Dos vidas paralelas del folclor en las nominaciones del Grammy Latino

Dos vidas paralelas del folclor en las nominaciones del Grammy Latino

Son tocayas, santandereanas, hacen música colombiana, independientes y ahora están nominadas.

Diana Burco, cantante, acordeonera y compositora

Diana Burco, cantante, acordeonera y compositora colombiana.

Foto:

César Melgarejo / EL TIEMPO

27 de septiembre 2018 , 11:17 p.m.

Diana Hernández, más conocida como María Mulata, y Diana González, más conocida como Diana Burco, han hecho caminos paralelos en sus búsquedas musicales y su paso por la academia. El trabajo musical de cada una, además sin apoyo de disquera alguna, se ha visto recompensado con sus respectivas nominaciones al Grammy Latino de este año. 

Tendrán hasta el 15 de noviembre para soñar con la preciada entrevista y aprovechar el impulso que les da estar entre los cinco en las categorías de mejor álbum de folclor y mejor álbum de cumbia-vallenato respectivamente. 

La primera mujer de la categoría de cumbia-vallenato

Por primera vez una mujer, que además de cantar, toca el acordeón y compone, llegó con un álbum independiente a la nominación en la categoría de vallenato-cumbia del Grammy Latino, a competir con artistas como Silvestre Dangond, Juan Piña, Alberto Barros y Jean Carlos Centeno.

Se trata de Diana Burco. El día del anuncio de las nominaciones (el 20 de septiembre), la artista de 23 años estaba a punto de presentar un parcial de música colombiana en la Universidad Javeriana. 

De las nominaciones no quería saber. “¿Para qué? –se decía–. ¿Qué hago mirando si me voy a hacer daño emocional?”.

A las 9 a. m. empezó el revuelo que marca un nuevo cuarto de hora (en realidad casi dos meses) de fama a los nominados al premio más importante de la música latina. Al final miró la lista. Su nombre estaba en la categoría de mejor álbum de cumbia-vallenato.

Entró en shock. “No desconfiaba del álbum –explica–. A pesar de estás poniendo todo tu corazón, sabes que al ser independiente hay espacios a los que es más difícil llegar”. Alcanzó a presentar el parcial, que consistía en identificar diferentes ritmos tradicionales al escucharlos, ya en proceso de digerir la nominación que, según ella, fue como si le "cayera un cohete".  "Mientras lo hacía volví a reconocerme como colombiana", expresó.

Sin embargo, por difícil que parezca el camino, Diana Burco tiene madera de luchadora y osadía. Basta recordar su participación en el primer Evafe, Encuentro de Vallenato Femenino, en el 2016: No solo ganó en canción inédita con 'Viejo amor del Valle', sino que se inscribió en la categoría de mejor agrupación, cuando la “agrupación” era ella sola, con su acordeón, evocando a los antiguos juglares, y llegó a la final. No ganó, pero dejó un recuerdo de su talante.

En su infancia, en Bucaramanga, estudió piano clásico. Su familia la apoyó cuando siendo niña se enamoró del acordeón y quiso adentrarse en el folclor vallenato. Aprendió con maestros, buscó la influencia de los juglares. No se inmiscuyó en la nueva ola, sino en las raíces –las estudió quizás más porque no nació con ellas– y participó en las categorías juvenil y aficionado del Festival Vallenato.

Su nominación es además un hito. Muchos años antes, clasificó una orquesta femenina texana, pero nunca una sola mujer, una juglaresa en cierne, con acordeón bajo el brazo.

La nominación le llegó en un momento adecuado: “Hago música independiente, sin maquinaria detrás. Me venía preguntando: ¿Qué hago? ¿Saco más música? Esto viene a darle sentido al álbum, que estaba como escondido. Hace que haya gente curiosa de escucharlo. La nominación me anima a llevarlo a dónde se merece: a los corazones de la gente”.

El disco, que lleva su nombre, tiene nueve canciones. Un cover –'Los novios'– y ocho composiciones suyas. Se destacaron 'Juan' (cumbia) y está el vallenato 'Viejo amor del Valle'. También explora otras músicas del Caribe colombiano emparentadas con estos dos géneros y en algunos puntos los reúne con sonidos contemporáneos.

A pesar de estás poniendo todo tu corazón, sabes que al ser independiente hay espacios a los que es más difícil llegar

Le falta año y medio para graduarse y ya tiene en su hoja de vida la candidatura.

“Estamos hablando de una estudiante –dice de sí misma, como si no lo creyera–, pero el apoyo ha sido bonito. La academia me permite tener los pies en la tierra, este logro tiene que ver con la formación de la Javeriana que me invita a mantenerme en el arte. A entender que cuando lo haces no eres tú como tal, sino que es la música usándote como un canal”, reflexiona.

El movimiento del vallenato femenino lo celebró, desde Rita Fernández hasta las demás mujeres artistas la felicitaron. “Ellas han estado conectadas, se sienten nominadas todas. Me siento representando un movimiento femenino que ha sido ignorado y ha luchado por años para que estas cosas pasen”.

Los hombres, artistas vallenatos –ha alternado con muchos– se quedaron mudos. Tan solo los compositores Wilfran Castillo y Fernando Meneses le manifestaron su enhorabuena.

Le agradezco a la vida que haya sido con el primer álbum y que haya sido independiente –finaliza–. Demuestra que la música vale más. Me compromete a seguir reconociéndome como colombiana y a, más que rescatar, volver a las raíces, porque el trabajo no es copiarlas sino beber de ellas y reflejarlas en un nuevo sonido que las acerque a nuevas generaciones”.

María Mulata: independiente y terca en el folclor
María Mulata

Diana Hernández, conocida como María Mulata, está nominada en la categoría de mejor álbum de folclor.

Foto:

Victoria Holguín

Es la segunda nominación al Grammy de Diana Hernández, conocida como María Mulata. Está en la categoría de mejor álbum de folclor. Compite con artistas como Natalia Lafourcade, Eva Ayllon y Marta Gómez.

“Esta nominación es más meritoria para mí –dice María Mulata–, porque este disco lo compuse yo, participé en los arreglos con músicos amigos, es muy mío aunque tenga ritmos folclóricos. En otros hice más investigación, esta vez son mis canciones”.

Diana Hernández, nacida en San Gil, canta desde los 4 años. Primero en un dueto que formó con su hermano Fabián. Juntos triunfaron en el Festival Mono Núñez en el 2003, punto de partida de su carrera como solista.

“Estudiaba música en la Javeriana, cantaba lírico. Y ahí nació la inclinación por investigar músicas que eran ajenas a mí geográficamente. Empecé con el bullerengue porque conocí a Etelvina Maldonado, me enamoré de su voz. E inicié un viaje por otros asentamientos del bullerengue”.

El resultado se vio en el álbum 'Itinerario de tambores'. “Mi trabajo a los 21 años era investigar y visibilizar una música que no era tan conocida en Colombia y hacer un trabajo más antropológico”, recuerda.

Siguieron 'Los vestidos de la cumbia' y 'Cantos y vuelos', del 2013, que le valió su primera nominación al Grammy Latino.

Con 'Idas y vueltas' llega de nuevo a esta instancia. “Busco un formato más diverso en la percusión, un sonido más internacional. Es un disco que habla más de música latinoamericana, porque trabajé los elementos que compartimos con otros ritmos. Era una forma de decirle a la gente que además del idioma compartimos cultura y música”.

¿Los sonidos nuevos no pelean con la categoría de folclor?
Mira la música brasileña, lo que hicieron Caetano Veloso o Gilberto Gil. Conservaron el ritmo que los hace folk. Eso lo ha hecho Carlos Vives con el vallenato. Pero hay otros ritmos que no han sido tocados desde ese punto de vista.

¿A qué le canta ahora en sus canciones?

Al amor y el desamor, este disco es como una tusa, contada desde todos los sentimientos del proceso: desde la nostalgia de tener que olvidar hasta la rabia. Hay una cumbia que habla con despecho y un poco de humor.

¿Qué ventajas ve en ser artista independiente?

Ayuda porque puedo hacer la música que quiero, ser terca en el folclor y decir que hay un campo para esto y persistir. Los contras son no tener un brazo financiero para producir cada vez que quieres. Hay que buscar que la gente llegue a tu página y lo hacen por la calidad de lo que haces.

LILIANA MARTÍNEZ POLO
CULTURA Y ENTRETENIMIENTO@Lilangmartin

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.