Secciones
Síguenos en:
‘Sexting’ y ‘grooming’: qué son y por qué hay que tener cuidado
Sexting

La transmisión de estos contenidos se hace a través del celular, el correo electrónico o las redes sociales.

Foto:

iStock

‘Sexting’ y ‘grooming’: qué son y por qué hay que tener cuidado

FOTO:

iStock

Durante la pandemia, se han intensificado estas practicas, que ocurren en internet y redes sociales.

Durante la pandemia por la covid-19 prácticas como el ‘sexting’ y el ‘grooming’, a través de redes sociales, se han intensificado. Ante la falta de interacción presencial, millones de personas han optado por estas alternativas para relacionarse con otros.

El 'sexting', por ejemplo, es practicado por muchos menores de edad y adultos alrededor del mundo. De acuerdo con un estudio publicado en el año 2018 en la revista ‘Jama Pediatrics’, uno de cada cuatro jóvenes ha enviado las llamadas ‘nudes’ (desnudos) y realizado otras prácticas relacionadas con sexo en internet.

(Lea también: Hombre estaría usando Facebook para abusar de menores de edad). 

Sexting

El 'sexting' se define como “la autoproducción de textos, imágenes o videos digitales en los que aparecen menores o personas adultas, desnudos o semidesnudos".

Foto:

iStock

¿Qué son estos conceptos?

En el libro ‘Respeta mi sexualidad’, de Anna Plans, el 'sexting' se define como “la autoproducción de textos, imágenes o videos digitales en los que aparecen menores o personas adultas, desnudos o semidesnudos, o con contenidos explícitamente sexuales”.

La transmisión de estos contenidos, que pueden ser fotos y videos sexualizados que la persona realiza de sí mismo, se hace a través de varios medios tecnológicos, entre los que se encuentran el celular, el correo electrónico o las redes sociales.

Por otro lado, el 'grooming' se define como las conductas en la red “de adultos que buscan satisfacer sus deseos sexuales”. Esta práctica es muy peligrosa, pues se trata, principalmente, de hombres que, con identidades falsas, rastrean en internet a menores de edad que les resultan físicamente atractivos para ganar su confianza e involucrarlos en actividades sexuales.

“Una vez establecen contacto, les seducen hasta conseguir imágenes sexuales y así poder chantajearles (…) En algunos casos, se puede llegar a un encuentro físico”, dice la autora mencionada anteriormente.

(Le puede interesar: 'Me suplantaron en Facebook para contactar a menores de edad'). 

Grooming

El 'grooming' se define como las conductas en la red “de adultos que buscan satisfacer sus deseos sexuales”.

Foto:

iStock

¿Por qué hay que tener cuidado?

De acuerdo con Plans, el 'sexting' y el 'grooming' es muy común en la era tecnológica actual y, por tal razón, los padres de familia deben estar al tanto de las prácticas que sus hijos tienen en internet.

De acuerdo con el medio argentino ‘Clarín’, muchos de los contenidos de la plataforma de contenido para adultos Pornhub proceden del 'sexting' y se accede a ellos desde un buscador convencional.

Por otro lado, según ‘The New York Time’, esta página, que es la décima con más tráfico a nivel mundial, “monetiza violaciones a niños”.

Por eso, Plans cree que el tema de la comunicación sobre temas sexuales con los menores de edad es clave e invita a “hablar de este tema con los hijos a partir del momento en el que tienen acceso a un dispositivo, ya sea propio o ajeno”.

(Le puede interesar: Entró a página para adultos y terminó extorsionado desde una cárcel). 

La experta dice que los niños son muy vulnerables a lo que ven en Internet. Pueden sentir curiosidad o pueden ser susceptibles a imágenes y videos pornográficos que se encuentran en el buscador de Google.

“Sus cerebros son más vulnerables, porque están en formación y estas imágenes dejan una huella profunda. Sin olvidar que los menores aprenden por imitación: las posturas, las expresiones, las vestimentas que ven… Por eso, hay que empezar a hablar y a educar lo antes posible”, indica.

También recomienda enseñarle a los menores el concepto de la privacidad, no sobreexponerlos a las redes sociales, no permitirles tener acceso a contenidos que no son adecuados para su edad y educarlos acerca del abuso sexual.

“Explicarles que si un amigo le quiere mostrar pornografía, lo mejor es rechazar la propuesta con un: '¡No quiero verlo!'”, dice la autora.

(Siga leyendo: Una mujer difamó a un hombre diciendo que era un abusador sexual). 

Tendencias EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.