Sus ideas caducaron, pero pese a ello siguen vigentes

Sus ideas caducaron, pero pese a ello siguen vigentes

El número 15 de nuestra serie está dedicado al filósofo Baruch Spinoza.

BARUCH SPINOZA

Fue un rebelde dentro de la ortodoxia judía.

Foto:

EL TIEMPO

20 de diciembre 2017 , 10:38 p.m.

Baruch, ese nombre tan raro que equivalía a Benito o Bento, Spinoza habría sido seguramente el más importante filósofo español de la historia de no haber tenido una vida marcada por el exilio.

Su padre, Miguel, era un comerciante acomodado que pertenecía a la comunidad sefardí, quien se casó y enviudó tres veces antes de morir él mismo. Baruch tuvo cuatro hermanos.

Baruch fue educado en todos los asuntos que debía saber un joven judío de su estatus y de su época: hebreo, el idioma del Antiguo Testamento; la Torá (la Ley Sagrada) y el Talmud, en un centro de educación especializada.

A los 14 años dejó estos estudios y se inició en los negocios de su padre, quien importaba fruta deshidratada. En 1654, al morir el padre, Baruch se dedicó al comercio con su hermano Gabriel, pero sus escasas habilidades comerciales hicieron que el negocio fracasara.

En 1655 Spinoza ya tenía claro que su norte en la vida estaba en la filosofía y, a la vez, comenzó a distanciarse de la ortodoxia judía. Tenía solo veinticuatro años y por sus ideas, que se salían del redil, comenzó a tener enfrentamientos con el establecimiento político-religioso judío. No sin consecuencias. A esa edad, fue castigado por disidente de manera pública y violenta con la pena mayor, llamada el hérem, esto es, lo equivalente a la excomunión dentro de la Iglesia católica.

Fue expulsado de la sinagoga el 27 de julio de 1656, y su condena fue leída ante la muchedumbre que llenaba el templo.

Decía así: “Por la decisión de los ángeles, y el juicio de los santos, excomulgamos, expulsamos, execramos y maldecimos a Baruch de Spinoza, con la aprobación del Santo Dios (...). Maldito sea de día y maldito sea de noche; maldito sea cuando se acuesta y maldito sea cuando se levanta; maldito sea cuando sale y maldito sea cuando regresa. Que el Señor no lo perdone. Que la cólera y el enojo del Señor se desaten contra este hombre y arrojen sobre él todas las maldiciones escritas en el Libro de la Ley. El Señor borrará su nombre bajo los cielos y lo expulsará de todas las tribus de Israel abandonándolo al Maligno...”.

Sus primeros escritos filosóficos fueron Tractatus de Deo et Homine Ejusque Felicitate (Tratado de Dios, del hombre y de su felicidad), Tractatus Theologico-Politicus (Tratado teológico-político) y la disertación De Intellectus Emendatione (De la reforma del entendimiento), publicados en la década de 1660 a 1670.

Cuando se mudó a La Haya rechazó una cátedra de filosofía occidental que le ofrecieron en la Universidad de Heidelberg, con la convicción de que debía concentrarse en sus actividades intelectuales. Su obra más estudiada es la Ética demostrada según el orden geométrico, de 1674. En ella argumenta que el universo es idéntico a Dios, que es la ‘sustancia’ incausada de todas las cosas. Es considerado el exponente moderno más completo del panteísmo.

Fue un rebelde dentro de la ortodoxia judía y terminó siendo perseguido por los rabinos

Baruch (Benito o Bento) Spinoza vino a este mundo el 24 de noviembre de 1632, en Ámsterdam (Holanda), y murió el 21 febrero de 1677 en La Haya.

Se cree que eran originarios los Espinosa (en su grafía original española) de un lugar de Castilla denominado Espinosa de los Monteros. En España, por aquellos años, las personas de religión judía debían o convertirse o abandonar ese reino. Como parte de un proceso que se llamó la Reconquista, y en virtud del edicto de expulsión de los judíos de España, su familia debió abandonar el país. El edicto fue promulgado por los Reyes Católicos en 1492, el mismo año del descubrimiento de América. Así pasaron a Portugal, de donde más tarde, en la última década del siglo dieciséis, también fueron expulsados, en el contexto de la amenaza para los judíos de la ‘Santa’ Inquisición, que se había establecido en Portugal en 1547.

Para que usted pueda obtener la colección completa

Con solo $ 22.900, más el cupón que aparece hoy en EL TIEMPO, adquiera todos los jueves un ejemplar de la serie. Los socios de la tarjeta Vivamos EL TIEMPO tendrán derecho a un beneficio exclusivo. Asegure su colección completa en el 4266000, opción 3 o en www.descubrirlafilosofia.co.

Estos son los filósofos que aparecerán en los volúmenes venideros:
Jean-Jacques Rousseau: 28 de diciembre.

Filosofía helenística: 4 de enero
de 2018.
Hannah Arendt: 11 de enero.
G. W. F. Hegel: 18 de enero.
Ortega y Gasset: 25 de enero.
David Hume: 1.° de febrero.
Jean-Paul Sartre: 8 de febrero.

FRANCISCO CELIS ALBÁN
Editor EL TIEMPO

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.