Bienvenidas las figuras literarias en los medios de comunicación

Bienvenidas las figuras literarias en los medios de comunicación

El experto en lengua española Fernando Ávila hace una defensa por estas juguetonas figuras.

Ortografía

El rincón de las dudas idiomáticas.

Foto:

Archivo particular

Por: Fernando Àvila
16 de abril 2020 , 09:31 a.m.

Julián Echeverri Ramírez pregunta: Muchos periodistas al entrevistar dicen “¿Por qué no me cuenta…?”, “¿Por qué no nos dice?”. ¿Es correcto utilizar el “no”?

Respuesta: Hoy se habla mucho del lenguaje asertivo, del lenguaje sin arandelas, “cuéntenos”, en vez de “¿por qué no nos cuenta?”. Sin embargo, el mismo reportero que le dice en confianza “Cuéntenos cómo le fue en el viaje” a un pasajero cualquiera de TransMileno, le dirá al gurú que siempre quiso entrevistar “¿Por qué no nos cuenta cómo vio esa luz cegadora?”, en un expresivo y amable circunloquio.

El circunloquio es una de las figuras literarias y retóricas que agregan belleza, musicalidad y cadencia a la frase. Ese plus saca la locución del marco asertivo y la lleva al terreno de la sorpresa, la emoción e incluso la persuasión, cuando es eso lo que se busca. Se insiste mucho en que el periodista reduzca su trabajo a dar la noticia pura y dura, como lo hace ya el robot que ha dejado sin trabajo a numerosos redactores del Washington Post y del New York Times, pero el comunicador saca lo mejor de sí, su sentido poético, su creatividad, y arma titulares admirables, noticias asombrosas y sumarios fascinantes.

Es bien conocida la habilidad de Juan Carlos Pastrana, que fue editor de La Prensa, para hacer de sus titulares los mejores juegos de palabras (ingenuamente prohibidos por los manuales de periodismo).

Cuando Uribe aceptó la mediación de la Iglesia en los diálogos con el Eln, tituló “Mano firme, corazón de Jesús”, y cuando el general Jorge Enrique Mora tardó en responderle a ‘Tirofijo’ su invitación al diálogo, tituló “Excuse la de Mora”.

Este periódico acude con frecuencia a titulares creativos. Una crónica sobre la andadura literaria de Martín Caparrós, conocido por su mostacho daliniano, el de ladrones y rehenes de La casa de papel, fue titulada “Caparrós, un rehén de su propio bigote”, y Vladdo en un singular escrito que contrasta las figuras de Margaret Thatcher, la Dama de Hierro, y Marta Lucía Ramírez, llama a esta última en el título de su columna “La Dama del Yerro”.

Hay figuras admirables, como el calambur de este supermercado: “Aquí están haciendo un Carulla”, que se oye también “Aquí está naciendo un Carulla”. La TV hace años mostraba un reloj con la voz en off de Jimmy García Camargo que hacía oír “La hora en Inravisión”, pero en realidad decía “La Orient Inravisión”. En CM& anunciaban “Las noticias del mundo las presenta Bianca”, por Bianca Gambino, mientras el báner decía “Las noticias del mundo las presenta Avianca”.

¡Bienvenidas sean las figuras literarias!

Fernando ávila
Experto en redacción y creación literaria
@fernandoavila52
Preguntas: feravila@cable.net.co

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.