Cerrar
Cerrar
Productos para agrandar el pene: riesgos, efectividad y cómo funcionan
AUTOPLAY
Las tres preguntas que todos se hacen sobre el peneEl urólogo José Miguel Silva respondió las dudas más frecuentes sobre el miembro en 'Sexo en vivo', de la Unidad de Salud de EL TIEMPO.
Productos para agrandar el pene: riesgos, efectividad y cómo funcionan

iStock

Productos para agrandar el pene: riesgos, efectividad y cómo funcionan

Tras no sentirse bien con el tamaño del miembro, algunos acuden a varios métodos. ¿Realmente sirven?

El tamaño del pene resulta un tema de conversación para muchos hombres y mujeres, ya sea porque se piensa que un tamaño grande supuestamente se ve más estético o contribuye a la satisfacción sexual.

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, la longitud en promedio del miembro viril es de entre 12,95 y 13,97 centímetros, esto a partir de distintas investigaciones. Sin embargo, por el “sesgo de los voluntarios” en los estudios, aclaran que esa medida puede ser mucho inferior.

Cálculos similares hizo el urólogo José Miguel Silva, en una charla pasada con EL TIEMPO: “Desde la pared abdominal hasta el extremo distal del pene tiene que medir entre 12 y 15 centímetros, hasta 17 centímetros en algunos casos, pero depende de la raza, la estatura… Depende de elementos muy individuales”.

Eso sí, algunos no se sienten conformes y acuden a medicamentos o procedimientos quirúrgicos que les hicieron un sinfín de promesas. Pero, ¿realmente se puede aumentar el tamaño del pene?

¿Qué hay detrás de los productos para agrandar el pene?

Tenga en cuenta que, a partir de la literatura médica, no hay un consenso sobre la eficacia de estos productos o procedimientos. Se requieren más investigaciones, pero, como lo menciona el portal especializado de la Mayo Clinic -organización dedicada a la investigación en salud-, “los métodos que más se publicitan para el agrandamiento del pene no funcionan”.

Uno de los tantos procesos acude a un aparato extensor, el cual se le coloca en el miembro para traccionarlo. “Se informaron aumentos de la longitud de media pulgada a casi 2 pulgadas (1 a 3 centímetros aproximadamente) con estos dispositivos”, señala Mayo Clinic.

(Puede leer: Signos que indicaría que está entrando en trabajo de parto).

Los aparatos extensores resultan incómodos.

Foto:

iStock

Tenerlo puesto por unas seis horas al día resulta incómodo y hasta puede deformarlo. “El pene, como todos los tejidos, puede tener un efecto expansivo. Pero, ese uso para alargarlo tendría que ser un uso muy crónico o permanente. En términos prácticos, no tiene razón de ser”, destacó el urólogo Silva para este diario.

Además de los expansores, existen unas bombas peneanas que llevan sangre al pene y hacen que se vea grande porque se hinchó. Puede que la longitud sea de su agrado por unos minutos, solo que si lo usa con frecuencia, “puede dañar el tejido elástico del pene, lo cual producirá erecciones menos firmes”, según Mayo Clinic.

A la lista de métodos sin sustento se suman los ejercicios caseros, aquellos que usted hace por su cuenta, como el llamado ‘jelqing’. Este consiste en mover su mano de abajo hacia arriba para que a la cabeza del pene llegue más sangre.

“No está demostrado científicamente que tengan un efecto o gran impacto. En algunos casos, se puede lograr un aumento en estado de flacidez, pero no en estado de erección. El pene está rodeado por una piel que se llama túnica albugínea que tiene un límite, está determinada para cada hombre. Eso no se puede estirar”, sentenció el sexólogo Ezequiel López Peralta para un pódcast de EL TIEMPO.

López reiteró que dichos ejercicios, “por más que lo esté estirando determinadas horas al día”, no sirven. Al contrario, estaría afectando la forma o circulación de este.

(Además: Desarrollan 'pegamento celular' para reparar rápidamente tejidos y órganos).

Ejercicios caseros no tienen sustento científico.

Foto:

iStock

Y, ¿las cirugías para alargarlo?

A usted le puede dar la impresión de que tiene un pene más largo. Si usted está obeso o tiene grasa que le cubre, le quitan eso y se verá más largo

Entre los procedimientos están unos muy publicitados: cortar el ligamento suspensorio, retirar la grasa de la zona o inyectar grasa al pene.

Con el primero, al cortar el ligamento que une el pene con el hueso púbico, se puede ver grande “porque cuelga una parte mayor de este. Sin embargo, la longitud real del pene no cambia”, añade Mayo Clinic. En cambio, lo que se produce es una inestabilidad y unos riesgos cuando esté erecto, por lo cual las relaciones sexuales podrían traer dolor.

También le pueden retirar la grasa del hueso púbico, algo más sencillo sin efectos claros. “A usted le puede dar la impresión de que tiene un pene más largo. Si usted está obeso o tiene grasa que le cubre, le quitan eso y se verá más largo. Es como cuando usted baja de peso: se va a ver más narizón porque los cachetes ya no le están ayudando”, dijo el urólogo Silva en entrevista pasada con este medio.

Si le inyectan grasa para que se agrande, debe tener claro los efectos colaterales, pues la grasa “puede extenderse de manera despareja o ser reabsorbida por el organismo. Por esta razón, el pene puede curvarse, tener una forma despareja y una apariencia irregular”, argumenta Mayo Clinic.

(Le recomendamos: El asesino silencioso que se puede manifestar con un dolor de cuello).

Para expertos, es imposible alargar el pene.

Foto:

iStock

En síntesis, para el urólogo Silva, es mecánicamente y “quirúrgicamente imposible” alargarlo. Aunque haya métodos para que así parezca, tienden a deformarlo y provocarle heridas, tal vez, irreversibles.

Lo recomendable es que, si se siente incómodo con el tamaño, hable con su pareja. Además, manténgalo saludable, ya sea teniendo una buena alimentación y actividad física.

“El pene es un indicador de cómo están las arterias en el corazón. Las costumbres sanas son la mejor recomendación para cuidarlo”, sentenció el urólogo Silva.

También puede leer:

- ¿Qué le pasa a su cuerpo cuando deja de masturbarse?

- Procasturbación: los efectos del sexo durante el teletrabajo.

- Los fetiches y las preferencias sexuales más 'raras' de los famosos.

- Los secretos y los misterios de los 'sueños húmedos' u orgasmos mientras duerme.

SEBASTIÁN GARCÍA C.
Tendencias EL TIEMPO

Mis Portales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.