El regreso de Tres Coronas, clásicos del hip hop latino

El regreso de Tres Coronas, clásicos del hip hop latino

El dúo de colombianos, que habló con EL TIEMPO, vuelve a los escenarios tras nueve años de ausencia.

Tres Coronas

Tres Coronas, dúo colombiano.

Foto:

cortesía Juan Santacruz

Por: David Alejandro López Bermúdez
30 de octubre 2019 , 02:51 p.m.

Cuando –hace casi dos décadas– el estrés citadino y el agobio por problemas sociales también atormentaban el día a día de los colombianos, una ‘bestia’ musical desató la catarsis generalizada. Una dosis de hip hop se convirtió en la inyección de adrenalina que resucitó a la sociedad. Describir de forma cruda lo que pasaba en los barrios ayudaba a mostrar la verdadera pintura que reflejaba la muerte, las drogas, la violencia, el olvido, el conflicto y la corrupción. Al inicio del milenio, Tres Coronas se convirtió en una de las llamaradas que dio luz al género en el continente.

El dúo es el resultado de un híbrido de culturas. Sebastián Rocca y Luis Fonseca (P. N. O.) crecieron en contextos diferentes. Rocca nació y creció en París e hizo parte de La Cliqua, uno de los grupos de rap más importantes de Francia en los 90. Dentro de sus producciones exitosas está Entre deux mondes (Entre dos mundos), doble disco de oro.

Por su parte, P. N. O. forjó sus cimientos en Nueva York y fue el fundador del grupo C. T. O. (Colombians Taking Over –Colombianos al poder–). Es considerado uno de los pioneros de la escena underground del hip hop latino que ha abanderado ese tipo de música en Estados Unidos.

Su pasión por cantar y crear los llevó a juntarse a principios del 2000 en uno de los barrios de la ciudad que nunca duerme. En el 2010 hicieron una pausa, tras una gira por África, Europa y América. Hace unos días, se reencontraron en la edición del Hip Hop al Parque 2019 en Bogotá.

Son 18 años después de su primera vez cantando en Bogotá, ¿cómo describir el sentimiento?

Rocca(R): De completa felicidad, porque eran canciones que no cantábamos hace mucho. Volver a aprender y practicar un repertorio te hace meter en lo que vivías en ese entonces. Cuando salimos a la tarima en Hip Hopal Parque, de regreso, sentimos que cumplimos la misión. Las canciones están vigentes y la gente las estaba pidiendo.

¿Creen que las canciones escritas hace 15 o 20 años siguen vigentes porque no hemos superado esos problemas sociales?

R: Sí, cuando cantamos Bang bang, por ejemplo, y las personas corearon: “Este mundo me está apuntando con un fierro, con el gatillo ligero, estamos cruzando el infierno”, nos dimos cuenta de lo vigente que está nuestra música. Estamos en plena campaña electoral, donde vuelvea salir la corrupción, el mal olor de la alcantarilla en Colombia, y hay asesinatos de líderes sociales.

P.N.O.: Algo que nos identifica es que nos diferenciamos de los grupos callejeros cuando empezamos a tratar temas socio-políticos sin entrar en una ideología política, pero sí hablando de la cruda realidad social.

¿Debería el hip hop colombiano migrar a grandes sellos para que llegue a otros sectores?

R: En mercados de Estados Unidos, Francia e Inglaterra, el hip hop ha llegado a ser el género número uno. En la época de Public Enemy, era el número uno, y era un grupo político. Y así pasó con NWA o Wu Tang Clan. Pero en Colombia no ha funcionado porque en el país al mercado del hip hop lo han mantenido marginado con estereotipos que encajan al género en una disputa de clases.

Pero, aunque están esos señalamientos, es un hecho que el género ha llegado a otras audiencias y la llave maestra han sido las redes sociales…

P. N. O.: Las redes, lo digital, es algo que ha agrandado la industria. En nuestra épocanoteníamos ese acceso. YouTube era nuevo y fue lo que nos ayudó mucho porque hizo que nuestra música llegara a otros lugares. Ahora ya hay plataformas digitales. Por eso ahora hay más audiencias.

Aunque cuando uno analiza la industria, ese mundo digital ha agredido a la esencia del hip hop,tanto que lo catalogan como parte del género urbano…

P.N.O.: Con la palabra‘urbano’ han generalizado al reguetón y el hip hop, pero hay un error, porque en lo urbano entra el rock, el punk, el reggae.

R: El tema con las redes es que la música no te entra por los oídos, sino por los ojos. Por los views, por Instagram, y es grave.

¿Cuál es la esencia del hip hop?

P.N.O.: La esencia del hip hop, en nuestra época, estaba en la calle. Parchar con mis parceros era ir a un lugar a ‘freestalear’ –improvisar–, mientras nos tomábamos algo. Así fue que empezamos: rapeando. Era estudiar y escuchar a los que ya habían hecho cosas en otros países, como los afroamericanos, que es la música que uno consumía. En la calle, se imponía ese estilo de MC.

R: Pero la trampa es más fácil hoy. Antes, si usted no rapeaba en un círculo de MC, que eran buenos, lo echaban. Era como una batalla de gallos. Le decían que fuera a la casa a entrenar y volviera en un par de meses. Hoy, cualquiera lo hace.

Hay quienes consideran que ustedes son cronistas de la calle, ¿qué opinan?

R: Somos poetas. No solo somos cronistas, porque también somos autores y compositores. El rapero trabaja las rimas, las consonancias, las sílabas, los verbos, la gramática, la metáfora, la poesía, es un trabajo de autor. Somos intérpretes de nuestras propias vidas. No estamos actuando.

¿Qué se necesita para desarrollar el mercado del hip hop latino?

R: Inteligencia en el negocio y unión, como hicieron los norteamericanos. Los sellos y los grupos deberían crear movimientos hacia esta cultura para que se genere dinero y atención mediática. Hay que llegar, como pasa en otros mercados, donde incluso la moda busca a los raperos para crear tendencia.

Tocaría, entonces, salir del lado independiente…

R: No, porque, por ejemplo, el rap en EstadosUnidos empezó de forma independiente. El sello disquero que tuvo más dinero fue el de Master P, que era Cash Money. Hoy, ya uno no depende de una disquera. Si nos unimos varios independientes, estallamos elmercado.

¿De qué forma marcaron una diferencia en el hip hop colombiano?

P. N. O.: La gente cuando escuchó Tres Coronas dijo: ‘estoy escuchando lo que quería escuchar, un grupo en español con la calidad de losafroamericanos’. Nos enfocamos en la calidad musical y en innovar. Nosotros teníamos los samplers que usaban Leo Dan, Claudia de Colombia, Nelson Ned, unos samplers latinos, de nuestra cultura, y que los afroamericanos estaban usando.

¿Cómo va a ser su nueva producción?

R: Te puedo decir solo algo. Vamos a llegar con un sonido vintage moderno. La esencia intacta, con algo de ahora. El primer sencillo va a salir antes de Navidad, con la colección de ropa que lanzamos ahora con Keep it real, entonces va a salir todo junto.

¿Cuál sería ahora el objetivo?

P. N. O.: Es mantener nuestra marca y sello. A mucha gente les hacía falta. Desde nuestro sonido hasta el estilo hemos influenciado a varias generaciones.

R: Lo clásico no se cambia. Un esmoquin es un esmoquin,un piano de cola es un piano de cola. Tres Coronas es clásico, y lo clásico no muere nunca.

David Alejandro López Bermúdez
En Twitter: @lopez03david

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.