientes convalecientes, en especial enfermos terminales, viviendo con lo mínimo. A pesar de provenir de una familia de aristocracia presidencial.

Jugando con la idea de la Madre Teresa de Calcuta, el título –'Ana de Bogotá'– alude justamente a estas personas cuya filosofía de vida se inspira en el pensamiento de la India y su medicina ayurveda, “por su dedicación y desprendimiento”.

Se trata de una mujer que carga un morral con dos mudas y los elementos básicos de aseo personal, y duerme donde la coja la noche, explica Posada.

“Entonces, el conocimiento de esta persona me impacta, profundamente, y lo decido contar con un trasfondo histórico, que es la historia de su abuelo, que fue Presidente de la República, y que enfrentó huelgas como un demócrata consumado”, explica el autor.

Enrique Posada

Enrique Posada Cano ha sido colaborador de EL TIEMPO, ‘El Espectador’, ‘El Colombiano’ y otros medios.

Foto:

Claudia Rubio / EL TIEMPO

Con un ingrediente de corte policial, la protagonista de la novela termina sus días en la finca un amigo suyo, otro de los protagonistas del libro, donde muere de manera repentina.

“Entonces viene una averiguación por parte de la Fiscalía, que intenta descifrar cómo fue esa muerte, pues a ella la encuentran caída de la cama. El fiscal, un tanto obsesivo, suelta la hipótesis de un posible homicidio”, anota Posada.

En ese punto, la trama tiene un giro de corte extrasensorial, pues Ana le promete a su amigo, que se comunicará con él, para asistirlo en el juicio, y de esta manera comprobar su inocencia.

CULTURA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.