El músico que no dejó de dar conciertos en medio de bombardeos

El músico que no dejó de dar conciertos en medio de bombardeos

Zubin Mehta llega a Bogotá con su gira de despedida de la Orquesta Filarmónica de Israel.

Zubin Mehta

En 1981, Mehta fue designado director musical vitalicio de la Filarmónica de Israel. Este será su tercer concierto en Colombia.

Foto:

Shai Skiff

Por: Yhonatan Loaiza Grisales
24 de julio 2019 , 10:36 a.m.

Justo antes de que empezara la llamada guerra de los Seis Días en 1967, en la que Israel enfrentó a una coalición árabe, la Orquesta Filarmónica de ese país tenía programado un concierto en Jerusalén. Sin embargo, luego de conocer que las tropas enemigas se aproximaban a las fronteras, el director designado decidió cancelar su participación.

En Estados Unidos, otro director, un joven de 31 años, vio aquella situación como una “emergencia musical” y decidió abordar un avión de la aerolínea nacional de Israel, que estaba lleno de municiones, para llegar a Jerusalén y asumir la batuta del concierto.

Cuando llegó al aeropuerto, el intrépido músico se encontró con el argentino Daniel Barenboim, ahora uno de los más célebres directores de orquesta y que en aquel tiempo aún tocaba el piano en conciertos, y la prestigiosa chelista británica Jacqueline du Pré –los dos no se habían enterado de la crisis que estaba afrontando Israel–. Ya en suelo israelí, los artistas descubrieron que la sala de conciertos estaba siendo usada por un batallón, por lo que tuvieron que pasar aquella guerra resguardados en el sótano.

“Afortunadamente esa pequeña guerra solo duró seis días. Los espectadores en el concierto de la victoria eran residentes de Jerusalén que habían estado escondidos durante días en sus bodegas. No estoy seguro de qué tan bueno fue el concierto musicalmente, ¡no estábamos exactamente preparados!”, le dijo el director al sitio The Jewish Chronicle en una entrevista.

Aquel osado músico era Zubin Mehta, que nació en India –su padre fue el fundador de la Orquesta Sinfónica de Bombay– y a sus 30 años ya había dirigido en algunas de las orquestas más prestigiosas del planeta. Dos años después de esa travesía en la Guerra de los Seis Días, Mehta empezó a trabajar como asesor musical de la Filarmónica de Israel, iniciando así medio de siglo de trabajo que finalizará en octubre próximo.

Hace tres años, Mehta, que en 1977 fue elegido director musical de la orquesta y en 1981 su director musical vitalicio, les comunicó a los músicos su decisión de retirarse del cargo. Justo unas semanas antes de la fecha señalada del retiro, la agrupación llegará a Bogotá para un concierto este miércoles - 24 de julio- en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo.

Será la tercera ocasión en la que Mehta y los músicos de una de las orquestas más prestigiosas del mundo se presenten en este teatro, en un concierto en el que interpretarán la 'Sinfonía concertante en si bemol mayor', de Haydn, y la 'Sinfonía N°1 en re mayor', de Mahler. Entre esos músicos que han seguido a Mehta en sus conciertos alrededor del mundo, hay un latinoamericano, el chelista argentino Enrique Maltz, quien también acumula un amplio kilometraje en la orquesta: 32 años.

“Son muchos años, para mí es un tiempo que no ha sido fácil porque cuando yo entré a la orquesta era un jovencito entre gente del doble de mi edad. Como bien dijo el maestro en el último concierto, él conoció tres orquestas, una en la que él tenía la mitad de la edad de los miembros; después, la otra, la cual que tenía más o menos su edad, y ahora una orquesta que tiene un tercio de su edad. Y a mí me pasó un poquito lo mismo”, reflexiona Maltz en charla telefónica desde Israel.

Ese último concierto al que se refiere el argentino se dio el 13 de julio pasado en el Yarkon Park de Tel Aviv, en el que más de 30.000 personas se reunieron para rendirle un tributo por su trabajo en la Filarmónica a Mehta, quien es considerado “una de las joyas de la corona de la cultura de Israel”. Aquel era el colofón de unas semanas de trabajo en las que según Maltz se juntaron muchas emociones por el final del comando del director.

Mehta, en 1977 fue elegido director musical de la orquesta y en 1981 su director musical vitalicio

“Ese concierto era algo rutinario que hacíamos años atrás, pero cuando empezaron los problemas más serios de seguridad, tener una conglomeración así de gente en un parque abierto es una cosa bastante compleja aquí en Israel. Pero bueno, esta vez sabiendo que el maestro terminaba su carrera con nosotros se hizo el concierto nuevamente, y yo la verdad no había visto nunca una cantidad tan impresionante de público, nunca”, enfatiza el músico argentino.

El retiro de Mehta, de 83 años, viene antecedido de una compleja situación de salud que tuvo que enfrentar a finales del 2017, cuando se sometió a una cirugía en el hombro por un tumor cancerígeno, lo que lo alejó de los escenarios durante varios meses. El maestro logró vencer esa afección e incluso bromeó con la prensa italiana diciendo que era la primera enfermedad que tenía después de una meningitis que sufrió a los seis años.

Maltz anota que esta es una situación muy cercana para él, pues una compañera de la orquesta también tuvo que superar una enfermedad similar. “Yo sé lo que es la lucha contra esa enfermedad tan dificultosa y el maestro es como el ave Fénix, con su retorno después de haber estado en una situación súper comprometida. Y verlo a mí me emociona tremendamente”, asegura el argentino.

Además de la Filarmónica de Israel, Mehta también ha sido director musical de orquestas de la talla de la Montreal Symphony, Los Ángeles Philharmonic, New York Philharmonic y director jefe del Maggio Musicale Fiorentino, el festival de ópera de Florencia, solo para mencionar algunas. Estas credenciales elevan su historia al nivel de la leyenda y lo ubican como uno de los directores más admirados de los últimos tiempos.

A esos logros artísticos se le suman los delicados episodios que Mehta ha tenido que superar con la Filarmónica de Israel. Por ejemplo, en la Guerra del Golfo, y pese a los bombardeos, consiguió permisos para hacer conciertos durante las mañanas, a los que algunos espectadores llegaban con máscaras de gases; y en 1982, durante la guerra civil en Líbano, solicitó la ayuda de la policía para pasar la frontera con sus músicos y dar un concierto en un campo de tabaco para ciudadanos libaneses. Tras la presentación, según relató el maestro, los espectadores corrieron al escenario para abrazar a los músicos. “Como me encantaría ver eso de nuevo hoy, árabes y judíos abrazándose... Soy un pensador positivo, sé que ese día llegará”, dijo en una entrevista en el 2007.

A Mehta lo reemplazará en el cargo de director musical el pianista Lahav Shani, que tiene tan solo 30 años.

La tercera en Bogotá

Esta nueva visita de la Filarmónica de Israel significa uno de los logros más importantes del Teatro Mayor, según su director, Ramiro Osorio. “Es algo que ha convertido a Bogotá en una de las sedes más importantes de América Latina para que vengan este tipo de agrupaciones de gran prestigio internacional”, asegura.

Aunque según el director del Mayor será un lujo ver de nuevo a Mehta en Bogotá, esta no deja de ser una situación agridulce, pues es una tristeza infinita que un artista de esta dimensión deje la dirección de la orquesta.

“A diferencia de otras profesiones, hasta de otros oficios musicales, los directores son mejores con el paso del tiempo, entonces tener esta posibilidad de tener tres veces en Colombia a Zubin Mehta, en esta etapa de gran madurez, ha sido realmente un inmenso privilegio”, asegura.

Zubin Mehta, director de orquesta

Zubin Mehta, director de orquesta indio.

Foto:

EFE

En sus visitas anteriores, Osorio ha tenido la oportunidad de cenar con el célebre director y así ha visto al hombre detrás de la batuta. Un hombre luminoso, asegura el colombiano, lleno de calidez, de ilusión, que goza mucho de la vida en todos los sentidos. Un personaje sencillo, cálido, que disfruta de esos placeres normales como una buena conversación, una comida deliciosa o un buen vino.

“Es lo que uno ve cuando dirige. Por ejemplo, verlo ensayando es una delicia, porque es una especie de seductor con sus músicos, es una persona que los llena de energía, les transmite vitalidad. Hay una relación muy especial en el escenario, que va desde la admiración de los músicos por su maestro a una cosa de una energía fuertísima, que se nota en la manera en cómo interpretan la música” asegura Osorio.

Además del concierto de este miércoles, el Teatro va a invitar a mil jóvenes al ensayo general de la Filarmónica de Israel, lo que para Osorio será un verdadero acontecimiento, pues los invitados podrán ver cómo Mehta profundiza en el conocimiento de las obras, cómo las lleva, como corrige, cómo inspira a sus músicos a alcanzar la perfección. “Esta es una orquesta de una fuerza que llega prácticamente hasta el arrebato”, complementa.

Sobre los compositores que interpretarán en Bogotá, Maltz, que justo cumple años el miércoles, aseguran que son, como se dice, el pan y la manteca de la música clásica.

“Tengo que decir que los dos están en el corazón del maestro. Él creció en la ciudad de Viena y estos dos compositores en Viena son los mayores de la música clásica, en sus extremos, el de la música romántica y el expresionismo. Yo no creo que haya otro director que dirija Mahler de la forma que el maestro lo hace, y Haydn es una cosa muy clásica que a él le encanta y también lo dirige muy bien”, afirma el argentino.

¿Dónde y cuándo?

La Filarmónica de Israel se presentará el 24 de julio, a las 8 p. m., en el Teatro Mayor. Calle 170 n.° 67-51, Bogotá. Boletas desde 20.000 hasta 400.000 pesos. Informes: 377-9840.

YHONATAN LOAIZA GRISALES
Cultura y Entretenimiento
En Twitter: @YhoLoaiza

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.