Ganadores de lotería que terminaron en la ruina por culpa del derroche
Galería
Ganadores de lotería que terminaron en la ruina

¿Quién no ha soñado alguna vez con ganarse la lotería y volverse millonario? Pues estas son algunas de las personas que han tenido esa suerte, pero por la mala administración de su dinero se quedaron sin nada en un abrir y cerrar de ojos.

Ganadores de lotería que terminaron en la ruin
Lotería de Florida

Hace un año, Karlee Harbst, de 27 años, recibió un millón de dólares tras ganar el Gold Rush Doubler, un juego de azar de Estados Unidos que consiste en raspar una tarjeta. Harbst, de Volusia, Florida, tenía antecedentes de arrestos por posesión de drogas, robo, desacato a la autoridad y conducir con una licencia vencida, pero este premio parecía una buena oportunidad para dejar el pasado atrás. Sin embargo, fue arrestada la semana pasada como resultado de una investigación que la acusa de hacer parte de una red de narcotráfico en su ciudad. 

Ganadores de lotería que terminaron en la ruina
Lotería de West Virginia

Andrew Jackson Whittake, del estado de Virginia (EE. UU.), ganó en el 2002 más de 314 millones de dólares de la Lotería de Powerball, el cual fue en ese momento el premio más grande ganado por una sola persona. Lastimosamente, cuatro años despúes, Andrew ya no tenía nada de este dinero. Fue robado en dos ocasiones tras andar con miles de dólares en su carro, demandado por rebotar cheques y malgastó gran parte de su dinero en casinos y clubes.

Ganadores de lotería que terminaron en la ruina
Archivo particular

En 2003, Callie Rogers, con 16 años, se convirtió en la persona más joven en ganar la Lotería del Reino Unido. Callie trabajaba como cajera de un supermercado cuando recibió 1,9 millones de libras. Luego de obtener el dinero renunció a su trabajo para empezar a gastar su fortuna, pero perdió el control. La joven se realizó varias cirugías estéticas, gastó montones de dinero en tatuajes, maquillaje, ropa, autos de gama alta, viajes, regalos, fiestas y cocaína. Cuando se quedó sin plata intentó suicidarse, según contó Callie a la revista 'Closer'.

Ganadores de lotería que terminaron en la ruina
THS Television

Billie Bob Harrell fue un hombre de Texas que acostumbraba comprar billetes de lotería con la esperanza de algún día ganársela, y ese día llegó. En junio de 1997, cuando Billie trabajaba como vendedor en una tienda de artículos para el hogar y era pastor en una iglesia pentecostal, ganó 31 millones de dólares. Lo primero que el hombre hizo cuando recibió el dinero fue adquirir una docena de viviendas, hacer grandes donativos y comprar lujosos autos para él, su esposa e hijos. La gente empezó a pedirle dinero prestado, a lo que él no era capaz de negarse. Esta situación causó que su esposa le pidiera el divorcio y se quedara con la custodia de sus hijos y la mitad de su fortuna. Al quedarse solo, se suicidó. 

Ganadores de lotería que terminaron en la ruina
Lotería Nacional de Reino Unido

En marzo de 1995, Lee Ryan cumplía una condena de 18 meses por robo de autos cuando ganó 6,5 millones de libras gracias a la Lotería del Reino Unido. Ryan estuvo 9 meses en la cárcel y cuando quedó en libertad empezó a derrochar su dinero. Compró un helicóptero, un avión privado, una mansión y varios autos de lujo, entre ellos un Ferrari, un Bentley un Porsche y un BMW. Además, perdió 2 millones de libras en inversiones y negocios fracasados. En 2010, Ryan se había divorciado y quedado sin fortuna. Tuvo que dormir durante dos años en las calles y ahora lleva una vida común y corriente. 

Ganadores de lotería que terminaron en la ruina
Archivo particular

Lara y Roger Griffiths, una pareja de Inglaterra, ganaron en octubre de 2005 un premio de 2,76 millones de dólares de la Lotería del Reino Unido. Ambos dejaron sus trabajos y empezaron a gastar el dinero en ropa de diseñadores famosos, carros, una lujosa casa y vacaciones extravagantes. En 2010, un incendió destruyó su casa. Lo que quedaba de plata tuvo que ser gastada en reparaciones y alojamiento de varios meses. Además de que su premio se acabó, quedaron con grandes deudas. El matrimonio también terminó.

Ganadores de lotería que terminaron en la ruina
Archivo particular

Michael Carroll tenía 19 años y trabaja como recogedor de basuras en 2002, cuando ganó 9 millones de libras con la Lotería del Reino Unido. Cuatro años después, Michael ya se había gastado todo su dinero en casas, drogas, fiestas, joyas y automóviles. Además, invirtió un millón de libras en su equipo de fútbol favorito, los Rangers. En 2010 volvió a pedir su antiguo trabajo y le aseguró a la BBC que no se arrepentía de la forma en que gastó su premio.

Ganadores de lotería que terminaron en la ruina
Lotería de Hamilton

En 2004, Sharon Tirabassi, una madre soltera de Ontario (EE. UU), ganó la lotería por más de 10 millones de dólares. En menos de 10 años, esta mujer ya había gastado su dinero en una mansión, autos de lujo, fiestas, ropa de diseñadores famosos, viajes extravagantes y préstamos a sus amigos. Afortunadamente, guardó parte de su dinero para sus hijos en un banco, el cual solo puede ser reclamado cuando ellos sean mayores de 26 años. Según contó ella misma en una entrevista a 'The Hamilton Spectator', ahora viaje en bus, vive en una casa alquilada y tiene un trabajo de tiempo completo. 

Ganadores de lotería que terminaron en la ruina
Lotería de Ontario

Daniel Carley ganó 5 millones de dólares gracias a la Lotería de Ontario en 2006, pero gastó rápidamente todo su dinero en fiestas, drogas, lujos y negocios fracasados. En 2009, cuando su fortuna se acabó, tuvo que vender lo que tenía para pagar grandes deudas, incluida su casa. En 2016 fue sentenciado a dos años y medio de cárcel por tráfico de drogas. Según confesó Daniel a las autoridades, se dedicó a esto para poder sostener su adicción a ellas.

Ganadores de lotería que terminaron en la ruina
Lotería de Nueva York

Lou Eisenberg, de Brooklyn (EE. UU.), se convirtió en millonario luego de ganar la Lotería de Nueva York en noviembre de 1981. El premio de 5 millones de dólares era el monto más grande que una lotería había ofrecido hasta el momento. Eisenberg perdió casi todo su dinero en apuestas y deudas. En 2001 ya no le quedaba nada de dinero y vivía en una casa rodante. 

Gente 25 de mayo de 2019 , 11:15 a.m.

Ganadores de lotería que terminaron en la ruina por culpa del derroche

De pobres a ricos y de ricos a pobres. Estas personas perdieron todo lo que una vez ganaron.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.