‘Yo marcho para construir un futuro con condiciones mucho más dignas’

‘Yo marcho para construir un futuro con condiciones mucho más dignas’

EL TIEMPO les abrió espacio a personas del común para que hablaran sobre las marchas del 21N.

Marchas estudiantiles

Las marchas del 21 de noviembre convocan a diversos sectores a lo largo de todo el país.

Foto:

Carlos Ortega / EL TIEMPO

Por: Tendencias EL TIEMPO
22 de noviembre 2019 , 07:13 a.m.

Andrés Camilo Rodríguez es un joven de 24 años que como cualquier otro tiene sueños y aspiraciones, uno de ellos y quizá, el más importante, el de construir un mejor país, en el que los jóvenes tengan acceso a la educación y oportunidades de trabajo dignas y en el que el Estado cumpla satisfactoriamente los derechos fundamentales de todas las personas sin distinción alguna.EL TIEMPO incluyó el punto de vista de esta persona del común con el objetivo de exponer las opiniones, a favor y en contra, de los ciudadanos sobre estas movilizaciones.

Cuando estaba en bachillerato este joven capitalino descubrió su pasión por las causas sociales y su interés por todos los temas relacionados con la comunidad. En ese momento, se dio cuenta de que quería estudiar una carrera que le permitiera ayudar a su gente, a esa parte de la población que muchas veces es estigmatizada por vivir en las zonas periféricas de Bogotá.

Empezó sus estudios de licenciatura en comunicación comunitaria y derechos humanos en la Universidad Pedagógica, pero el factor económico le impidió continuar porque al igual que otros jóvenes, desde pequeño ha tenido que rebuscarse la vida para poder ayudar a su familia y solventar sus propios gastos. Así las cosas, suspendió varios semestres hasta que definitivamente abandonó la carrera, porque no podía concentrarse en una sola tarea y las responsabilidades no daban espera.

Con mucho esfuerzo logró retomar su proceso académico, esta vez en la Universidad Santo Tomás. De hecho, tras ocho años de esfuerzo, por fin se encuentra terminando su licenciatura en filosofía. "Las condiciones para el acceso a la educación superior han sido difíciles, especialmente lograr tener un proceso académico estable, fundamentalmente por el tema económico", aseguró.

Andrés se mantiene firme porque considera que la educación es su mejor camino en la construcción del país que desea. Razón que también lo motiva a salir a las calles. No quiere más inequidad, no está de acuerdo con las políticas económicas de los últimos años que, según él, "le roban el futuro de las nuevas generaciones".

Yo sí marcho

Andrés Camilo Rodríguez tiene 24 años y estudia Licenciatura en Filosofía.

Foto:

Andrés Fernández

"Somos una generación que prácticamente no tiene futuro, entiéndase como futuro condiciones laborales, condiciones pensionales, condiciones educativas, para la salud, etc.", manifiesta este joven que ve nublado su destino y no precisamente porque no se esfuerce o no sepa qué hacer, sino porque considera que el "sistema" lo ha obligado a tener un proyecto de vida intermitente. 

Esa es su mayor motivación: lo mueve el deseo de se escuchen no solo sus necesidades, sino las de muchas personas que, como él, piden un cambio. "Creo que ahorita hay una característica particular a diferencia de las anteriores movilizaciones y es que se han sumado muchos sectores, las juntas de acción comunal, pequeñas ONG que se encuentran en las localidades e, inclusive, grupos organizados y no organizados que pelean por el tema de la educación en las localidades, por el tema de la salud, el transporte público, etc."

Sin ser directamente un líder, Andrés habla con autoridad porque desde los catorce años ha estado ligado a organizaciones barriales que luchan por los derechos de las comunidades más vulnerables. "No he estado muy vinculado al movimiento estudiantil, sin embargo hemos venido generando desde hace algunos años toda una expresión en torno al sur de Bogotá que hemos denominado la ‘Media luna del sur’ y allí nos encontramos organizaciones de toda índole, pero fundamentalmente bajo reivindicaciones territoriales, en temas ambientales, de derechos humanos, etc."

Andrés espera que más de 2.000 personas caminen desde el sur de la ciudad hasta la Plaza de Bolívar para "descentralizar estos ejercicios políticos que se generan constantemente en el centro de la ciudad". Dice que la movilización ha tomado tal acogida que muchas familias de Kennedy se han acercado a preguntarle cómo es la movilización y si pueden acompañarlo. 

Desde el sur de la capital del país, Andrés marchará por los derechos de las generaciones que vienen, por una calidad de vida digna, para un Gobierno que se preocupe por las necesidades fundamentales de la gente y por una Colombia que continúe por el sendero de la reconciliación.

TENDENCIAS EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.