La historia de Colombia contada a través de sus billetes y estampillas

La historia de Colombia contada a través de sus billetes y estampillas

Este domingo, gratis con EL TIEMPO la primera colección que conmemora los 200 años de Independencia.

Colección de billetes y estampillas

Pocos colombianos conocen la riqueza del país tanto en la calidad como en el número de las emisiones de billetes y estampillas.

Foto:

EL TIEMPO

Por: EL TIEMPO
19 de julio 2019 , 04:27 p.m.

Mucho se ha hablado por estos días acerca del aniversario número 200 de la Independencia de Colombia, pero pocas veces nos encontramos con la novedad de entender aquellos hechos desde una perspectiva distinta.

Por esto es muy importante la propuesta de ‘La historia de Colombia a través de sus billetes y estampillas’, una colección facsimilar de billetes (desde 1842) y estampillas (desde las primeras, impresas en 1859), que EL TIEMPO ofrecerá a sus lectores cada domingo, desde este 21 de julio, en conmemoración de los 200 años de la Independencia.

La primera entrega circulará gratis este domingo con la edición impresa del EL TIEMPO.

El proyecto está respaldado por la curaduría del Banco de la República, en cuanto al papel moneda, y por 4-72 (antigua Adpostal), en lo relativo a la filatelia.

Sigrid Castañeda, historiadora y curadora desde hace diez años de la Unidad de Artes y otras colecciones del Banco, habla de la participación del Emisor, que posee 18.000 piezas, entre billetes, monedas y títulos valor: “Conociendo que tenemos esta gran colección, de la que tenemos exhibidas 1.200 en el Museo Casa de Moneda, nos pidieron volverlas facsimilares, para contar la historia de Colombia desde el siglo XIX, a partir de los billetes”, explica.

Y hace énfasis en esta paradoja: “Para mucha gente la numismática es una historia distante, sin embargo, todos los días tenemos monedas y billetes en los bolsillos. Son un elemento de la cotidianidad y por eso dejamos de percibir sus características. En el pasado hemos hecho investigaciones, en las que se han publicado algunas de las piezas, pero no con esta magnitud, que es posible gracias a la audiencia que tiene EL TIEMPO”.

La funcionaria subraya el hecho de que monedas y billetes “son importantes porque se consideran símbolos de una nación, contienen imágenes, alegorías que refieren a eso”.

Las monedas y los billetes son importantes porque se consideran símbolos de una nación

Una faceta que destaca de la colección es su utilidad pedagógica, puesto que “hay generaciones de colombianos que no conocen billetes de emisiones anteriores y nos pareció interesante que la gente sepa que estos son parte de los tesoros patrimoniales del país. Son pequeñas obras de arte que nos permiten entender lo que somos como nación. Con mayor razón en este año, que se celebra la Independencia y porque la enseñanza de la historia va en desuso. Esta colección permite enseñar principios de valores históricos y patrimoniales a públicos diversos”.

Desde 1923, cuando fue creado el banco, empezaron a buscar monedas y billetes emitidos en siglos anteriores, a comprarlos en subastas y a coleccionistas privados. Piezas valiosas, como las macuquinas de 1522, que el Emisor solo las tuvo en 1937, cuando aparecieron en el mercado. “Aún hay muchas que nos faltan”, anota.

Llega la mujer

Cuenta la curadora que antes de 1959, todos los billetes se mandaban a imprimir en el exterior. Por eso la parte gráfica era alegórica y las imágenes no se referían a asuntos específicos del país. “En ese año se comenzó a tener el control de la impresión localmente, una modificación significativa, porque contrataron a artistas muy importantes. Entonces vinieron los bustos de los héroes de la patria y otras imágenes más locales”.

A continuación vinieron familias de billetes ilustrados con las sedes del banco en las capitales. “Más tarde, imágenes orientadas al patrimonio arqueológico, y en los últimos años hemos intentado incluir personajes que construyen país: escritores, mujeres, artistas. La primera mujer que apareció fue Policarpa Salavarrieta. Desde entonces hemos visto a muchas mujeres en los billetes, lo mismo que muchos parques e imágenes del patrimonio ambiental”.

Y agrega: “¿Qué les diría a los colombianos jóvenes acerca de esta colección? Con este proyecto, el Banco, más allá de difundir lo que encierran los billetes, nos parece una actividad de integración importante, esto de tener un álbum de la familia, colocar los billetes (en el álbum) y compartir, empezar a valorar nuestra historia. En un mundo contemporáneo, obsesionado con el futuro, es clave el conocimiento de historia en las nuevas generaciones”.

Estampillas, otro universo

Por parte de 4-72, empresa estatal cuya labor consiste en desarrollar las emisiones filatélicas ordenadas por el Gobierno Nacional, participaron conocedores del tema, entre coleccionistas, estudiosos e historiadores de la filatelia nacional, que contribuyeron en la construcción de las fichas de cada pieza, explica Martha Lucy Giraldo, jefa nacional de filatelia de 4-72.

Manuel Arango, estudioso de la prefilatelia colombiana, fue uno de los asesores de 4-72 para esta colección. La prefilatelia estudia el periodo anterior a las estampillas, que, en el caso colombiano, se remontan al 1.° de septiembre de 1859. “Uno debe especializarse, porque hay millones de estampillas”, aconseja.

Es coleccionista aficionado, desde niño guarda estampillas. Y concibe la filatelia no solo como guardar, sino como compartir. “Mi ‘hobby’ es investigar qué hay, cómo fueron creadas, quién las hizo, por qué. Eso me llama la atención”, afirma.

Tiene 70 años. No es historiador pero investiga de manera permanente. Es capitán retirado de la marina mercante de Colombia. “Hace siete años dejé de trabajar y hago cosas que antes no podía”.

Hace poco publicó un libro de casi 700 páginas y tres kilos de peso, un catálogo único en el país: la ‘Historia de la prefilatelia en Colombia’. “Abarca desde que se iniciaron los correos en 1770, de manera formal, con marcas, hasta 1859. En la época en que no había estampillas, las cartas o los documentos se mandaban con un sello de la ciudad de donde salían. En el Nuevo Reino de Granada, una ‘franca’ la pagaba el enviador, y otra marcada como ‘debe’ la pagaba quien recibía. Es un tema bastante por fuera de los mercados de los coleccionistas, pero la gran mayoría de documentos están en archivos, como el Archivo General de la Nación.

‘Colombia: de las filatelias más antiguas del mundo’

Álvaro Eraso asesoró también el desarrollo de las fichas técnicas. “Soy coleccionista-comerciante de filatelia desde 1981. La filatelia colombiana es una de las más antiguas del mundo, y de las más reconocidas, por la calidad de las estampillas: de 1980 a 1990 obtuvo primeros puestos en el mundo. Nuestro país es una tradición desde 1859, en cuanto a seriedad y reconocimiento mundial. Y es invitado al 99 por ciento de las actividades”.

Advierte, eso sí, que nuestra filatelia “no compite con las de Reino Unido, Rusia e Israel”, y que en la actualidad Colombia emite cantidad y calidad en estampillas. Los filatelistas en Colombia, dice, no pasan de 200, pero siempre están, como ahora mismo, preparando colecciones para participar en eventos internacionales, donde “han ganado premios de oro”.

En un mundo contemporáneo, obsesionado con el futuro, es clave el conocimiento de historia en las nuevas generaciones

Las áreas de interés de Eraso son Palestina, el Imperio otomano y Colombia. Una de sus colecciones es sobre la división política del país, de 1903 a 1911.

Tanto estampillas como billetes son un mundo lleno de curiosidades y sorpresas, pero sobre todo pasión. Y en el caso de esta nueva colección de EL TIEMPO, de amor por nuestra Colombia.

Cómo adquirir la colección

Para compra en la calle

- Cada salida tiene un costo de $ 14.900.
- Precio total de la colección al público: $ 409.000.
- 1.ª salida GRATIS con el diario EL TIEMPO
- En la salida 2, por $ 14.900 + GRATIS álbum coleccionador de billetes y estampillas en tapa dura.
- En la salida 6, con el fascículo que cuesta $ 14.900, reciba completamente GRATIS el archivador para los fascículos.
- De venta en librerías, almacenes de cadena, centros de venta EL TIEMPO, o con su vendedor de confianza.

Para suscriptores

- El precio de la colección para suscriptores es de $299.000.
- También podrá adquirir su colección llamando al 426-6000 Opción 3 en Bogotá, o a través de la línea gratuita nacional 01 8000 110 990.
- Para una mayor información, ingrese a tienda.eltiempo.com/billetesyestampillas

EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.