El grupo Bajofondo confiesa sus deudas pendientes con Colombia

El grupo Bajofondo confiesa sus deudas pendientes con Colombia

El  músico Javier Casalla habló con EL TIEMPO acerca de los proyectos del colectivo. 

Bajofondo

Bajofondo en uno de sus conciertos (Javier Casalla es el violinista)

Foto:

Sony Music

Por: Andrés Hoyos Vargas
17 de junio 2020 , 12:13 a.m.

“Uno antes se quejaba de que no le alcanzaba el tiempo para hacer cosas”, reflexiona el músico Javier Casalla, de Bajofondo, al pensar en esta época de encierro, pero también de muchas oportunidades de creación para la banda.

“De alguna manera, en Bajofondo somos un poco pioneros en trabajar en ciertas maneras que muchos han ido descubriendo en esta época (...). Vivimos en distintos lugares y hemos usado por mucho tiempo la videollamada, el video y los correos. Para mí, hemos aportado mucho al trabajo desde la distancia. Claro que, como a todos, esto nos ha perjudicado en algo muy importante: tocar en vivo”, reconoce.

(Le puede interesar: Tercer día de recuperación de Daniella Álvarez: 'Feliz en el mundo').Bajofondo (antes conocido como Bajofondo Tango Club) lleva casi 20 años trabajando en fusiones y sonidos que toman elementos de la milonga, el rock, el jazz, la murga y, claro, el tango.

De la mano del músico argentino Gustavo Santaolalla; Juan Campodónico, Verónica Loza; Martín Ferrés; Luciano Supervielle, Adrián Sosa y Gabriel Casacuberta, este colectivo ha desarrollado un circuito de seguidores muy grande fuera de Latinoamérica, de ahí que Casalla recalque la falta de escenario, aunque en realidad no son una banda de muchas giras, pero sí de muchas millas.

Hemos dado varias vueltas al mundo (...). En nuestro caso es más fácil decir dónde no estuvimos que a donde ya hemos ido. Una sensación que tenemos, y es algo real, es que la gente que nos ha visto en concierto siempre nos quiere volver a ver, y eso es algo muy valioso para nosotros”.

“Siempre hemos estado en plan de trabajar. Creo que somos como ‘workamusicólogos’ (adictos a trabajar en la creación de la música), pero no en un solo proyecto.

Está claro que todas esas aventuras al margen de la banda siempre terminan volcándose de alguna manera en el corazón y el alma de Bajofondo. “De hecho, Casalla grabó un disco en solitario titulado con su nombre y que era un tributo al tango de las décadas del 20 y del 30.

Su rutina, mientras pasa toda esta situación del confinamiento, en seguir probando sonidos, remezclando cosas y desarrollando un contexto visual de sus canciones. Como pasó con uno de los sencillos de su álbum Aura: (2019): Solari Yacumenza, del que lanzaron un videoclip en abril de este año.

(También puede leer: Entrega de los premios Óscar será en abril del 2021).

“Es una canción muy tocada (...). Tiene –como el disco en general–menos electrónica o programaciones y más foco en el rock psicodélico o progresivo. Hay una presencia esencial de lo folclórico”, precisa Javier Casalla.

Tenemos un espectáculo muy lindo, y creo seguramente que cuando podamos salir, Colombia será uno de los primeros lugares a los que llegaremos

Bajofondo

Parte de Bajofondo, liderado por Gustavo Santaolalla (tercero de izquierda a derecha).

Foto:

Sony Music

Para él, Aura fue una vivencia musical muy orgánica, que quisiera que se revelara en un nuevo reencuentro que, podría pensarse, va a ser explosivo. “Seguramente”, dice, “llegamos a hacer algunos shows con este álbum y, por supuesto que estas circunstancias por las que estamos pasando hacen que tengamos más fuerza y más conocimientos para un retorno en vivo”.

En su opinión, la música y otras razones hacen ineludible esa cita en el futuro. “Tenemos un espectáculo muy lindo, y creo seguramente que cuando podamos salir, Colombia será uno de los primeros lugares a los que llegaremos porque allá tenemos unas deudas pendientes”, adelanta el violinista de Bajofondo.

(Siga leyendo: Convención 'Star Wars Celebration' se aplaza hasta 2022 por el covid).

Ese comentario parece recalcar lo valioso de esa magia del en vivo que él mismo sintió el año pasado, al acompañar a su amigo Gustavo Santaolalla cuando tocó en Rock al Parque en Bogotá. “Fue épico (...). Son cosas que refuerzan los vínculos con los lugares y que hay que reconocerlas cuando suceden y buscar que se repitan pronto”, finaliza Javier Casalla.

Andrés Hoyos Vargas
@AndresHoy1

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.