Secciones
Síguenos en:
Del modernismo a lo contemporáneo
Colección Grandes Temas de la Historia de EL TIEMPO

'La sufragista de Denver (Colorado)', de la artista Margaret Brown.

Foto:

cortesía EMSE Publishing

Del modernismo a lo contemporáneo

'La sufragista de Denver (Colorado)', de la artista Margaret Brown.

Los doscientos años finales de la Edad Moderna, en la colección 'Grandes Temas de la Historia'.

El siglo XVIII se inició con un remezón político, administrativo y económico en Francia. Con el fallecimiento de Luis XIV, la nueva potencia europea quedó despojada de una cabeza en la corona; quien correspondía en el linaje era su bisnieto, pero, con solo cinco años de edad, estaba imposibilitado para asumir tal responsabilidad. El turno en la línea de sucesión era para el duque Felipe de Orleans, pero como nunca gozó de los afectos de su tío, su regencia fue anulada por el jerarca en su testamento. En cambio allí dejó avalado el poder de su dupla consentida: el duque de Maine y el conde de Toulouse.

(Le recomendamos: Edad Media: una época en medio del oscurantismo).

Sin embargo, Felipe de Orleans era astuto, en lo que intrigas palaciegas se trataba, y, tras varias triquiñuelas en el documento dejado por su tío Luis XIV, logró manipular su voluntad y asumir la máxima jerarquía francesa.

(Lea además: Renacimiento y Barroco: la modernidad leva anclas)

El tiempo de la amable regencia, cuando se hizo de todo menos penitencia

No tardó en normalizar los servicios de espionaje e inteligencia, en pro de la diplomacia, instaurados desde el reinado Luis XIII y Luis XIV con su Grand Chiffre, un código de cifrado para las comunicaciones entre los países y que se perfeccionó con los Cabinets noirs (servicios de interceptación de cartas enviadas por o dirigidas a personas consideradas de interés) que, finalmente, marcó una brecha entre los canales diplomáticos del país entre los oficiales y los secretos.

A pesar de su necesidad de marcar cierta diferencia entre su regencia y el mandato real de su tío, los de Felipe de Orleans fueron esfuerzos contrarios a los valores sociales de la época, pues hizo del libertinaje y los métodos poco ortodoxos sus aliados.

Inclusive, el mismo Voltaire aseguró: “El tiempo de la amable regencia, cuando se hizo de todo menos penitencia”. Así lo narra el octavo tomo de la colección 'Grandes Temas de la Historia', que dedica sus páginas a la evolución social durante los siglos XVIII y XIX.

Del barroco al clasicismo

Colección Grandes Temas de la Historia de EL TIEMPO

Foto:

Archivo particular

Si bien significó el esplendor del ornamento y el lujo, el barroco perdió vigencia durante la Edad Moderna, precisamente por su culto al exceso.

Mientras en la Inglaterra del siglo XVIII las formas limpias, sofisticadas, claras y puras se impusieron como el epítome del estilo y la elegancia de las nuevas clases pujantes (la burguesía y la nobleza), en Francia fueron las orgánicas, inspiradas en la naturaleza, las que marcaron el surgimiento del rococó, el movimiento estético que no solo reflejó la pujanza de la regencia del duque de Orleans, sino que además le sirvió a este de caballo de batalla en su lucha por marcar un punto de quiebre, incluso con la decoración de los grandes salones que caracterizaron al reinado anterior.

Estas transformaciones les allanaron el terreno a los eventos que le dieron la bienvenida a la edad contemporánea.

La Revolución francesa que, tras una década de condenas y ejecuciones en la horca (1789 a 1799), instituyó los Derechos del hombre y del ciudadano, les puso fin al feudalismo y a las monarquías y trazó la senda hacia la soberanía popular.

(Le puede interesar: El año 1000 y el resurgir de las ciudades, en Grandes Temas de la Historia)

A mediados del siglo XVIII, en Inglaterra, llegaría la primera revolución industrial con el desarrollo de grandes máquinas, como la de vapor, la locomotora y las de hilado y tejido.

Posteriormente, la abolición de la esclavitud en el mundo occidental y la instauración del voto como derecho (primero de los hombres que sabían leer y más tarde, de las mujeres gracias al movimiento de las sufragistas) fueron las llaves que abrieron las puertas hacia la edad contemporánea.

La colección de libros la podrá adquirir en la tienda virtual de la Casa Editorial EL TIEMPO.

Foto:

Tienda virtual de EL TIEMPO.

Edad Moderna II. Siglos XVIII y XIX llegará este jueves con EL TIEMPO y tendrá un precio de $ 24.900. La colección completa 'Grandes Temas de a Historia', de 12 tomos, tiene un costo de $ 214.900 para suscriptores del Club Vivamos, y de $ 269.000 para los no suscriptores. Podrá adquirirla llamando al 426 6000 opción 3 en Bogotá o al 01 8000 110 990 a nivel nacional, o a través de la tienda virtual tienda.eltiempo.com/historia.

EL TIEMPO

Otras noticias de interés:

- El mayor imperio de la Antigüedad.

- Roma: de aldea latina a potencia mediterránea.

- Lilly de Ungar: la librera que logró escapar de los nazis.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.