Los pasos del juglar más célebre de Colombia

Los pasos del juglar más célebre de Colombia

Gilberto Alejandro Durán Díaz pasó su vida por los caminos de la Costa donde cultivó su fama.

Vallenato 2

El gestor cultural Álvaro Castaño Castillo (izq.), observa con admiración al juglar Alejo Durán mientras toca su acordeón.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Por: REDACCION DE CULTURA
28 de febrero 2019 , 12:33 a.m.

1919

9 de febrero. Gilberto Alejandro Durán Díaz nació como segundo hijo -después de su hermano Luis Felipe- de la familia conformada por Náfer Donato Durán Mojica y Juana Francisca Díaz. En la región de El Paso (entonces parte del Magdalena Grande; hoy, departamento del Cesar). Sus padres seran trabajadores de la legendaria finca Las Cabezas y a la vez eran músicos. Más adelante nacerían sus hermanos Sabina y Náfer.

1929
A los 10 años empezó a trabajar en la hacienda -hato legendario fundando desde la Colonia-. Hacía mandados, quehaceres domésticos, pero oficialmente fue racionero, el que distribuía la comida de los trabajadores que, en las tardes, a veces oían a los acordeoneros de la zona, entre ellos varios tíos suyos.

1938
Con 19 años tocó por primera vez un acordeón. Aunque había un instrumento en su casa, solo a esa edad decidió sacarle música.

1939
Se presenta por primera vez en público, en un festejo popular cuya figura central iba a ser su tío Octavio Mendoza, ‘el Negro Mendo’, que lo dejó presentarse. Esa presentación fue fundamental para orientarlo hacia la vida del juglar vallenato.

1942
Seguía trabajando en Las Cabezas, como ayudante de vaquería. Algunos dicen que fue el mejor enlazador de la región. Los cantos de los vaqueros (así como la influencia de su madre, que era cantadora) fueron parte de su inspiración.

1943
Se disolvió la hacienda Las Cabezas, repartida en varias fincas. Junto con su padre y su hermano Náfer, Alejo emprendió un negocio de aserrío. Pero pronto lo dejaría. La vocación musical fue más fuerte.

1944
Es famosa la anécdota del consejo que recibió de su padrino, Victor Julio Silva, cuando Alejo buscaba digitar más rápido el acordeón: “Lo importante es el estilo con el que toques -le dijo-. Eso te identifica y te hace buen conocedor del instrumento. La rapidez con que recorras el teclado no es tan importante”.

1945
En ese mismo año conoció a Fidelina, una de sus primeras musas -por tanto, identificada como uno de sus primeros amores-. Iba a sacarla de su casa para irse a vivir con ella, pero la madre lo impidió. No volvió a verla, pero el recuerdo inspiró la canción. que llevaba su nombre.

1949
7 de agosto. Empezaron a invitarlo a encuentros y presentaciones. La que lo sacó definitivamente de El Paso fue la invitación a Mompox, a participar en las fiestas patrias. De esa presentación salió para El Banco (Magdalena) y luego a Barranquilla.
De ahí en adelante recorrió todos los pueblos de la Costa.

1950
Viviendo en Barranquilla empezó a trabajar como mecánico, aunque alternaba con sus presentaciones de acordeón en parrandas.

Oye por primera vez Alicia Adorada, en un festival en Fundación, donde también conoció a Juancho Polo 'Valencia'.

1951
Hizo sus primeras grabaciones, en el estudio Atlantic, gracias a la ayuda del productor Víctor Amórtegui, a quien siempre presentó como una de las personas que más apoyó su vocación. Dicen que su primera grabación fue 'Güepajé'. Años más tarde, en entrevista con Consuelo Araujonoguera, Durán señaló que su primer disco se titulaba 'La trampa' y después vendría 'Entusiasmo a las mujeres'. Esas priemeras grabaciones se hacían en discos de 78 revoluciones, que después el músico se repartía con el productor y salía a venderlas de pueblo en pueblo para repartir las ganancias.

En los estudios musicales conoció a Luis Enrique Martínez, que años más tarde sería conocido como 'El Pollo Vallenato', con quien lo uniría una fuerte amistad. 

En esa época conformó una agrupación donde el formato vallenato típico de caja, guacharaca y acordeón se acompañaba además de dos guitarras. Así reunió a Julio Herazo y Juan Madrid, en las guitarras; Jaime López,en la guacharaca y Belisario Ariza y Pablo Corrales, como cajeros.

1953

Fue invitado a una celebración de los cincuenta años de la separación de Panamá, pero no asistió debido a la muerte de su padre.

1954
Se casó con Joselina Salas en Barranquilla. El matrimonio duró tres años y dejó dos hijas. La unión finalizó cuando Joselina, sintiéndose olvidada por las múltiples ausencias del músico, dejó la casa de la pareja para volver con su madre. Entonces, Alejo se declaró abandonado y libre.

Su canción 039, grabada en este año, en Cartagena, fue parte de la banda sonora de la película Llamas al viento.

1962
Llegó a Planeta Rica (sur del departamento de Córdoba), donde viviría el resto de su vida. Llevaba una maleta, un acordeón y un gallo fino. Antes había vivido en Barranquilla, Yucal (Bolívar), Magangué, Sahagún y Montería. 

1968 
29 de abril. Ya era famoso y había grabado varias canciones de su autoría, cuando recibió la invitación a participar en el primer festival de acordeones de Valledupar, el Festival de la Leyenda Vallenata. Ganó interpretando Altos del Rosario y el Pedazo de acordeón y Alicia Adorada, de Juancho Polo 'Valencia'.

Gracias a su triunfo en Valledupar fue invitado a conformar la delegación que representaría a Colombia en las Olimpiadas Culturales, paralelas a los Juegos Olímpicos de México. Con su música, sería el ganador de la única medalla que obtuvo Colombia en esas justas.

1975
Julio. Por primera vez se anunció la noticia de su muerte, pero Durán estaba vivo. Siempre recordaría esa anécdota.

Tenía 56 años cuando conoció a Gloria Dussan, una jovencita de 16 años, con la que vivió los últimos años de su vida.

1987
Abril. Veinte años después de haberse coronado rey vallenato compitió con todos los reyes que lo sucedieron (excepto Alfredo Gutiérrez, que se retiró, y Alberto Pacheco, que había fallecido), algunos mucho más jóvenes que él. Sin embargo, era el favorito para llevarse el trofeo. Fue célebre aquel momento en que detuvo su participación señalando un error de ejecución que lo descalificaba. El trofeo entonces fue para Nicolás ‘Colacho’ Mendoza.

Julio. En Planeta Rica, donde vivía, fue coronado como Rey de reyes del pueblo.

1989
Primero de noviembre. Fue invitado como jurado al Festival de Acordeoneros y Compositores de Chinú (Córdoba). Los médicos le habían prohibido tocar por lo delicado de su corazón. Pero no pudo negarse a interpretar El pedazo de acordeón, su canción emblemática, ante la petición del público. Las crónicas de la época dicen que eso afectó su salud.

10 de noviembre. El médico ordenó su traslado desde Planeta Rica a Montería porque lo vió mal del corazón.

15 de noviembre. Murió ese miércoles, a las 8:55 a.m., a consecuencia de un infarto, en la habitación 204 de la Clínica Unión de Montería.

18 de noviembre. Después de un cortejo que siguió el cuerpo de Durán en ambulancia desde Montería a Planeta Rica, fue velado durante dos días en la casa de la cultura del municipio. Fue enterrado en el cementerio Jardines de Esperanzas.

REDACCIÓN DE CULTURA

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.