La larga y dolorosa lucha de Avril Lavigne

La larga y dolorosa lucha de Avril Lavigne

La cantante de ‘pop punk’ vuelve al ruedo después de 5 años y de sufrir una grave enfermedad.

Avril Lavigne, cantante canadiense

La cantante canadiense se convirtió en una estrella internacional del 'pop punk' en la década de 2000.

Foto:

Chris Bolin / Reuters

Por: Simón Granja Matias
09 de febrero 2019 , 11:40 p.m.

Avril Lavigne ya había aceptado su muerte. La enfermedad de Lyme, causada por la mordedura de una garrapata, mantuvo a la artista postrada durante dos años en una cama, al borde de la muerte y cinco lejos de los escenarios y de la música. Hasta ahora. Lavigne, de 34 años, publicó en septiembre del año pasado una emotiva carta anunciando su regreso y su recuperación.

La cantante canadiense, que se convirtió en una estrella internacional del ‘pop punk’ en la década de 2000, lanzó en el 2018 el video y la canción ‘Head above water’ (‘Cabeza fuera del agua’), nombre del mismo álbum que se conocerá en su totalidad el próximo 15 de febrero.

“Esta soy yo y mi lucha”, afirmó en la carta que publicó en su página web y en sus redes sociales. Aunque en un principio se mantuvo renuente a hablar de su enfermedad, en esta última carta aseguró que quiere generar conciencia sobre la enfermedad de Lyme y demostró su apoyo para ayudar a otros a diagnosticarla e investigar sobre cómo erradicarla. “Este álbum cuenta mi historia”.

Una historia que en los últimos cinco años ha sido de superación. El mismo nombre de la canción y del álbum surgió de una noche particularmente difícil mientras intentaba sobreponerse a su grave enfermedad. Según cuenta en la carta: “Esa noche luché por mi vida, pero fue ahí cuando surgió la letra de la canción, en mi cabeza se comprimieron las palabras: cabeza fuera del agua”.

“Pensé que me moría y acepté que así fuera. Mi madre estaba a mi lado y me tuvo entre sus brazos. Yo sentía como si me estuviera ahogando. No podía respirar, pero pensé: ‘Dios, por favor, ayúdame a tener mi cabeza fuera del agua’. En ese momento fue cuando empezaron las letras de las canciones de este álbum. Es como si me hubiera topado con algo. Fue una experiencia muy espiritual”, dice la carta.

Según explicó la cantante a sus ‘fans’, cada canción cuenta una historia con la que espera poder inspirar a otros a creer en ellos mismos y a luchar por lo que saben que está bien y por lo que merecen. Así como lo hizo ella durante estos largos años.

Pensé que me moría y acepté que así fuera. Mi madre estaba a mi lado y me tuvo entre sus brazos. Yo sentía como si me estuviera ahogando. No podía respirar

Princesa desaparecida

Escuchar ‘Complicated’ o ‘Sk8er Boi’ (2002) remonta a la generación nacida en los 90 a esta chica con Convers, corbata de rayas, rubia y ‘skater’ en la mano corriendo con sus amigos destruyendo un centro comercial. A la chica que iba contra la corriente de lo que a comienzos del milenio marcaba la tendencia de la música pop en el mundo, se convirtió en la nueva princesa ‘anti-Britney’.

Con tan solo 17 años, Lavigne logró que ‘Complicated’ le diera la vuelta al mundo como el himno de los adolescentes. Cada sencillo que lanzaba daba que hablar y sonaba en todas las emisoras. Los jóvenes empezaron a aprender ‘skate’, a usar muñequeras y a peinarse con el pelo de medio lado. Era la nueva voz rebelde de una generación que estaba marcada por Britney Spears y su ‘Oops! I did it again’, su estilo sexualizado y de chica popular.

A lo largo de casi dos décadas, sus ventas globales han eclipsado 40 millones de copias de sus álbumes, con cinco álbumes que se suman al ‘top’ 5 del Billboard ‘top’ 200 y dos al número 1. Entre los innumerables reconocimientos, obtuvo ocho nominaciones a los premios Grammy y se llevó a casa ocho premios Juno.

Ella se destacó como “una de las artistas más vendidas de la era Soundscan, lanzando álbumes en los Estados Unidos” y “la tercera artista canadiense más vendida de todos los tiempos”. Billboard la colocó en el ‘top’ 10 de sus Mejores de la década de 2000. Lavigne también estableció el Récord Mundial Guinness como la artista solista femenina más joven en encabezar el ‘ranking’ del Reino Unido e hizo historia con ‘Girlfriend’, que se convirtió en el primer video musical en alcanzar 100 millones de visitas en YouTube.

Sin embargo, pasaron los años y esa imagen de la chica rebelde empezó a diluirse. Después de su álbum ‘Under my skin’ (2004), no volvió a salir con nada nuevo sino hasta el año 2007, con ‘The best damn thing’.

Fue ahí cuando su imagen empezó a caer, pues confundió a sus seguidores. Dejaron de ver a la chica rebelde con ‘skater’ y Convers y empezaron a ver más a una chica similar a Britney usando tacones y minifaldas. Aunque tuvo éxitos como ‘Girlfriend’ y ‘The best damn thing’, no logró recuperar el éxito que logró con ‘Complicated’. Fue tal el cambio de la artista que empezaron rumores de que Lavigne en realidad había muerto y que había sido reemplazada por otra artista similar.

En el año 2011 nuevamente lanzó otro álbum, ‘Googbye Lullaby’, que aunque parecía ser su gran regreso, las ventas fueron pocas y las críticas negativas muchas. Para ese momento su imagen original se había perdido por completo, inclusive trabajó con el productor Max Martin, el mismo de ‘Baby, One More Time’, de su antigua “contrincante” Britney Spears.

La última aparición de Lavigne fue su álbum ‘Avril Lavigne’ en el año 2013. Durante la gira de presentación de su disco en el 2014, la cantante publicó: “Me duele todo, estoy fatigada, no me puedo levantar de la puta cama. ¿Qué me pasa”, como una señal de lo que se veía venir.

Para ese momento, ya estaba infectada con la enfermedad de Lyme, la enfermedad infecciosa más común en Reino Unido, Europa y América del Norte y cuyos síntomas son parecidos a los de una gripa, pero que pueden resultar muy graves si no son tratados a tiempo. Según contó la cantante, fue mal diagnosticada, pues durante la gira le aseguraron que sufría de fatiga y depresión.

Los mitos que rodean a la cantante

Después de sus dos primeros discos, la cantante canadiense volvió a lanzar un nuevo disco en 2007. Sin embargo, para ese momento cambió su imagen, dejó de ser la niña punkera y se volvió más rosada. En ese momento, un portal web brasileño publicó un artículo en el que se aseguraba que la cantante “original” en realidad había fallecido y había sido reemplazada por una doble. Inclusive, compararon fisionómicamente a la cantante del 2004 y la del 2007. La historia se mantiene hasta hoy. Uno de los primeros ‘fake news’.

SIMÓN GRANJA MATIAS
Redacción Domingo
En Twitter: @simongrma

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.