En las películas de Quentin Tarantino la música es relevante

En las películas de Quentin Tarantino la música es relevante

Daniel Casas comenta el aporte que tiene el factor sonoro en la obra cinematográfica del director. 

Quentin Tarantino

El emotivo regreso del genial Quentin Tarantino a Cannes.

Foto:

AFP

Por: Daniel Casas*
23 de agosto 2019 , 10:27 p.m.

No es necesario decir que en las películas de Quentin Tarantino la música tiene una relevancia absoluta, casi suprema.

Para los melómanos, el director nos resulta un genial curador que hace de cada canción una pieza significativa, no solo para el filme sino que por momentos pareciera darles nueva vida.

Canciones memorables (selección propia) en las cintas de Tarantino: Girl, You’ll Be a Woman Soon, interpretada por Urge Overkill, que es básica en Pulp Fiction; Stuck in the Middle with You, del grupo escocés Stealers Wheel, de 1973, de connotación fundamental en Reservoir Dogs; Jeepster, de Marc Bolan, que juega papel vital en Death Proof. Don’t Let Me Be Misunderstood, del grupo disco-flamenco Santa Esmeralda, que revive de manera mágica en Kill Bill, vol 1.

Ahora con Once Upon A Time… In Hollywood, Tarantino vuelve a golpearnos la cabeza.

El gran protagonista musical de este filme es Paul Revere & the Raiders, banda de rock muy popular en la segunda mitad de los años 70 y de la que incluye sus temas Hungry, Good Thing (ambas de 1966) y Mr. Sun, Mr. Moon (1969). Destaca también, y a su manera, al grupo The Mamas & the Papas, no solo referenciando a dicha agrupación con personajes de sus integrantes Mama Cass y Michelle Phillips, sino al incluir su famoso California Dreamin’, pero en la versión de José Feliciano, de 1968.

Maravillosos resultan los fragmentos en que recurre a los ganchos silábicos de Hush de Deep Purple (1968) con su “na, na, na, na, naa…, na, na, na, naa” y la clásica Mrs. Robinson, de Simon & Garfunkel (1967) y el “tu, tururú, tu…, ta, tarará, ta…”, que lo deja a uno con el sabor de las canciones completas.

Algunos temas memorables cuya presencia en Once Upon A Time… In Hollywood es significativa incluye a Bob Seger con el que fue su primer éxito en 1968, Ramblin’ Gamblin’ Man; el gran cantautor Neil Diamond, quien aparece con el épico Brother Love’s Travelling Salvation Show, de 1969, y tema titular de su cuarto álbum.

Otra composición de Neil Diamond y de 1967, incluida aquí, pero con los maravillosos teclados de la poderosa y versátil versión de Deep Purple, es Kentucky Woman. Y una más, Vanilla Fudge, esa gran institución del rock sicodélico, con su encantadora y original interpretación del éxito que un año atrás (1967) hiciera The Supremes, de You Keep Me Hangin On.

Con otras genialidades y curiosidades de artistas como The Box Tops, Buchanan Brothers, Roy Head and the Traits, Mitch Ryder & The Detroit Wheels y la agrupación española Los Bravos, entre otros, Tarantino ha logrado una maravillosa experiencia musical que, de manera independiente a la cinta, pinta un excepcional paisaje sonoro de lo que fue la tendencia musical norteamericana entre 1966 y 1969.

DANIEL CASAS
Periodista musical@danielcasasc

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.