‘Mando a los jóvenes a oír a Celia y la Aragón’

‘Mando a los jóvenes a oír a Celia y la Aragón’

Alfredo de la Fe llega al Festival de Jazz de Mompox por tercera vez. 

Alfredo de la Fe habla de su cariño por Celia Cruz y Tito Puente.

Alfredo de la Fe habla de su cariño por Celia Cruz y Tito Puente.

Foto:

Foto: Abel Cárdenas. EL TIEMPO

Por: Cultura
05 de septiembre 2019 , 09:45 p.m.

El violín que Alfredo de la Fe tiene en la foto que acompaña esta nota ya no es de su propiedad. El sábado pasado, en su presentación en Galería Café y Libro, de Bogotá, lo rifó. Fue pintado por el músico y tiene la figura de Obatalá, su padre en la tradición yoruba.

Su primer violín, cuenta, se lo regaló su papá cuando era muy pequeño. “Para mí fue un juguete, mi papá lo sacó de la basura y no tenía ni siquiera cuerdas. Luego, mi madrina de bautizo, Celia Cruz, me regaló las cuerdas y el arco, por eso yo siempre digo que el instrumento me escogió a mí”, cuenta De la Fe, que estará el 7 de septiembre en Mompox, en el Festival de Jazz de la población de Bolívar.

Mompox se ha convertido en una especie de hogar alterno para el cubano, que vive entre Bogotá y Estados Unidos. Es la tercera vez que participa en el encuentro musical y dice que le gusta mucho. “Es como vivir metido en un libro de García Márquez. Yo llego y me entro en las casas, hablo con la gente, converso con las personas que hacen filigrana”.

El intérprete de Quítate tú, Descarga Fania y Vámonos pa’l monte, entre otras canciones, es, además, el mejor amigo de los abuelos que viven en el hogar para adultos mayores de Mompox.

“Fui un día a que me curara un dedo malo, pues me dijeron que un señor rezaba la parte enferma que uno tuviera, y me curé de una. Por eso, siempre que viajo les regalo un concierto”, comenta.

En su presentación de mañana estará con la Orquesta Sinfónica de Bolívar. “Yo creo que va a ser muy bonito tener a mi lado 80 músicos clásicos, así como con tumbadora y bajo”, sigue.

De la Fe, además, habla de lo que le enseñaron sus maestros. “Celia, mi madrina, me bendijo, y ya he visitado 95 países con mi música. También me enseñó a ser puntual. Yo ni siquiera he borrado su número telefónico de mi celular, ahí sigue. Y Tito Puente siempre me decía que había que mirar los pies de los bailadores para saber si estaban a gusto”, afirma.

Recorriendo otros caminos, lejos de las drogas que lo tuvieron atrapado varios años, cuenta que la vida le ha dado la oportunidad de reinventarse y reivindicarse.

Ahora está dedicado a que los jóvenes se enamoren de la salsa con su proyecto Melao. “Estoy mezclando la salsa con sonidos electrónicos, poniéndole conga y clave. Cuando toco en sitios alternativos, los muchachos me preguntan qué es eso y yo les cuento de esta música, de su importancia. De paso, los mando a oír a Celia y a la orquesta Aragón”, dice.

Y les pide que bailen.

CULTURA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.